_
_
_
_

El furor por la IA acelera la expansión del club del billón de dólares

La taiwanesa TSMC está a punto de alcanzar la cota tras superar a Berkshire Hathaway por capitalización

Interior de una de las fábricas de TSMC. foto de promoción
Interior de una de las fábricas de TSMC. foto de promoción
Laura Salces

Hace poco más de un año una empresa entonces casi desconocida por el gran público lograba conquistar por primera vez la barrera del billón de dólares de capitalización bursátil. Nvidia irrumpió en el selecto club de las empresas del billón en mayo de 2023, cuando su posición de dominio en el desarrollo de la inteligencia artificial como fabricante de chips la encumbró al estrellato ante el bum de la IA generativa. Desde entonces, Nvidia ha ido batiendo récord tras récord, llegando a superar incluso los tres billones de dólares de valor de mercado hace pocas semanas, gracias a una subida casi vertical en Bolsa que ha llevado a sus acciones a subir un 170% en lo que va de año.

A su estela se han subido muchas otras empresas, beneficiadas por la euforia de los inversores respecto a todo lo que lleve la coletilla de IA. Una de ellas, Taiwan Semiconductor Manufacturing Company, conocida por sus siglas TSMC, ya llama a la puerta del club del billón. El fabricante de chips cotiza en la Bolsa de Taiwán pero está presente en Wall Street a través de los ADR (American Depositary Receipt), certificados que representan la propiedad de acciones no estadounidenses y que están depositados en bancos del país. Su capitalización roza los 950.000 millones de dólares tras anotarse una revalorización en lo que va de año del 75%, que alcanza el 146% desde principios de 2023.

Si nada cambia, en las próximas jornadas se convertirá en la séptima empresa más valiosa del mundo, solo superada por las también tecnológicas Microsoft, Nvidia, Apple, Amazon, Meta y la petrolera saudí Aramco. En su escalada, TSMC ha dado el sorpasso al vehículo inversor de Warren Buffett, Berkshire Hathaway, que roza los 900.000 millones de valor en Bolsa.

El consenso de analistas confía en que TSMC registre un crecimiento de sus ingresos del 36% en su segundo trimestre fiscal, que dará a conocer el próximo 18 de julio, el mayor incremento de sus ventas desde el último trimestre de 2022. Una evolución que se verá acompañada, de concretarse, por el avance de la demanda de semiconductores prevista para los próximos trimestres. Por lo pronto, las firmas de análisis que siguen al valor muestran una confianza casi total sobre sus números. El 95% de los expertos consultados por Bloomberg tiene a TSMC con un consejo de compra, si bien dan por agotado su potencial alcista.

Desde Morgan Stanley han elevado recientemente su precio objetivo y reiteran su consejo de sobreponderar destacando que a largo plazo es uno de los ganadores del auge de la inteligencia artificial. En el caso de Citi, sus analistas han incrementado su precio objetivo un 12% ante el repunte de la demanda de sus procesadores más avanzados. Para los dos próximos años el banco de inversión estadounidense prevé un incremento de su facturación de entre el 31% y el 39%, que se sumará al alza del 29% que prevé para este ejercicio.

Los estrategas de Goldman Sachs apuntan, por su parte, a otro de los puntos fuertes de TSMC, sus contundentes programas de recompra de acciones. Según los cálculos del departamento de análisis de la entidad, la compañía taiwanesa podría anunciar la mayor compra de acciones propias de su historia a finales de año, lo que servirá de impulso adicional a sus títulos.

Más allá, su peso en la industria mundial de semiconductores es muy elevado. Según datos de Mirabaud, Taiwán fabrica la mayor parte de los semiconductores avanzados del mundo y buena parte de los de última generación. Además, entre sus mayores clientes se sitúan gigantes como Apple, Nvidia, Broadcomm, AMD, Texas Instruments, Intel o Qualcomm, lo que ha dado lugar a cierta alarma entre los analistas en los momentos en los que las relaciones diplomáticas entre China y Taiwán han empeorado, dado que un posible enfrentamiento entre ambos países tendría un elevado impacto en el sector tecnológico mundial. Con una cuota de mercado del 60% su peso entre los fabricantes de chips semiconductores es indiscutible, dado que aventaja en 13 puntos a su principal competidor, Samsung.

Nueva colocación de Aramco

Arabia Saudí prepara una nueva colocación de acciones de la mayor petrolera del mundo, Aramco. Después de colocar en 2019 un pequeño paquete de títulos, el país analiza en las últimas semanas una nueva colocación, en este caso de un lote de títulos representativos de un 0,64% del capital, con el que podría recaudar unos 13.100 millones de dólares. Con esta colocación, la empresa podría ampliar su base de inversores institucionales y al mismo tiempo dotar a Arabia Saudí de liquidez para emprender las reformas económicas pendientes con las que el estado prevé reducir su dependencia casi total al petróleo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Laura Salces
Es jefa de sección de Mercados/Inversión de Cinco Días, donde ha ejercido la mayor parte de su trayectoria profesional. Entre 2017 y 2020 coordinó también la sección de Economía y previamente estuvo especializada en empresas turísticas.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_