EE UU

Bush deja la puerta abierta para un posible ataque sobre Irak

El presidente de EE UU, George Bush, ha dejado la puerta abierta a una posible intervención en Irak para derrocar a su presidente, Sadam Hussein. En una rueda de prensa posterior a su encuentro con el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, Bush dijo que no hará públicos sus planes aunque su Administración estaba barajando varias opciones para acabar con el régimen del actual presidente de Irak, un país que forma con Irán y Corea del Norte 'el eje del terror', según describió en su reciente discurso sobre el estado de la Unión. 'Reservaré cualquier opción que tenga. Sadam Hussein debe entender que hablo en serio sobre la defensa de nuestro país', insistió el presidente de EE UU. Colin Powell aseguró el martes por la noche que no había planes de acción sobre Irán y Corea del Norte pero sí sobre Irak, aunque éstas no serían inminentes. Según Powell, el ataque directo no es la única opción barajada por la Casa Blanca.

Powell explicó que el cambio de Gobierno en Irak sería una buena noticia para la región entera y para los propios iraquíes.

Bush aprovechó ayer la primera visita de Musharraf a Washington para agradecerle su apoyo en la lucha contra el terrorismo y su incursión en Afganistán. El presidente de Pakistán, que busca apoyo militar y económico en EE UU, quiso tranquilizar ayer a su homólogo americano y dijo estar 'razonablemente seguro' de que el periodista de The Wall Street Journal Daniel Pearl, secuestrado desde el 23 de enero en Karachi, 'está vivo y será liberado en breve'.