Blanqueo

El "lavado" de dinero mueve 500.000 millones de dólares en el mundo

Estos datos se presentaron en un seminario sobre el tema, que se realizó el jueves en Managua organizado por la Embajada de EEUU en Nicaragua y la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense, y dirigido a los líderes de los sectores económicos, políticos y sociales de este país, así como al cuerpo diplomático.

Según un resumen de las exposiciones de técnicos estadounidenses, del Departamento del Tesoro, aduanas y banca, dado a conocer este viernes por las fuentes "un tercio del lavado de dinero mundial es blanqueado en Estados Unidos, por "métodos cada día más sofisticados".

El "negocio más rentable del mundo" produce beneficios del 65 por ciento de esa masa monetaria, mientras el resto del dinero se hace pasar por "inversiones" legales, añadieron.

Pese a sus ganancias, la actividad también está clasificada como una de las más perseguidas y se la combate tanto como al contrabando y al tráfico internacional de armas, apuntan las fuentes.

El especialista del Departamento del Tesoro, Carlos Correa, dijo que Estados Unidos "vigila" a 15.000 bancos en su territorio, y una cantidad no precisada en otros países, especialmente de las naciones consideradas "paraísos fiscales", para detectar operaciones ilícitas.

Correa agregó que la vigilancia se extiende también a las aduanas y en particular a "algunas empresas", que se sospeche tengan nexos con el terrorismo o el "lavado" de dinero.

Declaró que la lucha contra el "lavado" de dinero en Estados Unidos se vio reforzada con la promulgación de la "Ley Patriótica", aprobada a raíz de los atentados del 11 de septiembre del 2001, que otorga un poder especial para investigar a una persona o empresa sospechosa.

En el cierre de la actividad, el encargado de negocios de Estados Unidos en Managua, Paul Saxton, dijo que "se debe entender que el lavado (de dinero) es una actividad criminal y que debemos eliminar".

Saxton indicó que EEUU ha destinado un fondo de 5.000 millones de dólares para apoyar a los países que luchan en contra de la corrupción y el "lavado" de dinero.

El diplomático estadounidense se congratuló porque el presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, "encamina sus pasos en la lucha contra la corrupción".

Instó a que en las leyes nicaragüenses no se dejen "agujeros" por medio de los cuales, "esos criminales puedan escapar".

Señaló que en Nicaragua las inversiones cayeron el año pasado (el último del gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán, titular de la Asamblea Nacional y acusado de supuestos actos de corrupción), "pero vemos signos de recuperación".

Resaltó que crear un mercado transparente y seguro "es vital para el desarrollo (de Nicaragua)" y advirtió que "no habrá inversión sin lucha frontal contra la corrupción".