_
_
_
_
Editorial
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El precio de la vivienda por sí solo no genera una burbuja

Pese a la evolución al alza, el escenario del mercado no es equivalente al de 2008

CINCO DÍAS
Negocios 10/09/23 Casas
SONJA SCHWARZ

El crecimiento del precio de la vivienda libre en España dibuja una curva ascendente y sostenida que acumula ya 37 trimestres de subidas y que se acerca de forma lenta, pero inequívoca, al nivel que alcanzó en la burbuja inmobiliaria de 2008. Los datos del INE muestran que en el segundo trimestre del año, el índice ha ascendido a los 146,6 puntos, muy cerca ya de los 150 que se registraron en los albores de la crisis inmobiliaria. Aunque desde el sector se apunta a que en los próximos meses es previsible que asistamos a una moderación en la evolución de los precios, no parece difícil que el mercado pueda cerrar el año con un nivel equivalente al de hace 15 años.

El hecho de que la evolución de la curva de precios avance hacia el nivel que determinó el hundimiento del sector inmobiliario no significa que el escenario actual del mercado sea equivalente al de 2008 ni que se pueda hablar de una nueva burbuja del ladrillo. El enfriamiento de la política monetaria europea, con un incremento del precio del dinero que está encareciendo considerablemente buena parte de las cuotas hipotecarias y un endurecimiento en las condiciones de financiación por parte de la banca, constituye una de las grandes diferencias entre ambos escenarios. A ello hay que unir la propia evolución del mercado, que se ha profesionalizado notablemente a lo largo de estos años y que hoy ofrece un perfil sustancialmente más sobrio que en los años de los excesos que condujeron al desplome del mercado.

La evolución al alza del precio de los inmuebles es explica en buena parte por el proceso de absorción que ha experimentado a lo largo de los años el elevado stock de obra nueva que acumulaba el mercado, hasta el punto de que en las grandes capitales españolas hay actualmente escasez de vivienda de nueva construcción, como confirman, por ejemplo, los datos de la Sociedad de Tasación, que asegura que hoy se edifica a un ritmo seis veces menor que hace 15 años, pese a una demanda sostenida.

En un contexto inflacionario como el actual y con un horizonte de subida de tipos que se mantendrá alto, las previsiones apuntan a que las operaciones de compraventa de vivienda seguirán reduciéndose. Pero en determinadas áreas geográficas y urbanas y en ciertos segmentos de renta la demanda se mantiene fuerte y sostenida, lo que puede contribuir a sostener el alza de precios en el mercado sin que ello signifique la generación de una nueva burbuja que pueda desestabilizar el sector.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_