epigrafe

La CE expedienta a 11 países por falta de datos sobre contaminación

La Comisión Europea abrió ayer un procedimiento de infracción contra España, Austria, Grecia, Finlandia, Dinamarca, Bélgica, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Suecia por incumplir los aspectos de la llamada Decisión 2000, que obliga a los países miembros a proporcionar los datos necesarios para controlar las emisiones medias específicas de dióxido de carbono (CO2) procedentes de los turismos nuevos en la Unión.

El plazo que tenían los países para comunicar los datos sobre emisiones de CO2 e informar a la Comisión sobre el proceso de aplicación de la Decisión 2000 concluyó el pasado 28 de febrero. Ninguno de los países a los que se le ha abierto el procedimiento de infracción informó al Ejecutivo comunitario antes de esa fecha límite de cómo piensan poner en marcha lo estipulado en dicha Decisión y, a excepción de Finlandia, ninguno ha designado una autoridad competente para centralizar la información.

Finlandia presentó los datos sobre emisiones de CO2 el pasado 1 de julio, mientras que Dinamarca e Italia los han facilitado más tarde. La comisaria europea de Medio Ambiente, Margot Wallström, declaró ayer, a la vista del procedimiento de infracción abierto, que espera que los Estados miembros "nos proporcionen los datos requeridos a la mayor brevedad posible".

Wallström recordó la importancia de estos controles en la estrategia de reducir la emisiones de CO2 en los vehículos de nueva matriculación para aumentar el ahorro de combustible.

España ha excedido en ocho puntos el margen de crecimiento de emisiones contaminantes, que el Protocolo de Kioto estableció en un 15%. La Comisión ha establecido un coste aproximado de 20 euros (3.328 pesetas) para mitigar cada tonelada de CO2. Sobre los datos de emisiones de 1997, el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas, Félix Hernández, calcula un coste para España de unos 770 millones de euros (128.117 millones de pesetas).