Aguas de Valencia gana el concurso de suministro local

El grupo Aguas de Valencia (AVSA) gestionará el servicio en la capital del Turia hasta 2052 al no haberse presentado más empresas al concurso, pese a que el negocio era de 300.000 millones de pesetas (1.803 millones de euros) en los próximos 50 años.

Ninguna compañía del sector del agua ha querido perder tiempo y dinero en la presentación de una oferta para optar a uno de los mayores contratos de agua de España, valorado en 300.000 millones a precio actual de tarifa.

La concesionaria desde el año 1904, Aguas de Valencia (AVSA), seguirá gestionando el servicio durante 50 años, a partir de marzo de 2002, aunque ahora a través de una empresa mixta en la que tendrá el 80%.

Las declaraciones de los responsables políticos del ayuntamiento, favorables a otorgar el contrato a AVSA si cumplía determinados requisitos de composición de capital, y las condiciones establecidas en el contrato ahuyentaron a cualquier posible competidor.

AVSA, participada por el grupo francés Bouygues, con el 38%, BSCH (21%), el naviero Vicente Boluda (13%) y Banco de Valencia (grupo Bancaja), con el 8,5%, desembolsará 42 millones de euros (6.988 millones de pesetas) para tomar el 80% de la nueva sociedad mixta, a la que el ayuntamiento cederá el uso de instalaciones como aportación no dineraria.

Pero AVSA ingresará inmediatamente de la empresa mixta 54,16 millones de euros (9.011 millones de pesetas) como indemnización por la parte de la red de abastecimiento que es de su propiedad. Es esta indemnización lo que ha supuesto una desventaja insalvable para los competidores de AVSA.

La empresa que preside Vicente Boluda gestionará la empresa mixta, cuyas inversiones en los 10 primeros años ascenderán a 98,9 millones de euros (16.457 millones de pesetas). AVSA percibirá el 80% de los dividendos y una retribución del 5% de los ingresos -con la facturación de 2000 serían 302 millones (1,82 millones de euros)- por la gestión. El contrato de Valencia ha perdido peso en el balance del grupo AVSA en los últimos años, pero todavía supone el 40% de sus beneficios.

El grupo valenciano, que ha diversificado su negocio hacia la prestación de otros servicios, aumentó su facturación un 9,6% en el primer semestre del año, hasta 5.903 millones de pesetas (35,48 millones de euros), con un beneficio neto de 559 millones (3,36 millones de euros), un 18,4% más. El pasado viernes fue nombrado consejero delegado de AVSA su director, Aurelio Hernández.