_
_
_
_
_

La banca española logrará una rentabilidad superior al 11% pese al cambio de rumbo del BCE, según S&P

La agencia prevé que la mejora de márgenes continúe este año por la repreciación al alza de la cartera de crédito

Nuria Salobral
Oficinas de CaixaBank en la Avenida Diagonal en Barcelona
Oficinas de CaixaBank en la Avenida Diagonal en BarcelonaDavid Zorrakino (Europa Press/Getty Images)

La banca española podrá seguir disfrutando este año del aumento en el margen de negocio que han permitido las alzas de tipos, a pesar de que para 2024 se prevé el cambio de rumbo en la política del BCE. S&P Global Ratings calcula que no está aún completada toda la repreciación al alza de la cartera de crédito, lo que, en un entorno de menor concesión de financiación a clientes, permitirá a los bancos españoles mejorar su rentabilidad. En concreto, prevé un ROE para las entidades del país de entre el 11% y el 11,5%, frente a la media del 8,2% estimada para la media europea.

La composición del balance de la banca española va a ser clave para que en 2024 las entidades puedan seguir disfrutando del efecto positivo en su negocio de las subidas de tipos de interés. Este año será el de las rebajas en el precio del dinero: S&P prevé en concreto tres recortes de 25 puntos básicos por parte del BCE que comenzarían a mediados del ejercicio. Pero los bancos aún no han terminado de actualizar al alza, con tipos de interés más elevados, toda su cartera de crédito, lo que favorecerá que en 2024 continúe mejorando el margen de negocio que ha permitido beneficios récord para el sector en 2023.

“El efecto automático de repreciación de cartera compensará de sobra el aumento del coste de financiación”, ha explicado hoy en una presentación el analista de banca europea de S&P, Luigi Motti. La banca española mantendrá además una rentabilidad por encima de la media española, y que S&P estima en un 11% ó 11,5% este año, que hará posible seguir ofreciendo unos beneficios sólidos, la retribución al accionista y el encaje sin dificultades del impuesto a la banca, según ha añadido Motti.

El experto ha recordado que la banca española ha podido resistir con más holgura que otras entidades europeas el impacto de las alzas de tipos en su coste de financiación gracias a una mayor base de depósitos, que son fuente de liquidez. Y esto ha sido un factor clave en su mejora de la rentabilidad. Así, los depósitos representan el 39% de las fuentes de financiación para la banca española , porcentaje solo superado por el 40% de la banca holandesa y en línea con el 37% de la italiana pero inferior al 27% de las entidades francesas o el 18% de las alemanas.

Además, el peso de las cuentas a la vista sobre el conjunto de los depósitos de clientes ha crecido con mucha fuerza en los últimos años, lo que ha permitido contar con una valiosa fuente de financiación al tiempo que se mitigaba el impacto de remunerar a más interés los depósitos a plazo con las subidas del precio del dinero.

La banca española también contará a su favor con una morosidad contenida y con una economía que crecerá por encima de la media europea. S&P estima un aumento del PIB español del 1,8% este año, frente al 0,8% de la zona euro, el 0,5% que calcula para Alemania o el 0,9% para Francia.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_