pensiones
Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social.

Empleo abre el debate sobre cobrar la jubilación y la viudedad a la vez en el futuro

Burgos dice que ahora hay 1,1 millones de beneficiarios de dos pensiones públicas

Cualquier reforma que afectara a la viuedad sería solo para futuras pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha abierto hoy el debate de si en un futuro debería permitirse la compatibilidad del cobro de más de una pensión pública, como ocurre ahora en todos los casos, independientemente de las rentas o circunstancias de los beneficiarios.

Esto es, al menos, lo que se deduce de unas palabras de Burgos dichas durante su comparecencia en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Senado. Según ha precisado, en la actualidad existen 1,1 millones de pensionistas en España que cobran más de una pensión pública, una situación a la que, según ha dicho, "el sistema también tiene que prestar atención”.

Este 1,1 millones de perceptores recibe dos pensiones (contributivas y asistenciales). Y de estos, unos 900.000 cobra dos prestaciones sólo contributivas. El 72% son beneficiarios de jubilación y viudedad y el 21% restante, viudedad e incapacidad. Todas estas pensiones son compatibles con el único límite de que la suma de ambas no puede superar la cuantía de la pensión máxima que fije la ley cada año.

No obstante, Burgos no ha citado expresamente la posibilidad de reformar la pensión de viudedad que es donde, según todos los expertos, se debería enmarcar la incompatibilidad de algunas pensiones. De hecho, en algunos países europeos, las pensiones de supervivencia son incompatibles con cierto nivel de rentas o patrimonios. Y tampoco son vitalicias como en España.

No obstante, de momento, el planteamiento más generalizado por parte de expertos y representantes políticos respecto a la pensión de viudedad es financiar de forma progresiva los 24.000 millones de euros que cuestan anualmente con ingresos procedentes de impuestos y no de cotizaciones.

Sanear el sistema

En cualquier caso, el secretario de Estado ha hecho esta referencia a la compatibilidad de las futuras pensiones en el contexto de las distintas posibilidades que existen para sanear las cuentas de la Seguridad Social. Según ha dicho, para superar el déficit del sistema, lo primero es recuperar el nivel de afiliación (hasta ahora se ha recuperado el 60% del empleo destruido en la crisis) y dar cobertura a las 600.000 nuevas pensiones que se han ido generando en los últimos años y cuyo importe es, de media, “más alto” que las pensiones que salen del sistema.

En concreto, el secretario de Estado ha puesto de relieve que la pensión media entre mayo de 2016 y mayo de 2017 ha crecido casi un 2%. Además, ha apuntado que la pensión media total del sistema entre 2007 y 2016 ha aumentado un 16,5% real y un 36% nominal.

“El aumento de la pensión media es de casi diez veces el incremento del PIB”, ha afirmado Burgos, tras insistir en que este crecimiento habla “del esfuerzo enorme que supone mantener el sistema de pensiones y de la necesidad de que los recursos crezcan para que se dé satisfacción a las demandas de los ciudadanos”.

Recaudación histórica

Burgos ha recalcado que espera que se registre una recaudación de ingresos histórica gracias a la generación de empleo. De hecho, ha señalado que se van a superar los ingresos de recaudación registrados en 2008 y que el dato estará por encima del 6%.

Concretamente, las cuotas procedentes de la Seguridad Social crecerán el 6,68% sobre la previsión de liquidación de 2016. A esto contribuirá el mayor nivel de empleo, que aportará más de 2,5 puntos de aumento, las bases de cotización de ocupados con otros 1,5 puntos, la elevación de la base máxima en un 8% y de la mínima en un 3%, y la conversión de reducciones en bonificaciones, con una contribución del 1,8%.

Asimismo, ha remarcado que el aumento de los ingresos por cotizaciones gracias a una “senda sostenida de crecimiento y creación de empleo”, de forma que pasarán a representar el 76,3% del sistema, desde el 74,73% desde la previsión de liquidación de 2016.

Burgos ha destacado que siempre que los ingresos superen a los gastos, el sistema podría asumir “perfectamente” incrementos del gasto previstos superiores al 3%.

Si bien, ahora, para el secretario de Estado, es necesario buscar un encaje presupuestario para la pérdida de ingresos. Además, ha dejado claro que las verdaderas intenciones del Gobierno con el sistema son “defenderlo, mejorarlo, protegerlo, dotarlo de estabilidad financiera y dejárselo a las generaciones futuras en las mismas condiciones”.

“El sistema está en perfectas condiciones para superar este bache, tal y como lo hace la economía española y España en general”, ha añadido Burgos.

Además, Burgos le ha transmitido al portavoz del grupo socialista, Francisco Martínez Oñate, que cualquier otra alternativa al uso del Fondo de Reserva para pagar las pensiones hubiese sido “más costosa, menos práctica y menos eficiente”. En esta línea, ha dejado claro que ningún grupo parlamentario ha sido capaz de poner sobre la mesa ninguna alternativa a la disposición de la hucha de las pensiones.

 

Normas
Entra en EL PAÍS