_
_
_
_
_
Breakingviews
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Los mercados ven lejos la paz en Europa

La caída de algunos valores tras el fracasado motín contra Putin es solo una pausa

Ucrania guerra
El ejécito ucraniano lanza un cohete contra las tropas rusas, en la región de Zaporizhzhia, el pasado 25 de junio.RFE/RL/SERHII NUZHNENKO (REUTERS)

El fracasado motín contra el presidente ruso, Vladimir Putin, ha cogido por sorpresa a los inversores y al mundo entero. Los valores de defensa, como la alemana Rheinmetall (11.000 millones de euros), la italiana Leonardo (6.000 millones) y la sueca Saab (6.000 millones), cayeron alrededor de un 5% el lunes (luego han remontado un poco), ya que algunos traders parecían apostar a que la inestabilidad interna acortaría la guerra. No es necesariamente así, y aunque lo fuera, los valores de defensa probablemente se mantendrían al alza.

Aunque la sublevación de los mercenarios de Wagner liderados por Yevgeny Prigozhin se desvaneció en un fin de semana, las consecuencias más profundas aún no se han desarrollado del todo. Pero partiendo de la base de que Putin está debilitado por los acontecimientos y puede que necesite centrarse en asuntos internos, eso podría ayudar a Kiev a avanzar contra sus invasores. Por lo tanto, si la guerra termina antes de lo esperado, eso podría significar contratos menos lucrativos para los proveedores de tanques, misiles y otros equipos militares para Ucrania.

Pero la corrección parece más una pausa para recoger beneficios que un cambio fundamental de opinión. En comparación con sus ganancias generales desde la invasión de Putin, el retroceso de los valores de defensa parece limitado. Rheinmetall y Saab siguen cotizando un 150% más alto que antes de la guerra. En este periodo, el índice Stoxx Europe 600 se ha mantenido prácticamente plano.

En conjunto, preocuparse tiene más sentido. Si Putin fuera depuesto, un caótico vacío de poder en Rusia podría convertirse en una preocupación geopolítica mayor que la propia guerra de Ucrania. Y hay muchas otras preocupaciones. Las tensiones de Occidente con China hacen improbable que las naciones europeas dejen de centrarse en el gasto en seguridad. Y el número de ciberataques contra empresas e instituciones va en aumento.

Incluso si el conflicto ucraniano terminara abruptamente, las múltiples amenazas actuales y potenciales mantendrán al mundo suficientemente inseguro… y a las empresas de defensa ocupadas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Más información

Archivado En

_
_