Petróleo

Royal Dutch/Shell compra su rival Enterprise Oil por 7.000 millones

La globalización del sector del petróleo ha dado un salto adelante con la opa amistosa formulada ayer por la petrolera angloholandesa Royal Dutch/Shell sobre su rival británica Enterprise Oil por 4.300 millones de libras (unos 7.000 millones de euros).

El acuerdo coincide con el anuncio ayer de un 'hallazgo importante' de petróleo en el Golfo de México por parte de Enterprise, la mayor compañía petrolífera independiente del país.

Shell comprará las reservas actuales de petróleo de Enterprise, estimadas en 1.500 millones de barriles, por cuatro dólares el barril. El gigante angloholandés pagará 725 peniques (11,82 euros) en efectivo por cada acción de Enterprise y se hará cargo de las deudas de Enterprise, unos 1.304 millones de euros.

La racionalización del sector del petróleo se ha acelerado en las últimas semanas con la absorción de Pennzoil-Quaker State, la primera empresa estadounidense de lubricantes, también por Shell por 2.119 millones de euros. Hace tres semanas Conoco y Phillips Petroleum anunciaron su fusión, creando la tercera compañía petrolífera de EE UU, valorada en 15.600 millones de dólares (17.784 millones de euros).

Pero el acuerdo parece contravenir la política del Gobierno británico, por lo que se desprende de las declaraciones hechas hace algunos días por Brian Wilson, secretario de Estado para la energía, contra la absorción de Enterprise por un rival extranjero. Wilson dijo que la desaparición de Enterprise como compañía independiente podría perjudicar la explotación de las reservas del Mar del Norte.

El Gobierno quiere maximizar su participación en la exploración y producción de dichas reservas para proteger los empleos de los trabajadores británicos del sector y reducir las importaciones de petróleo y gas. 'Enterprise representa una historia de éxito en el desarrollo del Mar del Norte en los últimos años', dijo Wilson. 'No se puede garantizar que los proyectos que interesan a Enterprise estén conformes con los intereses de algún gigante estatal'.

Enterprise confirmó el pasado mes de enero que había recibido y rechazado una oferta de alguna compañía extranjera, que fuentes del sector aseguran que provenía de la italiana Eni, interesada en el sector británico. Eni compró Lasmo, un antiguo rival de Enterprise, en julio de 2000. Se estima que Eni estaba dispuesta a ofrecer 4.400 millones de euros por Enterprise.

Shell espera conseguir un ahorro de costes de unos 342 millones de euros con la eliminación de 'actividades por duplicado'. El previsto recorte de empleos todavía no se ha concretado.

Enterprise Oil se creó en 1982 como filial de exploración y producción de British Gas, la empresa gasista que pertenecía al Estado, y posee 41 campos de producción de petróleo, la mayoría en el Mar del Norte. En 2001 ganó 1.880 millones de euros brutos.