El BBVA obtiene 43.500 millones al romper su alianza con Axa

El BBVA y Axa avanzan en la ruptura de su alianza. El banco vasco acaba de vender el 3,2% de Finaxa (sólo le queda el 1,4%), con unas plusvalías de 27.000 millones, mientras que Axa se ha deshecho del 0,34% del BBVA, lo que le ha aportado un beneficio de unos 22.000 millones. El BBVA ya vendió en febrero el 30% de Axa Aurora, con un beneficio de 16.500 millones.

El BBVA y Axa dieron el martes un nuevo paso hacia la ruptura de su alianza, suscrita en 1992 y ampliada en 1996 con el cruce de participaciones. El martes ambos grupos vendieron en Bolsa gran parte de los títulos que tenían cruzados. Así, el BBVA, que tenía el 4,6% de Finaxa, el holding que controla la aseguradora francesa, vendió 1,87 millones de títulos, con lo que su participación se reduce al 1,4%.

El BBVA adquirió este 4,6% en 1996 por 17.500 millones de pesetas. En la sesión de ayer estas acciones cerraron a 118,9 euros, por lo que el BBVA ha obtenido por la venta del 3,2% de Finaxa unas plusvalías de unos 27.000 millones de pesetas (162.273 euros). A esta cifra hay que sumar otros 16.500 millones de pesetas (99.167 euros) obtenidos en febrero por la venta del 30% que el banco poseía en el Grupo Axa Aurora. Esta operación fue acordada en diciembre, aunque se ha materializado hace un mes.

La aseguradora francesa, que tenía el 1,03% del BBVA, se ha deshecho de 10,9 millones de acciones del banco, títulos que cerraron el martes a 15,89 euros, y reduce su presencia al 0,7%. Como en el caso del BBVA, Axa adquirió el 1,6% del entonces BBV por 17.500 millones de pesetas. Tras esta venta el grupo francés ha logrado un beneficio de unos 22.000 millones.

Tras estas operaciones de ventas cruzadas, el único enlace entre Axa (único accionista europeo del BBVA) y el BBVA es Hilo Direct Seguros, creada en 1996 por ambos grupos para la venta directa de seguros de automóvil a través del teléfono e Internet en España. En diciembre, el BBVA adquirió un 21,4% adicional de Hilo Direct por 1.259 millones de pesetas, con lo que su participación es del 50%, la misma que detenta Axa. Ahora, la idea es vender seguros de automóvil de Hilo Direct a través de la red del BBVA.

La ruptura de la alianza entre Axa y BBVA se inició tras la fusión del BBV y Argentaria, ya que el nuevo BBVA decidió apostar por distribuir en su red sus propios productos, lo que supuso la ruptura de los acuerdos de venta con otras compañías. Axa llegó a un acuerdo en 1992 para crear con el BBV Axa Aurora y vender los productos de la aseguradora francesa en las sucursales de una de sus filiales, el Banco de Comercio, hoy absorbido por el BBVA ante su apuesta por la marca única.

Reorganización del negocio

El BBVA anunció en agosto, dentro del proceso de fusión, la reorganización de su área de seguros en tres unidades de negocio bajo el manto de BBVA Seguros (antes Euroseguros) y la puesta a su servicio y en exclusiva de sus 4.000 oficinas en España para la venta de sus seguros.

El BBVA ha optado por negociar acuerdos con las tres compañías con las que mantenía acuerdos (Axa, Plus Ultra -que vendía seguros en la red de Banca Catalana, también absorbida por el BBVA- y Royal Sun -que distribuía pólizas a través de Argentaria-).

Estos acuerdos de distribución se han cancelado anticipadamente tras el pago de una compensación (1.000 millones a Royal Sun y 200 a Plus Ultra).

En la junta de acciones del BBVA, celebrada el sábado, Emilio Ybarra, presidente del banco, ya se refirió a esta ruptura. Y afirmó que esta situación (el BBVA sólo distribuye productos propios) "ha potenciado enormemente nuestra capacidad de distribución en el mercado doméstico, lo que nos permite colocarnos como líderes en el mercado". El área de seguros del banco obtuvo en 2000 un beneficio atribuido de 110 millones de euros (18.302 millones de pesetas), un 30% más que en 1999. Las primas emitidas por las 32 compañías que la componen suman 3.800 millones de euros, un 65% más.

Ybarra también hizo referencia al plan de optimización de activos y recursos del banco, que pasa por desinversiones y racionalización de sociedades participadas. Una de las ideas que baraja el BBVA es sacar a Bolsa su grupo de seguros.

 

Monte dei Paschi quiere tentar al banco

El banco Monte dei Paschi di Siena, la sexta entidad financiera de Italia, quiere convencer al BBVA para acordar una alianza industrial conjunta con la Banca Nazionale del Lavoro (BNL) como paso a una mayor integración entre las tres entidades.

El Monte dei Paschi adquirió la semana pasada el 4,75% de BNL y tiene posibilidad de llegar hasta el 8,2%. Quiere formar un núcleo duro con el que es el socio de referencia de BNL, el BBVA, que tiene el 9,93% del capital.

"Sería oportuno firmar un pacto" con todos los accionistas importantes, ha declarado el presidente del Monte dei Paschi, Pierluigi Fabrizi, al diario económico Il sole 24 ore. Fabrizi quiere tentar al BBVA ofreciéndole "la oportunidad de una alianza rica en perspectivas", una "alianza estratégico-industrial".

El grupo español no se pronuncia por el momento. Ya ha expresado su deseo de crecer en Europa, pero en Italia tiene la limitación de la normativa que prohíbe a bancos extranjeros invertir más de un 10% en una entidad financiera.

El consejero delegado del BNL, Davide Croff, ha señalado que tener accionistas fuertes "está en el interés del banco". Estos temas se pondrán sobre la mesa del consejo de la entidad el próximo día 15.