_
_
_
_
_

El Ibex se despide de los 11.000 puntos por la debilidad de la economía de EE UU

El selectivo español se abstrae del ruido político y se apoya en los resultados para limitar las pérdidas

bolsa en directo
Varios paneles y monitores muestran en el parqué madrileño la evolución de la Bolsa española.Altea Tejido (EFE)
CINCO DÍAS

El buen tono de la economía y la solidez del mercado laboral habían permitido a las Bolsas sobreponer al repunte de las rentabilidades y prolongar el rally. Este escenario empieza poco a poco a resquebrajarse. Después de crecer un 3,4% en la recta final de 2023, en el arranque del año la economía estadounidense avanza un 1,6% interanual, a gran distancia del 2,5% que estimaba el mercado. Aunque esta debilidad podría dar pie para que la Reserva Federal se empiece a replantear una rebaja de tipos, la resistencia que muestran los precios lo complican. Menos crecimiento y más inflación traen a primera línea la temida estanflación. Los inversores no lo dudan y aprovechan la ocasión para recoger beneficios. El Ibex 35, que durante gran parte de la jornada se había distanciado de la corriente bajista gracias al tirón de los bancos, se gira a la baja y concluye con una caída del 0,4%. El selectivo español se despide de los 11.000 puntos.

El shock provocado por la posible dimisión de Pedro Sánchez pasa de puntillas por el mercado. Los inversores, acostumbrados al ruido político, dirigen la mirada a los resultados. Sabadell es la mejor prueba de ello. La entidad, que en niveles intradía llegó subir más de un 13%, se anota un 8,73%%, la mayor subida desde enero de 2023 “Los resultados han superado nuestras estimaciones y las del consenso a lo largo de toda la cuenta de resultados: margen de intereses, fortaleza de las comisiones netas, control de los gastos de explotación y menores provisiones de crédito”, señala el departamento de análisis de Renta 4. Desde la firma de análisis aconsejan sobreponderar y fijan como precio objetivo los 1,94 euros. Es decir, le conceden un potencial del 18,5%.

Los ascensos de Sabadell arrastraron al resto de entidades con perfil más doméstico. Unicaja se anotó un 2,87%; CaixaBank, un 1,48% y Bankinter sumó un 0,52%. En el lado opuesto se situaron Fluidra (-3,72%), Grifols (-3,46%) y Solaria (-3,6%). Repsol, la otra compañía que ha desfilado por la pasarela de resultados, concluye la jornada en tablas (-0,03%). Aunque la caída del gas y de los márgenes de refino se han traducido en un descenso del beneficio del 13%, los analistas de Bankinter aplauden su balance saneado y poco apalancado. Los expertos reiteran su recomendación de compra y destacan la fuerte generación de caja.

La apertura bajista de Wall Street acentuó las pérdidas en el resto de Bolsas europeas. El Dax alemán cedió un 0,95%; el Cac francés, un 0,93%; el Euro Stoxx 50, un 1,02% y el Mib italiano, un 0,97%. El FTSE británico, que en las últimas jornadas se ha visto aupado por la debilidad de la libra, logra escapar a las caídas y revalida los récords al anotarse un 0,48%. Al cierre de los mercados europeos Wall Street cedía un 1,5%. Además de un crecimiento más débil, la economía estadounidense tiene que hacer frente a la resistencia de los precios. El PCE subyacente avanzó un 3,7%, la primera aceleración trimestral en un año. “Los rumores de estanflación seguramente aumentarán tras estos datos, pero estamos menos preocupados por ese resultado mientras el mercado laboral siga fuere”, señala a Bloomberg Ian Lyngen, analista de BMO Capital Markets.

Brent Kenwell, analista de inversiones en EE UU para eToro, señala que la caída del PIB probablemente tomó desprevenidos a los inversores. “No es necesariamente un informe para alarmarse, pero sí para prestarle atención”, remarca. Con la desaceleración de la economía la idea de un eventual recorte de los tipos cobra una importancia aún mayor. Después de varias semanas en las que los inversores han empezado a tomar conciencia de que los tipos podrían no bajar este año, el departamento de análisis de Bank of America apunta a diciembre como el mes para la primera rebaja del precio del dinero. “Los inversores pueden encontrar un resquicio positivo en el hecho de que este informe del PIB podría acercar a la Fed a un recorte de tipos, aunque sería mucho mejor que la Fed recortara los tasas debido a una menor inflación en lugar de a las preocupaciones por la economía”, destaca Kenwell. “La Fed tiene que ganar tiempo. Está entre la espada y la pared”, señala a Bloomberg el director de inversiones de Crossmark Global Investment.

Las caídas no se limitaron a la renta variable. En el mercado de deuda las rentabilidades prolongaron los ascensos. Con los inversores intentando digerir las emisiones de deuda récord de las últimas jornadas, el repunte del PCE subyacente en EE UU lleva al bono de EE UU a dos años a subir por encima del 5%. Los ascensos tienen su réplica en Europa. Como en la Bolsa, la deuda permaneció ajena al ruido político. El bono español a 10 subió cuatro puntos básicos, hasta el 3,4%. Un incremento similar experimentó la deuda alemana al mismo plazo que se sitúa en el 2,62%. La prima de riesgo se mantiene en los 80 puntos básicos.

Cotizaciones

BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días


Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_