_
_
_
_
_

Valores más allá de Nvidia para apostar por la inteligencia artificial sin caer en la burbuja

Goldman Sachs selecciona compañías de la cadena de valor de la IA con las que diversificar en un mercado con el mayor nivel de concentración en cien años

A smartphone with a displayed NVIDIA logo is placed on a computer motherboard in this illustration taken March 6, 2023
Logo de Nvidia en un teléfono móvilDado Ruvic (REUTERS)
Nuria Salobral

La carrera bursátil de Nvidia da vértigo y el peso creciente de los gigantes tecnológicos sobre Wall Street, también. El furor por la inteligencia artificial domina el ánimo de los inversores, que no se ve empañado por el retraso en las bajadas de tipos de interés en EE UU. El mantra de tipos elevados durante más tiempo que meses atrás hacía temblar a la renta variable ahora pasa de puntillas por la Bolsa. El tirón de los valores tecnológicos es más fuerte, a lo que se suma una economía que da señales de fortaleza y una positiva campaña de resultados.

Aun así, los inversores tampoco son ajenos al gran debate que domina el momento actual del mercado: qué riesgo hay de que se esté gestando una burbuja bursátil en la inteligencia artificial y qué consecuencias puede tener el nivel de concentración en un puñado de grandes valores que presenta hoy día Wall Street. El 40% de los gestores cree que sí hay burbuja en la IA y otro 45% no niega, en un mercado dividido según muestra la última encuesta de Bank of America.

Las diez mayores compañías de Wall Street representan el 34% de la capitalización del índice estadounidense, referente para la Bolsa global, y suponen el 25% de sus beneficios. Según apunta Goldman Sachs en un reciente informe, ese nivel de dependencia de un puñado de valores por parte del principal índice bursátil del mundo es el más alto en casi cien años. Y aunque no aprecia señales de burbuja en la inteligencia artificial ni cree tampoco que el mercado vaya a registrar ni fuertes caídas ni subidas -a menos que se dé un cambio importante en los tipos de interés o un deterioro en los beneficios de las grandes empresas-, Goldman sí da una clave con la que reducir riesgos: la diversificación de la inversión más allá de Nvidia y del puñado de gigantes tecnológicos de Wall Street y la apuesta por otros valores beneficiados por la inteligencia artificial y que participan de la cadena de creación de valor.

Los 10 mayoes valores marcan el rumbo del S&P 500

Nvidia, que se dispara el 240% en Bolsa en el último año y ha superado los dos billones de dólares de capitalización en un tiempo récord, está de forma indiscutible en la primera línea del negocio de la inteligencia artificial. Diseña las tarjetas gráficas que son indispensables para aplicaciones tan vinculadas a la inteligencia artificial como ChatGPT y es proveedor clave, con una posición de dominio, para el conjunto de esta industria. Pero Goldman también señala a otro grupo de compañías tecnológicas que se verán beneficiadas, aunque con un repunte bursátil muy inferior, de la onda expansiva de Nvidia.

Goldman sitúa en el siguiente eslabón a las compañías que se dedican a facilitar la infraestructura necesaria para la tecnología de la inteligencia artificial, y en las que se incluye a firmas de semiconductores, proveedores en la nube, centros de datos o desarrolladores de software de seguridad. Este tipo de compañías se ha revalorizado de media el 13% durante los últimos seis meses, en un alza que se sostiene principalmente en la mejora de las valoraciones, no tanto en la expansión de ingresos que caracteriza a Nvidia, que mantiene sus múltiplos casi sin cambios desde principios de 2023, según señala Goldman.

En este segundo eslabón por debajo de Nvidia aparecen compañías como el fabricante de chips ARM, que sí ha duplicado su valor en Bolsa en el último año; la desarrolladora de sotfware estadounidense Synopsis, que sube el 13% en el año; la empresa de software computacional Cadence Design Systems, que avanza el 15% en 2024 y el 47% en los últimos doce meses; Advanced Micro Devices, que sube el 30% este año, o Qualcomm, firma de software y semiconductores que avanza en Bolsa este año el 17%. El grupo de compañías que participan en la infraestructura necesaria para la inteligencia artificial lo completan firmas como Palo Alto Networks, Palantir o Crowdstrike Holdings, todas ellas relacionadas con la industria de la ciberseguridad.

En un tercer escalón aparece el grupo de compañías que, según Goldman Sachs, van a beneficiarse de desarrollar productos basados en la inteligencia artificial, las aplicaciones que incorporarán esta tecnología para el uso de sus clientes. En este grupo, que de media ha registrado un alza del 20% en los últimos meses -en parte por la mejora de las valoraciones y también de los ingresos- aparecen compañías como Meta, Intuit, Nutanix, Accenture, Adobe, Uber, Mastercard, Apple, Snowflake o Salesforce.

Beneficiadas a largo plazo

Nvidia es el epicentro indiscutible de un fenómeno, el de la inteligencia artificial, que está llamado a potenciar la productividad y los ingresos de las empresas. Esa es la expectativa de los inversores que apuestan de forma rotunda por esta industria y ya con una perspectiva de más largo plazo y Goldman apunta a una serie de beneficiarias que van a ver mejorada su productividad gracias a la nueva tecnología. Aquí aparecen compañías de comunicación como Pinterest o New York Times Company. También empresas energéticas, como Occidental Petroleum o, de consumo, donde destacan H&R Block o WalMart, que presentan un potencial de mejora de su base de negocio especialmente elevado.

En todo caso, por el momento Nvidia es la reina en las carteras de gran parte de los inversores de renta variable y en especial de los hedge funds. Según recoge Goldman Sachs, a cierre de 2023 eran 149 los hedge funds que tenían a la tecnológica en cartera, mientras que a las compañías del siguiente eslabón estaban presentes en solo 40 fondos de inversión libre.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_