_
_
_
_
_
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

El ex-CEO de SVB, un veterano que no ha sobrevivido a su segunda gran crisis

Greg Becker llevaba tres décadas en la entidad, una de ellas como jefe, y había pasado por los difíciles momentos de la burbuja de las puntocom

Greg Becker, ex-CEO de SVB.
Greg Becker, ex-CEO de SVB.

No es precisamente un advenedizo, como los que a menudo protagonizan sonoros casos de éxito repentino y caída en desgracia. Gregory Greg W. Becker (54 años), consejero delegado de Silicon Valley Bank (SVB), llevaba tres décadas en la entidad, la última como CEO. Tenía, pues, experiencia en la explosión de la burbuja de las puntocom; pero no ha sido suficiente para evitar el colapso.

El banco estaba especializado en startups y tecnología. Desarrollaban banca comercial global, capital riesgo e inversión crediticia, banca privada y gestión de patrimonios, y banca de inversión. Becker se había incorporado a la compañía hace tres décadas como agente de préstamos. Se curtió durante la burbuja de las puntocom, y se convirtió en presidente y consejero delegado en 2011.

Licenciado en Empresariales por la Universidad de Indiana, primero trabajó en un banco que atendía a “empresas tradicionales”. Cuando su gerente, Mark Verissimo, se marchó a SVB, en 1993, Becker lo siguió, contaba en 2021 a Bloomberg.

Sus otros dos mentores son Ken Wilcox, su predecesor al frente del banco, y Bob Samuels, coach de ejecutivos, que le enseñó la importancia de la empatía y de respetar los puntos de vista y los sentimientos ajenos. A los jóvenes que entran en el mundo laboral les recomienda hacer algo con lo que disfruten, pero que no les resulte demasiado fácil, sino que les suponga un desafío. Tiene cinco hijos ya adultos, y practica ciclismo en sus ratos libres. Lleva 20 años casado con su mujer, Julie, que, dice, le ayuda a poner los pies en el suelo.

La burbuja de las puntocom, que explotó en 2010, la recuerda como una “una época muy interesante. Todo iba bien con nuestras empresas. Estaban creciendo muy rápido. Y de repente todo empezó a ir mal. Nos llevó unos años volver a crecer, pero aprendí un montón”. A finales de la década llegó la crisis financiera, que vivieron con preocupación. Recuerda que captaron mucho capital para protegerse.

Presión

En 2015 hizo presión ante el Congreso de Estados Unidos para que se relajaran las normas de capital para los bancos regionales como SVB, algo que se acabaría produciendo en 2018. Ese mismo año, la entidad entró en el índice S&P 500.

Antes de ser CEO, Becker dirigió el grupo de capital riesgo de la empresa: establecía relaciones con firmas de capital riesgo y de capital privado de todo EE UU e invertía en ellas. También cofundó y dirigió SVB Capital. Sobre la abundante liquidez que circulaba hacia la tecnología hace un par de años, consideraba que en realidad no era tan grande, dado el enorme tamaño del sector, “mucho mayor que hace dos décadas”

En enero afirmaba que las perspectivas económicas estaban mejorando tras un 2022 a la baja. “Somos optimistas, nuestra bola de cristal está un poco más clara”, decía a la CNBC. Aunque esperaba que los mercados se estabilizaran, matizaba: “En el primer semestre va a haber más volatilidad.”

Era miembro del consejo del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, puesto que dejó el mismo día de anunciarse la quiebra de SVB. También dejó el puesto de CEO, en manos de Mayopoulos, presidente de Blend, una firma de software financiero, así como miembro del comité asesor de resolución sistémica de la FDIC, Corporación Federal de Seguro de Depósitos. Apenas 24 horas antes de la liquidación del banco, Becker había llamado personalmente a los clientes para asegurarles que su dinero estaba a salvo.

Durante los dos últimos años había vendido acciones del banco por valor de 30 millones de dólares. Esa venta y la de otros directivos están siendo investigadas por la SEC y el Departamento de Justicia. Estos días se le ha visto en Hawái, en bermudas y chancletas.

Aficiones culturales

En la pandemia leyó libros como The Boys in the Boat, una historia real sobre los esfuerzos de un equipo de remo de la Universidad de Washington (oeste de EE UU) para competir en los Juegos Olímpicos de 1936. También le gusta leer sobre guerra y estrategia.


Junto a su mujer, vio la serie Ted Lasso, sobre un entrenador de fútbol americano que prueba suerte en el soccer, el europeo,  y programas de naturaleza de David Attenborough.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Carlos Gómez Abajo
Licenciado en Físicas, máster en Periodismo UAM-El País y posgrado en Información Económica. Es redactor de Opinión de Cinco Días, y también ha escrito en Mercados y en la sección de ocio/lujo. Ha trabajado en el portal de noticias científicas Tendencias 21 y ha hecho traducciones, la mayoría de tipo económico.

Archivado En

_
_