_
_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La SEC no puede convertir el bitcoin en oro

La aprobación de los ETF de la criptomoneda no cambia la naturaleza de este activo, cuya alta volatilidad seguirá atrayendo principalmente a inversores que buscan la especulación

A representation of the Bitcoin cryptocurrency is being displayed in Brussels, Belgium, on December 6, 2023. (Photo by Jonathan Raa/NurPhoto via Getty Images)
A representation of the Bitcoin cryptocurrency is being displayed in Brussels, Belgium, on December 6, 2023. (Photo by Jonathan Raa/NurPhoto via Getty Images)NurPhoto (NurPhoto via Getty Images)

El pinchazo que ha experimentado el precio del bitcoin tras la decisión de la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC) de aprobar 11 fondos cotizados (ETF) de este criptoactivo puede parecer una sorpresa o una contradicción, pero no deja de ser un ejemplo más de los límites que tiene cualquier autorización, ya sea administrativa o regulatoria. La criptomoneda, que cayó un 9% en los diez días posteriores a la decisión de la SEC y lucha por sacar la cabeza por encima de los 40.000 dólares, comenzó el año 2024 con una revalorización del 160% a sus espaldas, tras cerrar un 2023 en el que volvió a situarse entre los activos más valiosos. Buena parte de ese rally, que llevó el precio hasta los 47.000 dólares, se alimentó de las expectativas sobre la decisión de la SEC, hasta el punto de que algunos análisis aventuraban que la aprobación de los fondos cotizados de bitcoin lograría que el precio del activo se quintuplicase en menos de 12 meses.

A priori, todo parecía apuntar a una relación causa-efecto entre la aprobación del regulador de los mercados y la revalorización del activo, más aún cuando gestoras del peso de BlacRock decidían también lanzarse al ruedo. Para los inversores reacios a invertir en un activo tan volátil, la perspectiva de hacerlo a través de un fondo cotizado podía eliminar una barrera psicológica importante, reducir los temores y facilitar la decisión. Sin embargo, el hecho de que la SEC haya dado luz verde a los fondos cotizados de bitcoin no cambia la naturaleza de este criptoactivo, cuya alta volatilidad seguirá atrayendo principalmente a inversores que buscan la especulación, al tiempo que dificulta cualquier posibilidad de mantener el poder adquisitivo con cierta estabilidad temporal, que suele ser el objetivo del inversor común. A ello hay que sumar su escasa utilidad como cobertura contra otros activos y el hecho de que no cuente con una historia y una tradición capaz de generar confianza, como ocurre con el oro.

A día de hoy, la utilidad del bitcoin como moneda es muy limitada y su reputación como activo de inversión se ha visto oscurecida por escándalos y fraudes diversos. Pese a ello, El pinchazo de su cotización tras la decisión de la SEC no se explica por los temores de los minoristas, sino más bien por la ausencia de los institucionales.

Al igual que sucedió con las expectativas de la SEC, hay voces que auguran que hay que esperar a la normativa europea MiCA. Pero a día de hoy, lo único que parece claro es que ningún regulador puede convertir el bitcoin en oro, por ejemplo, y que la volatilidad de la criptomoneda seguirá condicionando al inversor.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_