_
_
_
_

Meta pierde 180.000 millones de dólares de valor en Bolsa por el aumento de las inversiones y gastos

Mark Zuckerberg pide a los inversores confianza en que la apuesta por la inteligencia artificial será rentables a largo plazo. La empresa registra su peor jornada bursátil en año y medio

El logo de Meta en una ilustración.
El logo de Meta en una ilustración.Dado Ruvic (REUTERS)
Miguel Jiménez

Mark Zuckerberg declaró 2023 como el año de la austeridad en Meta. Con un plan de despidos, cierre de oficinas y ajuste de gastos operativos logró unos beneficios récord gracias también al tirón de los ingresos publicitarios. Al empezar 2024, sin embargo, la compañía ha avisado de que volverá a gastar a espuertas, especialmente para impulsar sus herramientas de inteligencia artificial. Esa advertencia, incluida en la presentación de los resultados del primer trimestre, no ha gustado a analistas, que han rebajado sus previsiones para la empresa, ni a inversores, que han dado la espalda al valor. Las acciones de Meta arrancaron este jueves la sesión con una caída del 15%, a 421,40 dólares por título. Con ello, la compañía perdía 180.000 millones de dólares de valor en Bolsa de un plumazo. Luego, ha recuperado algo de terreno. La caída al cierre ha sido del 10,6% y la pérdida de valor, de unos 130.000 millones.

Ese castigo bursátil llega después de unos resultados trimestrales brillantes. La facturación de la empresa dueña de Facebook, Instagram y WhatsApp se disparó en el primer trimestre un 27%, hasta 36.455 millones de dólares (unos 34.100 millones de euros, al tipo de cambio actual). El beneficio se duplicó con creces, con un aumento del 117%, hasta 12.369 millones.

Lo que no ha gustado al mercado es que la empresa haya elevado las previsiones de gastos y de inversiones. El fundador y consejero delegado de la empresa, Mark Zuckerberg, trató de argumentar la necesidad de hacerlo en la conferencia con analistas: “Tenemos el talento, los datos y la capacidad de ampliar la infraestructura para construir los modelos y servicios de inteligencia artificial más avanzados del mundo”, dijo. “Y esto me lleva a creer que debemos invertir mucho más en los próximos años para construir modelos aún más avanzados y los servicios de IA a mayor escala del mundo. Mientras aumentamos las inversiones y los gastos para la IA, seguiremos centrándonos en la eficiencia del resto de la empresa. Pero, siendo realistas, incluso con el cambio de muchos de nuestros recursos existentes para centrarnos en la IA, seguiremos aumentando significativamente nuestra inversión antes de obtener muchos ingresos de algunos de estos nuevos productos”, reconoció a continuación.

Meta esperaba antes que los gastos totales se situasen en 2024 entre 94.000 y 99.000 millones de dólares y ahora dice que estarán entre 96.000 y los 99.000 millones, “debido al aumento de los costes legales y de infraestructura”. En cuanto a las inversiones, prevé que se sitúen entre 35.000 y 40.000 millones de dólares, frente a los 30.000-37.000 millones de dólares anteriores. Y avisó de fuertes incrementos para años sucesivos.

Zuckerberg pide a los inversores fe en el largo plazo, y eso es algo que el mercado no está por ahora dispuesto a concederle. “En el lado positivo, una vez que nuestros nuevos servicios de IA alcanzan escala, tenemos un sólido historial de monetización eficaz”, argumentó ante los analistas. “Hay varias formas de crear un negocio masivo, como ampliar la mensajería empresarial, introducir anuncios o contenidos de pago en las interacciones de IA y permitir que la gente pague por utilizar modelos de IA más grandes y acceder a más capacidad de cálculo”. continuó.

El jefe de Meta sostiene que la IA ya está ayudando a la compañía a mejorar la interacción de los usuarios con las aplicaciones, lo que lleva a ver más anuncios y a ofrecer más valor. “Si la tecnología y los productos evolucionan como esperamos, con el tiempo cada uno de ellos nos aportará enormes cantidades de valor para las personas y los negocios”, sostuvo ante los analistas.

La compañía también decepcionó al mercado por el lado de los ingresos. Espera que se sitúen entre 36.500 y 39.000 millones de dólares en el segundo trimestre. Los analistas esperaban 38.200 millones, de modo que el punto medio de la horquilla de previsión se quedó algo por debajo de lo que esperaba el mercado.

La cotización de la empresa se había revalorizado más de un 40% en lo que va de año y un 138% en los últimos 12 meses. Con la presentación de los resultados del cuarto trimestre de 2023, Meta marcó un récord histórico al revalorizarse 204.500 millones de dólares en una sola sesión, aunque luego esa marca fue batida por Nvidia. La caída de este jueves va camino de convertirse en la mayor desde noviembre de 2022, cuando sus títulos se hundieron un 23,5%.

Los analistas mantienen su apuesta mayoritaria por Meta y no han rebajado sus recomendaciones sobre el valor pero han aprovechado sus cuentas para recortar su precio objetivo en línea con la evolución de su acción. Es el caso de firmas como Citi, que ha pasado de 590 dólares por título a 550, Jefferies -de 585 a 540 dólares- o JP Morgan -de 535 a 480 dólares-.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_