Telefónica y Sonera ultiman la búsqueda de socios en Alemania

Acordar, dentro de las "dos o tres próximas semanas", quién será el socio para la construcción de la red del nuevo móvil (UMTS) en Alemania, presentar este socio al regulador y comenzar la construcción de la infraestructura a partir de agosto: éste es el plan que se ha propuesto Ernst Folgmann, consejero delegado del Grupo 3G, el consorcio formado por Telefónica Móviles y la finlandesa Sonera.

En una entrevista telefónica, Folgmann se congratuló de que el regulador alemán permitiera esta semana una amplia cooperación en el establecimiento de las redes: "Las propuestas que 3G presentó durante el proceso previo de consultas se han aceptado en gran parte", afirmó.

La decisión supone un enorme alivio para los operadores 3G, E-Plus (respaldada por KPN), Mobilcom (France Télécom) y Viag Intercom (British Telecom), que se enfrentan a los líderes del mercado en Alemania T-Mobile (Deutsche Telekom) y Mannesmann Mobilfunk (Vodafone). Folgmann confirmó las estimaciones de que el ahorro para 3G podría ser de 258.000 a 310.000 millones de pesetas (un 25% a 30% de la inversión total a 10 años o hasta un 40% del coste de la construcción de la red).

El martes, el regulador alemán, por una parte, confirmó que las operadoras podrán compartir los llamados "equipos pasivos", como son las torres de transmisión. "Nuestros cálculos originales preveían la construcción de 10.000 a 15.000 antenas en todo el país. Esta infraestructura se reduce ahora entre un 50% y un 70%", explicó Folgmann, quien prevé que todas y cada una de las seis operadoras que obtuvieron una licencia del nuevo móvil el año pasado compartirán este tipo de instalaciones.

"La medida decisiva", sin embargo, es otra: la autorización de compartir también "equipos activos", como son las estaciones base para emitir y recibir datos. Los costes de instalación de estos nodos -que podrán ser compartidos por dos, máximo tres operadoras- se reducirán hasta un 40%, según Folgmann, quien adelanta que el Grupo 3G tendrá estaciones exclusivas tan sólo en algunas áreas metropolitanas, como Berlín.

Contactos

El Grupo 3G "está en conversaciones con prácticamente todos" sus competidores para acordar "en dos o tres semanas" la correspondiente alianza. Aunque Folgmann no excluye un acuerdo con Deutsche Telekom, los socios predestinados parecen ser Mobilcom, Viag Interkom o E-Plus. Con esta última compañía, el Grupo 3G ya ha firmado un acuerdo de itinerancia (roaming) que le permitirá acceder al 98% de la población alemana a través del actual estándar GSM.

Basándose en esta última alianza, 3G pretende desembarcar en el mercado alemán antes de ofrecer el servicio UMTS, algo que está previsto para finales de 2002.

El lanzamiento previo de los servicios facilitados por la alianza con E-Plus podría retrasarse más allá de diciembre, pese a haberse anunciado en un principio para este año.

"Todavía estamos trabajando en los detalles del acuerdo con E-Plus y en los servicios que vamos a proveer". 3G asimismo pretende cambiar de nombre para ganar atractivo entre los futuros clientes.

Pese a ser la única de las seis operadoras alemanas de telefonía móvil que no cuenta ni con una red, ni con un grupo de clientes previo, 3G pretende alcanzar una cuota de mercado del 13% a partir de 2008, lo que le situaría por detrás de Deutsche Telekom y Vodafone.

La idea es que el consorcio arroje resultados positivos "a finales de 2006 o inicios de 2007", según Folgmann, parte de cuya estrategia comercial será ofrecer servicios de comunicación para las pymes alemanas.

 

El aporte tecnológico, clave para las alianzas

Una de las consideraciones que tendrán que tener en cuenta las operadoras alemanas a la hora de forjar sus alianzas serán los respectivos socios tecnológicos, que proveerán los equipos y dispositivos de la red. Dado que las empresas han sido autorizadas a compartir muchas instalaciones, es importante que también concuerden sus proveedores, cuyos equipos, al menos en la actualidad, en gran parte son incompatibles.

Tanto 3G como E-Plus hasta ahora proyectan trabajar con Lucent, la compañía estadounidense con la que el consorcio hispano-finlandés ha firmado un acuerdo de intenciones. E-Plus, sin embargo, se ha aliado al mismo tiempo con Nokia, empresa que también prestará sus servicios a Mobilcom. Por tanto, también sería posible un cierre de filas entre las operadoras apadrinadas por KPN (E-Plus) y France Télécom (Mobilcom).

Las cábalas, sin embargo, se complican si se tiene en cuenta que la poderosa T-Mobile, de Deutsche Telekom, se ha aliado con Nokia (aunque también con Siemens y Nortel).