Hacienda

Los expertos piden que el nuevo IRPF incentive los sobresueldos de directivos

Los esfuerzos de las empresas por atraer y retener a los mejores han creado un complejo entramado de retribuciones cuyas implicaciones fiscales son confusas. Según los expertos en tributación, el Gobierno debe aprovechar la próxima reforma de este impuesto para incentivar y proteger pagos como el salario en especie, el régimen de los expatriados o los planes de opciones sobre acciones.

Atrasada y muy confusa. Estos son algunos de los calificativos que los fiscalistas dedican a la tributación que grava el salario a la carta. Un menú compuesto por coches, seguros o planes de opciones sobre acciones y que las empresas utilizan para atraer y retener a los ejecutivos. Según los expertos, la reforma del IRPF que prepara el Gobierno debe proteger estos sobresueldos porque, aunque afectan a los asalariados con más ingresos, crean valor en la empresa y diversos informes de la UE aconsejan impulsar.

Opciones. El incentivo estrella de las empresas está en España a años luz de otros países de nuestro entorno. Esta afirmación es compartida por muchos expertos para quienes es necesario no retrasar más su regulación. Según Salvador Espinosa de los Monteros, especialista en recursos humanos de Garrigues, Abogados y Asesores Tributarios, 'debería crearse, dentro del IRPF, un sistema propio que contemple sus peculiaridades y que acabe con la confusión actual'.

Para Sandra Fernández, del equipo jurídico de Datadiar.com, 'los planes de opciones ahora están muy castigados. Se declara una renta cuando se ejerce la opción de compra que, hasta un tope, puede reducirse un 30%. Pero esta reducción exige que no se trate de una renta periódica y recurrente, lo que es fuente de problemas y carece de sentido'.

Desde el ministerio de Hacienda, que encabeza Cristóbal Montoro, se ha anunciado que este sistema podría cambiarse por otro con tramos a tipos diferentes de gravamen. Pero no todos los expertos confían en que esto vaya a salir. Y es que tras este incentivo planea la sombra de los planes de opciones de Telefónica que en febrero de 2000 proporcionaron elevadísimas retribuciones a sus directivos y fue, para muchos, origen de su actual mal trato fiscal. Ante las dudas del futuro de este incentivo, en Ernst & Young ya se han puesto a trabajar para crear un sistema por el que se valore la opción de tal forma que sólo arroje una plusvalía.

Expatriados. La movilidad laboral es una de las prioridades en el seno de la UE. Y, según los expertos, en España los trabajadores están desmotivados hasta para desplazarse entre comunidades autónomas. Desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) proponen que, en el ámbito nacional, deje de computarse como renta para el empleado el uso de vivienda de la empresa en su destino temporal y que se reconozca la existencia de gastos por traslados constantes.

Para Bárbara Pardo de Santaya, asociada senior de Ernst & Young, es esencial que se solucionen los problemas de los criterios para fijar la residencia fiscal. 'Este es el gran caballo de batalla' y, aclara, 'en otros países se es residente desde que se llega hasta que se va, pero en España hay unas reglas que hacen que el régimen no sea nada favorable'.

Previsión. Todos los expertos coinciden en que tras la última reforma en la Ley de Acompañamiento, los planes de pensiones son el sistema de previsión mejor tratado. Pero como asignatura pendiente están los seguros. Para el REAF 'adolece de un defecto importante, su complejidad', por lo que aconsejan que el Gobierno haga un esfuerzo por simplificarlo.

Acciones. La entrega de acciones de la empresa gratis o a bajo precio es un pago en especie que no tributa hasta un importe de 3.005,06 euros. Para Espinosa, 'esta cantidad es obsoleta y debería elevarse como también debe desaparecer o reducir el plazo de cinco años durante el que deben conservarse las acciones para aplicar la exención'.

Otros pagos en especie. Para declarar en el IRPF los vales de comida, el coche o la vivienda de empresa deben valorarse en dinero. En ocasiones, parte de esta renta está exenta. Todos los expertos coinciden en que estas exenciones deben actualizarse, aunque, en general, el sistema funciona bien. Sandra Fernández va un poco más allá y cree que 'el Gobierno debe dar, de una vez por todas, un criterio claro y uniforme de valoración que evite conflictos con la inspección y debe suavizar alguna imputación porque genera rentas elevadas alejadas de la realidad'.