La Bolsa baja un 1,24% en la jornada más agitada del año

La Bolsa española vivió ayer la jornada más agitada del año, con una desviación entre el máximo y el mínimo del día del 4,76%. La caída en picado de los precios de los valores tecnológicos que cotizan en el Nasdaq ha contagiado al resto de los mercados del mundo. El nacional, no obstante, aguanta, al menos por el momento, la fuerte presión.

Salvados por la campana. Nervios, miedo y tensión a flor de piel. La inestabilidad se ha instalado en las Bolsas en un movimiento importado, una vez más, de los mercados de acciones estadounidenses. La sesión de ayer amaneció cargada de esperanza tras la mejora del Nasdaq la víspera.

La alegría, sin embargo, duró muy poco al observar los inversores cómo el futuro de este mercado aven-turaba fuertes recortes 24 horas después. El signo cambió de manera radical y el Ibex pasó de ganar el 1% a perder más del 3% antes de la apertura del Nasdaq. Este mercado suavizó su recorrido a la baja en el periodo de coincidencia operativa (empeoró de manera ostensible al cierre de la jornada) y permitió que el Ibex cerrara con una pérdida de sólo el 1,24%, en línea con los mercados europeos.

Lentamente la Bolsa española pierde las ganancias de enero. Con el retroceso de ayer, la mejora anual queda en el 3,10%. Eso sí, es la única de Europa que mantiene signo positivo desde enero. Milán y París lideran las pérdidas, con el 13,89% y 13,68%, respectivamente. El mercado alemán retrocede en el año el 10%, y un 9,5% el inglés.

Los blue chips fueron ayer los que más pesaron en la tendencia negativa. BSCH cayó un 2,02%; Telefónica, un 1,15%; BBVA, un 1,44%; Repsol, el 1%, y Endesa, el 0,99%. Entre estos cinco valores aportaron 91,33 puntos de los 117,90 que perdió el principal índice del mercado nacional.

La fuerte agitación que se produjo de principio a fin del día determinó un aumento en el negocio, hasta los 2.156 millones de euros.

 

Los índices latinoamericanos se desinflan

Las últimas sacudidas en los mercados estadounidenses han removido las Bolsas latinoamericanas. De la mano del Nasdaq, los índices de la región han registrado pérdidas abultadas. Argentina ha cedido en la semana el 5,8%; México, el 7,3%, y Brasil, el 5,57%.

Con estos retrocesos, las ganancias que acumulaban en el año las Bolsas de la región, alentadas por la rebaja de tipos en EE UU nada más dar comienzo el ejercicio, se han desinflado. Buenos Aires gana el 7,8%, y México, el 2,9%. En el caso de São Paulo, la subida se ha esfumado.

Los analistas, de momento, no se muestran optimistas. "Hasta que la economía estadounidense no dé signos de mejoría, no hay posibilidad de que Latinoamérica viva una escalada sostenible", afirma Salomon Smith Barney. Todas las miradas apuntan ahora a posibles nuevos recortes de tipos por parte de la Reserva Federal.