El Parlamento Europeo aprueba la creación de una orden de busca y captura

El pleno del Parlamento Europeo votó ayer a favor de un informe que solicita a los Estados miembros la supresión de los procedimientos formales de extradición, el reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales y la creación de una "orden europea de busca y captura".

Todos los europarlamentarios españoles, salvo el de EH, Koldo Gorostiaga, respaldaron el texto. El resultado de la votación, 466 a favor, 56 en contra y 41 abstenciones, supone un éxito sin precedentes en las instituciones comunitarias para el equipo parlamentario español, que desde el año pasado ha forzado las negociaciones para lograr el respaldo de la cámara para facilitar la labor del comisario de Justicia e Interior, Antonio Vitorino, de cara a la presentación de la propuesta legislativa que debe darse a conocer el próximo 26 de septiembre.

Según ha declarado el presidente del grupo español del PPE, Gerardo Galeote, esta orden del Parlamento Europeo a la Comisión y el Consejo es fruto del cumplimiento de "su responsabilidad". De llevarse a cabo las recomendaciones, permitirá elaborar una tipificación común en la UE del delito de terrorismo, adoptar el principio de reconocimiento mutuo de las resoluciones judiciales y sustituir los procedimientos formales de extradición por una "orden europea de busca y captura" para aquellos delitos como el terrorismo, la trata de seres humanos, los delitos contra los niños, el tráfico ilícito de drogas y de armas, la corrupción, el fraude y el crimen organizado.

El texto aprobado señala, en cuanto al diálogo, que si está fundado en el respeto mutuo y la no violencia, con el objetivo de defender la democracia, "es el mejor medio para resolver conflictos de carácter político, social y ecológico e impedir que estos conflictos sean utilizados como pretextos para cometer actos terroristas".

Por su parte, la responsable del Grupo Socialista en el PE, Rosa Díez, agradeció a Europa este gesto, que calificó como "acto de reparación histórica" frente a los españoles que "durante mucho tiempo hemos notado la soledad y la indiferencia de Europa". "Se salda una deuda de indiferencia", aseguró. Por su parte, el diputado demócrata liberal británico Graham Watson, autor de la recomendación, declaró que "hay quienes podrían considerar como extremas estas medidas. Yo creo que todas ellas se justifican para confrontar un tipo de crimen diseñado para destruir la democracia con base en el Estado de derecho".