Entrevista

'Estamos haciendo significativas concesiones sobre el acero'

El representante diplomático de EE UU ante los Quince, Rockwell Schnabel, rechaza las críticas al unilateralismo de su Gobierno y asegura que la Administración Bush está mostrando una alta sensibilidad a las reivindicaciones mundiales sobre el acero.

Pregunta. ¿No se lanza un mensaje contradictorio a los países en desarrollo con la aplicación de medidas proteccionistas?

Respuesta. EE UU ha eximido a los países en desarrollo de la aplicación de los aranceles al acero y dejó claro en Doha, junto a la UE, su voluntad política de abrir sus mercados a las exportaciones de los países más pobres. Eso no ha cambiado.

P. ¿Cabe el riesgo de una guerra comercial con la UE tras el enfrentamiento surgido por el acero?

R. Espero que no, ninguna de las partes lo quiere. Además el Gobierno ha dado pasos importantes para suavizar el impacto de esta medida. Va a replantear las situación de las tarifas en 18 meses y estudia numerosas excepciones a la aplicación de las mismas. Sólo queremos comprar algo de tiempo para acometer una reestructuración también necesaria a nivel mundial.

P. Pero EE UU carga el coste de su reestructuración sobre terceros países.

R. La Unión Europea llevó a cabo el ajuste de su industria gracias a cuantiosas ayudas públicas y nosotros no hemos optado por esa vía. Nuestro mercado no se ha cerrado y estamos dispuestos a llegar a un acuerdo para recortar la producción mundial de acero, incluida la estadounidense.

P. EE UU parece no aceptar la competencia cuando otros países le pueden hacer sombra. Lo digo también por el sistema Galileo...

R. Nosotros dijimos en su día que no había necesidad de duplicar un sistema que ya está en funcionamiento y que funciona bien, como es el GPS. Pero que si los Quince estaban decididos a impulsarlo ofrecíamos nuestra cooperación. Y en eso estamos trabajando.

P. ¿Y cómo se traducirá esa cooperación en el desarrollo del Galileo en el plano militar? ¿Como clientes de EE UU o como socios?

R. No vamos a decir a la UE cómo gastar su dinero pero sí le pedimos que no reinvente la rueda. Ahora bien, Europa debe plantearse que si quiere reforzar su posición militar y su capacidad de decisión en el seno de Alianza Atlántica deberá aumentar el dinero que destina actualmente a estos temas.

P. ¿Se ha diluido el apoyo incondicional que mostró la UE tras el 11-S?

R. Tras los ataques las relaciones se estrecharon mucho pero la cooperación en cuestiones de relevancia internacional es constante y casi diaria.

P. ¿Por qué se amenaza a Irak por incumplir las resoluciones de la ONU y no sucede lo mismo con Israel?

R. Sadam Hussein ha demostrado ser una amenaza para su pueblo y para el mundo. Con Osama Bin Laden se nos pidió que no prejuzgáramos su culpabilidad y luego sucedió el 11-S. Sadam deberá ser reemplazado de una forma u otra.