_
_
_
_
_
Las claves
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Una cita en enero, y el aumento del gasto militar del Gobierno de UP

El calendario electoral y el del final del paquete anticrisis podrían coincidir a primeros de año

Trabajadoras de la junta electoral y representantes de partidos políticos inician el recuento de votos emitidos por los residentes en el extranjero para las elecciones generales del 23J en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, el 27 de julio pasado.
Trabajadoras de la junta electoral y representantes de partidos políticos inician el recuento de votos emitidos por los residentes en el extranjero para las elecciones generales del 23J en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, el 27 de julio pasado.MIQUEL A. BORRÀS (EFE)

La reducción de la ratio de deuda soberana respecto al PIB de los países europeos se está basando, casi únicamente, en que la inflación eleva los ingresos nominales, pero no afecta al principal de la deuda. El gasto público, de hecho, no ha dejado de incluir partidas extra, como los paquetes por la crisis energética, que tanto ha criticado el FMI por ser demasiado generalistas y no centrarse en los grupos más vulnerables. Para el año que viene, de hecho, el organismo multilateral reclama a España que elimine las ayudas, para poder cumplir el objetivo de déficit para 2024, el 3%.

El Gobierno en funciones debe enviar sus planes esta semana a la Comisión Europea, mientras se desarrollan las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez. De fracasar estas, habría nuevas elecciones el 14 de enero, justo después del posible final de las medidas anticrisis. Los ciudadanos, en todo caso, no notarían demasiado el cambio hasta después de los comicios, cuando les llegaran las facturas de la luz y el gas, o tuvieran que sacarse el abono transporte, por ejemplo.

La popularidad de Birkenstock contrasta con los resultados de su socio LVMH

Dicen los especialistas en lujo que ahora lo que se busca son experiencias exclusivas, más que llevar prendas o usar perfumes de marcas inalcanzables para el común de los mortales. Quizá por eso LVMH haya obtenido unos resultados decepcionantes en el tercer trimestre, que le hicieron caer ayer un 6% en Bolsa.

Mientras, los consumidores, incluso los ricos y famosos, se decantan cada vez más por artículos más de andar por casa, como las sandalias Birkenstock, que salieron ayer a Bolsa, y en cuyo accionariado está la propia LVMH, que prefiere repartir sus huevos por distintas cestas.

El riesgo de que invertir en internet se viva como un videojuego

Las redes sociales, y las webs en general, tiran de colores brillantes y atractivos para atraer a sus usuarios; incluso plataformas tan centradas en la gresca como Twitter. La idea es que todo parezca un videojuego, y en cierto modo, todo lo que se hace en internet lo es, pues es en buena medida virtual. A la CNMV no le hace mucha gracia que se aplique un enfoque lúdico también a la inversión. Las nuevas tecnologías facilitan que todo el mundo pueda participar en los mercados financieros, sin necesidad de tener grandes capitales ni conocimientos; pero eso también tiene sus riesgos.

Una forma de aislarse de los cantos de sirena de la gamificación, a imagen de lo que hizo Ulises, es poner la pantalla del móvil o del PC en blanco y negro.

La frase del día

“No quitaría nada de la mesa en cuanto a posibles acciones futuras contra Irán, Hamás y Hezbolá, pero no quiero adelantarme respecto a los 6.000 millones de dólares de activos iraníes que transferimos en septiembre de Corea a una cuenta de Qatar”

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de ee uu

El Gobierno de los antimilitaristas de UP, el que más incrementa el gasto en defensa

Es curioso que haya sido un Gobierno formado parcialmente por Unidas Podemos, crítico habitual del gasto militar, el que más esté incrementando el gasto en defensa. Lo está haciendo, eso sí, en línea con sus socios europeos y de la OTAN, en un contexto de mayor inversión, principalmente por la guerra de Ucrania.

Durante años, los sucesivos Ejecutivos fueron incumpliendo sus promesas de aumentar los contratos armamentísticos. En un contexto de crisis económica, este giro en el gasto supone un esfuerzo aún mayor, aunque la estrategia en la que se enmarca tienen en cuenta también la creación de empleos que puede generar. Será por eso que el desacuerdo de los ministros de UP se quede siempre en la retórica.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_