Temporal

Canarias destina 601.000 euros para paliar los daños de la inundación

La comisión de gobierno del Cabildo de Gran Canaria, celebrada ayer, ha acordado aprobar una subvención de 601.000 euros (unos 100 millones de pesetas) para paliar los destrozos provocados por las inundaciones en Santa Cruz de Tenerife y La Laguna.

La presidenta del Cabildo de Gran Canaria, María Eugenia Márquez, indicó que la ayuda, que se aprobó por vía de urgencia, se enmarca dentro de 'las muestras de solidaridad expresadas por los grancanarios ante la catástrofe' acaecida el domingo en la isla de Tenerife. Las ayudas se destinarán al organismo encargado de coordinar las tareas de rehabilitación de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, según informaron a Efe fuentes de la corporación insular en un comunicado.

Ciudad paralizada

María Eugenia Márquez también indicó que, como presidenta de la Federación Canaria de Islas (Fecai), mantendrá una ronda de contactos con el resto de los presidentes de cabildos de las islas para intentar que también colaboren con ayudas destinadas a solventar los efectos de la catástrofe ocurrida en Tenerife.

La ciudad de Santa Cruz de Tenerife permaneció ayer paralizada 24 horas después de la peor inundación que se recuerda, que ha causado por el momento seis víctimas mortales, mientras dos personas siguen desaparecidas. Equipos de bomberos y de la policía local y miembros del ejército trabajan para devolver la normalidad a una ciudad que presentaba un panorama desolador, con calles anegadas de barro y piedras, la mayoría de los comercios cerrados y prácticamente sin actividad en todo el día.

Las Administraciones públicas mantienen su actividad al mínimo para evitar desplazamientos desde fuera de la ciudad y los colegios estuvieron cerrados y continuarán sin clases hoy. Al menos 40.000 usuarios continuaban ayer sin luz y la compañía Unelco anunció que la zona baja de la ciudad podría continuar sin suministro otras 72 horas. Además, las averías de la instalación eléctrica en numerosos edificios privados podría retrasar la llegada de la electricidad hasta una semana, según el presidente de Unelco, Ángel Ferrera.

El ministro de la Presidencia, Juan José Lucas, se trasladó a la ciudad para expresar la solidaridad del Gobierno central con las víctimas y para anunciar que el Consejo de Ministros aprobará ayudas excepcionales 'para una inundación excepcional'. Lucas se reunió con el presidente del Gobierno canario, Román Rodríguez; el alcalde de la ciudad, Miguel Zerolo, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior.