_
_
_
_
_
El Foco
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Los desafíos del sector asegurador ante la inflación

Es esencial que los clientes tomen un papel activo y considerar la opción de cambiar de proveedor

Precio carburantes
Un hombre mira los precios de los carburantes en una gasolinera de Madrid.Sergio Ordúñez (EFE)

El sector asegurador en España se encuentra actualmente bajo la presión de los efectos adversos de la inflación, lo que plantea desafíos importantes para las empresas y los consumidores. La continua escalada de los precios de bienes y servicios está generando un impacto significativo para las compañías aseguradoras, ya que afecta directamente al coste de producción, y esto se traduce en un incremento en las primas, lo que perjudica además a los asegurados, especialmente a aquellos con presupuestos más ajustados.

En este sentido, la inflación ataca a las aseguradoras en tres frentes principales: valor de sus activos; reclamaciones y costes; y primas. El primero es a todo lo relativo a inversiones en bonos, acciones y otros activos financieros. Cuando hay inflación, el valor nominal de estos activos puede disminuir en términos reales. Si una aseguradora tiene bonos a largo plazo con una tasa fija, la inflación puede erosionar el poder adquisitivo de los pagos de intereses y el valor del principal en términos reales.

El segundo frente hace relación a la subida de los costes de atención médica, reparaciones de vehículos, de reposición de bienes y otros gastos relacionados con las reclamaciones de seguros. Esto puede presionar los márgenes de las aseguradoras y afectar su rentabilidad.

Y en cuanto a las primas, en un entorno de inflación alta, las aseguradoras pueden necesitar ajustarlas para reflejar los mayores costes y riesgos asociados. Sin embargo, aumentar el precio puede resultar difícil en un mercado muy competitivo, lo que puede afectar la capacidad de las aseguradoras para mantener sus márgenes de beneficio y participaciones de mercado.

Por ello, para hacer frente a estos desafíos, las compañías de seguros deben adaptarse y adoptar estrategias proactivas. En primer lugar, es fundamental que ajusten sus modelos de precios y cobertura para tener en cuenta el entorno inflacionario. Ello implica evaluar cuidadosamente los riesgos asociados y establecer primas acordes con los nuevos costes y condiciones económicas.

Asimismo, las aseguradoras deben fortalecer su capacidad financiera para hacer frente a los mayores gastos operativos y a posibles incrementos en las reclamaciones. Esto implica una gestión prudente de los activos y una evaluación rigurosa de los riesgos financieros a los que se enfrentan.

Por otro lado, es esencial que los asegurados tomen un papel activo en este escenario. Deben revisar regularmente sus pólizas y comunicarse con sus aseguradoras, para garantizar que su cobertura siga siendo adecuada y actualizada en función de los cambios en los precios y las condiciones económicas. Además, los consumidores deben comparar distintas opciones de seguros y considerar la posibilidad de cambiar de proveedor, si encuentran alternativas más favorables en términos de precio y cobertura.

También hay que tener en cuenta que los bancos centrales están haciendo grandes esfuerzos en el manejo de sus tasas de interés de referencia, para frenar voluntariamente la economía y enfriar la demanda, lo cual tendría en teoría un efecto cadena de desaceleración de la inflación en el mediano y largo plazo.

En definitiva, la inflación está ejerciendo una presión significativa sobre el sector asegurador en España. Las aseguradoras y los asegurados deben estar preparados para adaptarse y buscar soluciones, que permitan mantener la protección necesaria en un entorno inflacionario. La cooperación y la transparencia entre ambas partes son fundamentales para lograr un equilibrio que garantice la sostenibilidad y la eficiencia en el sector asegurador.

Es la hora de que las aseguradoras busquen soluciones innovadoras para enfrentarse a los desafíos de la inflación. Solo así podremos confirmar que la protección y la seguridad que brindan las compañías sigan siendo efectivas y accesibles para todos los ciudadanos y empresas en España.

Ricardo Correa es Latam Regional Manager de AV Group

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Más información

Archivado En

_
_