_
_
_
_
_

El Gobierno congela el plan de pensiones para funcionarios

El Ministerio de Administraciones Públicas no constituirá el plan de pensiones anunciado para los empleados públicos si los sindicatos no aceptan la totalidad de la oferta retributiva para los funcionarios en 2002. Las centrales ya han anunciado que no aceptan dicha oferta. Sin embargo, los Presupuestos recogen 10.500 millones de pesetas para este fondo, que no se constituirá sin respaldo sindical.

El Gobierno dijo ayer su última palabra en materia de salarios para los empleados públicos en el próximo ejercicio. El ministro de Administraciones Públicas, Jesús Posada, aseguró ayer que la oferta del Gobierno "es imposible de mejorar" teniendo en cuenta el agravamiento de la situación económica tras el 11-S.

Dicha oferta consiste en un incremento salarial del 2% más un 0,5% de retribución variable ligado al cumplimiento de objetivos macroeconómicos -un 0,4% ligado al equilibrio presupuestario, y un 0,1%, al cumplimiento del objetivo de inflación-, a lo que hay que añadir otro 0,5% de la masa salarial (10.500 millones de pesetas) como dotación inicial de un fondo de pensiones.

Pues bien, pese a que el Gobierno ya ha presupuestado una partida de 63 millones de euros (10.500 millones de pesetas) para provisionar el citado fondo de pensiones, ha planteado a los sindicatos que o aceptan la oferta retributiva en su conjunto o no constituirá el plan de pensiones.

En ese caso, que es el más previsible porque fuentes de CC OO y UGT confirmaron ayer mismo que no están dispuestos a aceptar la propuesta del Ejecutivo, los 63 millones de euros quedarán provisionados, pero no se ejecutarán en el Presupuesto.

La demanda retributiva de los sindicatos para los empleados públicos en el próximo ejercicio, ascendía a un 4%, compuesto por un 2% de incremento salarial, más un 0,5% para el fondo de pensiones y un 1,5% de retribución variable, pero consolidable en la nómina, algo que no ocurre en la propuesta de salario variable diseñada por el Gobierno.

Ante esta situación, el Gobierno sacará adelante su propuesta de subir un 2% los sueldos de los empleados públicos, más el 0,5% de retribución variable, y dejará en suspenso el plan de pensiones, al no contar con el apoyo sindical para ejecutarlo.

No obstante, fuentes sindicales admitieron que en enero o febrero, una vez escenificado el rechazo sindical a la oferta retributiva del Gobierno, "como el dinero del fondo de pensiones está ahí, quizás se negocie la constitución del plan".

Esta posibilidad fue ratificada por personas cercanas al Gobierno, que no cerraron la puerta a que a principios de año pudiera abrirse otro proceso de negociación para tratar de constituir el plan de pensiones.

En cualquier caso, a las palabras de ayer de Posada se unen el calendario y los hechos como indicios de que no habrá acuerdo retributivo, ya que el día 26 termina el plazo para presentar enmiendas en el Senado a la Ley de Presupuestos y Gobierno y sindicato no mantienen un foro formal de discusión sobre esta materia.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_