Abertis Ampliar foto

El mercado espera que Atlantia mejore la opa sobre Abertis

La española eleva al 90,74% su participación Hispasat, un activo sobre el que el Gobierno español puede ejercer la 'acción de oro'

Los analistas consideran insuficiente los 16,5 euros por acción ofrecidos por la italiana

La italiana Atlantia ha formalizado la esperada oferta pública de adquisición (opa) sobre el 100% de Abertis. Su intención es amistosa y busca el acuerdo con el accionista de referencia del grupo español de concesiones, que es Criteria Caixa con el 22,3% del capital. Los analistas señalan que sin su visto bueno es difícil que la operación salga adelante. Pero, además, el control de Abertis sobre Hispasat, que acaba de reforzar al comprar a Eutelsat su 33,69% en la operadora de satélites (elevando así su participación del 57% al 90,7%), resalta el componente político de la operación. Y es que esta adquisición requiere el visto bueno del Gobierno español, que previamente ya tenía poder de veto sobre la oferta de Atlantia, dado que en virtud de la conocida como ‘acción de oro’ debe autorizar cualquier transmisión de la titularidad de Hispasat, que ofrece sus servicios a instituciones oficiales en España.

Ángel Pérez, analista de Renta 4, explica que al ser Hispasat un activo tan estratégico para España, y ser Abertis su socio mayoritario, “debe haber una aprobación por parte del Ejecutivo español”. Sin embargo, el experto no cree que este movimiento de Abertis llegue a tener implicaciones políticas sobre la opa porque era previsible y posiblemente ya estaba descontado. “No creo ni que dificulte ni que favorezca la operación porque la decisión de Abertis ya entraba en los planes de expansión del grupo”. Matiza que no se sabe hasta qué punto la española lo ha hecho para que se mejore la oferta, “pero si finalmente Atlantia culmina la opa, lo normal es que dé un plazo para encontrar un comprador para Hispasat. No es un problema para Atlantia”.

Abertis ha pagado 302 millones de euros, lo que implica valorar el 100% de Hispasat en 896,41 millones. “El precio pagado es muy atractivo por debajo de valoración y permite a Abertis seguir ganando tamaño con activos de alta calidad en los que tiene una amplia experiencia”, dice Pérez, que destaca que sí implica más valor para el accionista y redundará en mayores revalorizaciones en Bolsa.

Bankinter opina que “desde el punto de vista de negocio parece una buena decisión por parte de Abertis”, ya que el precio permite deducir que Hispasat “es un activo altamente rentable a nivel operativo” considerando el retorno estimado de 300 millones de euros en términos de ebitda. La entidad no entra a valorar el desenlace de las posibles implicaciones políticas.

Mientras tanto, Abertis se lo toma con calma en Bolsa. Las acciones apenas se han movido desde el anuncio de la opa el lunes a 16,5 euros por título. Registran una caída del 0,5% hasta el entorno de los 16,37 euros. “Síntoma de que el precio ofrecido ha dejado frío al mercado”, afirma Bankinter.

A la hora de valorar la operación, el precio se sitúa en el centro de las miradas. Atlantia ofrece prácticamente lo mismo que valen los títulos de Abertis en Bolsa, si bien supone un prima del 20% respecto a la media de la cotización de los últimos seis meses. “Si tenemos en cuenta el precio objetivo que se otorga al valor, que es de 15,05 euros en el caso del consenso de FactSet, pensamos que el precio por la compañía estaría en un rango razonable para los accionistas de la entidad, tal vez algo por debajo de lo que se esperaba por algunos expertos. Cuando la operación se empezó a conocer en el mercado, algunas casas consideraron que el precio que podría ofrecerse rondaría los 18 euros por acción”, señala Victoria Torre, de SelfBank, que apunta que “la presencia de algunos grandes fondos en el capital de Abertis, como BlackRock o Lazard, podría ser un instrumento de presión en el precio”.

Un informe del departamento de análisis de Santander considera que el precio ofrecido es razonable y apunta a que el valor de Abertis no debe superar los 16 euros por acción. Una opinión que argumenta con la valoración de la AP7 y la autocartera de la compañía que alcanza el 8,253% de su capital. 

La contraprestación podrá consistir en efectivo y/o acciones especiales de Atlantia, aunque limitado al 23,2% del total aceptado. La opa está condicionada a la aceptación de al menos el 50% más uno y que la alternativa de pago en acciones tenga un mínimo de aceptación del 10,2% del total.

Los expertos también ponen el foco en si las sinergias que generaría la unión de las dos compañías podrían incrementar el valor de la inversión. La integración de Atlantia y Abertis daría como resultado un gigante del sector con más de 14.000 kilómetros de autopistas a nivel mundial y unos ingresos anuales por encima de los 10.000 millones de euros. Hay quien considera que habrá sinergias positivas en autopistas en aquellos países en los que hay infraestructuras compartidas, como es el caso de Chile y Brasil, pero tal vez no tantas en el resto. “En estos casos, la operación permitiría reducir costes. En el caso de Atlantia, conseguiría una mayor diversificación geográfica”, dice Torre, que insiste en que por todo lo anterior “no se puede descartar que no haya presión para que se eleve el precio de la oferta”.

En Renta 4 se inclinan por la posibilidad de que Atlantia mejore la oferta, “por tratarse de una oferta sin prima sobre la cotización actual y que no presenta un lock up (liquidez de las acciones) hasta febrero de 2019 en el caso de elegir acciones”. Así, de momento aconsejan mantener el valor y rechazar la oferta a la espera de una contraoferta superior. “El día del anuncio Abertis cedió un 0,6% en Bolsa, mientras que Atlantia subía más de un 2,5%, esto nos hace pensar que la concesionaria italiana está pagando precios muy atractivos”, asevera la firma, que añade que “en el caso de que se mejore la oferta por encima de 17 euros acudiríamos mediante pago en efectivo”.

Desde Bankinter también recomiendan no acudir a la oferta, al menos de momento. “Para que la oferta resultase atractiva y pudiéramos recomendar claramente aceptarla debería situarse en el entorno de 18,05 euros”, señala en un informe, donde argumenta además que “la prima de control tiene un valor que no parece adecuadamente reconocido en esta oferta”. Por otro lado, sostiene que la opa no es de exclusion y, en el peor de los escenarios (una alta aceptación), el actual accionista de Abertis retendría unas acciones que, según sus estimaciones, le reportarían una rentabilidad por dividendo del 5% en 2017 y del 5,6% en 2018. “En el actual contexto de tipos no parece sencillo encontrar activos que ofrezcan esta rentabilidad”.

Asimismo, los analistas de Bankinter opinan que “no es improbable” que si el grado de aceptación no es elevado Atlantia se viera forzada a mejorar su oferta. A los inversores que decidan acudir a la opa, la entidad aconseja optar por el 100% del efectivo.

Las claves

Decisión de CaixaBank. Criteria es clave a la hora de aceptar la oferta y su forma de pago. “Una oferta tan ajustada a valoración, y el hecho de salir de un activo con cierto control en la toma de decisiones para entrar en uno en el que tendría que lidiar con otros accionistas de referencia, le llevará a rechazar la oferta”, opina Renta 4. Y Carax-AlphaValue cree que estaría buscando llegar a niveles de 17 euros por acción.

El papel de Cellnex. Abertis venderá parte de su participación en Cellnex para quedar por debajo del umbral del 30% y evitar una opa sobrevenida, comentan en Carax-AlphaValue, donde creen que la operación propuesta por Atlantia “tiene sentido desde el punto de vista estratégico”. En una simulación de 80/20 en efectivo y acciones y 100 millones en sinergias, la operación sería relutiva en un 24,4% a nivel BPA para 2018, apuntan.

Cotización por separado. La intención de Atlantia es que las acciones de Abertis continúen contizando por separado, por lo que no prevé ejercitar su derecho de compra forzosa aunque se den las condiciones requeridas para ello. Según Victoria Torre, de SelfBank, “resultaría una compañía con menos free float, con los inconvenientes que pueden derivar de esta circunstancia”.

Normas
Entra en EL PAÍS