Tecnología
Nolan Bushnell, fundador de Atari, en la edición de 2016 del South Summit.
Nolan Bushnell, fundador de Atari, en la edición de 2016 del South Summit.

Cabify prepara la introducción del coche autónomo en tres años

El vehículo sin conductor y big data, principales retos de la movilidad urbana

El uso del big data para prever enfermedades y la llegada del coche autónomo a la movilidad urbana son dos de los principales caminos que deberán seguir las startups del futuro. Así se desprende de la segunda jornada del South Summit –la mayor feria de emprendimiento digital en el sur de Europa– que tuvo lugar ayer en Madrid. En concreto, el fundador de Cabify, Juan de Antonio, aseguró que los cálculos de la compañía de coches con conductor estiman introducir los primeros coches autónomos en tres años.

Junto a la incorporación de los primeros automóviles sin conductor, el aprovechamiento del big data para mejorar la experiencia de usuario es otro de los retos que De Antonio apuntó a que en el futuro la empresa sea “aún más fuerte”. “Si lo están haciendo Google y Apple, no pueden estar equivocados”, aseguró Oskar Miel, manager del fondo de Venture Capital Rakuten, que lideró en abril la última ronda de financiación de la empresa de transporte urbano.

Si hace dos años De Antonio llegó al South Summit con una incipiente Cabify debajo del brazo y llegó a ser finalista de su concurso de startup, ayer señaló el camino a los jóvenes emprendedores digitales y presumió de su crecimiento en el último año: ha pasado de 100 empleados en enero a 750 y de aumentar de 7 a 26 el número de ciudades en las que está presente. Y es que la compañía cumplió precisamente ayer su quinto aniversario, con una valoración de 290 millones de euros. El éxito de Cabify responde, según explicó su consejero delegado, a que una nueva generación, los millenials, están invirtiendo cada vez menos dinero en comprar un vehículo propio y que, el resto de generaciones, “están aprendiendo de ellos”.

Una de las compañías que antes supo aprovechar la oportunidad de las nuevas tendencias de movilidad fue Blablacar. Su fundador, Frédéric Mazzella, aseguró en esta misma feria que el secreto de su compañía para haber alcanzado un crecimiento de 1,5 millones de nuevos usuarios al mes y estar presente en 22 países es combinar dos tendencias pujantes en internet: las webs de búsquedas de viajes y las redes sociales. Apuntó, además, a la construcción de un clima de confianza con el usuario como otra de las claves. En este sentido, Robin Chase, pionera en el negocio del carsharing con la plataforma Zipcar, aventuró que el futuro de la economía colaborativa está ligado a que el consumidor se reconozca como un miembro más de la compañía.

El otro sector destacado como oportunidad para startups en esta feria de emprendimiento es el sanitario. Ante el aumento de la esperanza de vida, son múltiples las iniciativas que buscan facilitar la vida de los enfermos. “El 30% de los pacientes en EE UU tiene enfermedades crónicas”, aseguró Mir Imrdm, presidente de Rani Therapeutics, que apuesta por la innovación en la medicina.

En todo el mundo hay más de 400 millones de personas diagnosticadas con diabetes que, gracias a la tecnología, pueden controlar su enfermedad. La app Social Diabetes es capaz de llevar un registro de comidas, recomendar dosis de insulina y controlar los niveles de glucosa e, incluso, predecir si el paciente va a sufrir una hipoglucemia (un bajón de azúcar) con análisis de datos. “La empresa la montamos un amigo, Víctor Bautista, al que le diagnosticaron diabetes hace cinco años, y yo. Nos conocimos en el instituto, donde él era el hacker, el referente en desarrollo, y yo empezaba mi carrera de gestión”, relata María Jesús Salido, consejera delegada de la startup, a Cinco Días. Al basarse en la experiencia personal, logró una gran aceptación del público. La valoración en la tienda de Google es de 4,4 sobre 5 y cuenta con más de 100.000 descargas. Su objetivo es lograr cinco millones en cuatro años. Para ello, Social Diabetes ha entrado en una fase de expansión y prepara una ronda de financiación y trabaja en proyectos con el servicio público de salud del Reino Unido (el NHS) y con el hospital catalán Sant Joan de Déu, además del despliegue de la integración de los medidores de glucosa Menarini.

El fundador de Atari: “Rechacé a Steve Jobs”

“Me he equivocado muchas veces. Pude invertir en Apple y no lo hice. Rechacé a Steve Jobs”, se sinceró Nolan Bushnell. El fundador de Atari fue el encargado de inaugurar el segundo día del South Summit ante un abarratado y entusiasmado auditorio. Bushnell hizo un apasionado discurso en el que alentó a los jóvenes emprendedores españoles a arriesgarse y creer en sus ideas: “El futuro es vuestro. El próximo Atari, Google o Apple puede estar en vuestro garaje”. Bushnell criticó que, a menudo, los emprendedores esperar a que un producto sea perfecto antes de lanzarlo al mercado: “No esperéis a que sea perfecto. He visto muchas compañías caer porque buscaban la perfección”.

El consejero delegado de Atari cree que es el momento idóneo para emprender ya que internet ha democratizado el mercado, al hacerlo más sencillo y más barato. “Puedes crear una empresa desde cualquier parte del mundo”, afirmó. Latinoamérica, México o California son mercados que suponen una oportunidad para las startups españolas al compartir idioma, según Bushnell. “Una de las grandes empresas a nivel mundial de los próximos cinco años será española”, vaticinó.

Normas
Entra en EL PAÍS