_
_
_
_
_

Tensión contenida en las Bolsas: el Ibex cede un 1% mientras los inversores buscan refugio en el oro y el dólar

El precio de Brent, que ha llegado a escalar un 5%, avanza alrededor del 3% mientras que el selectivo español pierde la barrera de los 9.200 puntos

Los más afectados en la sesión por la guerra entre Israel y Hamás
Carlos Cortinas Cano

Con los inversores intentando digerir el repunte de las rentabilidades de la deuda y el impacto que tendrá en la economía el nuevo escenario de tipos altos durante más tiempo, el conflicto bélico entre Israel y Hamás añade más presión al mercado. Como señala Maximilien Macmillan, director de inversiones de Abrdn, la escalada de las tensiones está dando lugar a la tradicional aversión al riesgo, un comportamiento que se traduce en caídas para las Bolsas y revalorización del dólar y el oro. El Ibex 35 no permanece ajeno a esta tendencia y retrocede un 0,91%. Después de una semana en la que los inversores respiraron aliviados con la moderación de los precios energéticos, el repunte del crudo reaviva las presiones inflacionistas. El selectivo se aleja de los 9.200 puntos.

En sintonía con el comportamiento del resto de Bolsas europeas, las firmas turísticas lideraron los recortes. La cancelación de vuelos de varias aerolíneas con Tel Aviv, el aumento de los precios del crudo y la menor actividad innata que genera este tipo de acontecimientos llevaron a IAG a ceder un 5,7%, su peor sesión en siete meses. Le siguieron de cerca el resto de turísticas. Meliá bajó un 2,86%; Amadeus, un 2,1% y Aena, un 1,4%. No obstante, fueron las entidades financieras las que más puntos restaron al selectivo por el temor a que el enfrentamiento reste fuerza a una economía que ya muestra signos de debilidad. BBVA bajó un 3,3%; Sabadell, un 2,9%; Santander, un 2,69%; Bankinter, un 2% mientras CaixaBank y Unicaja cayeron un 3,3% y un 1,47%.

El aumento de los precios del crudo y del gas revitalizó la cotización de las energéticas. En una sesión en la que el sector en Europa escapó a las caídas (2,85%), Repsol avanzó un 2,29%. La excepción a esta corriente la representó la gasista Energean. La firma que cotiza en la Bolsa de Londres y Tel Aviv cedió un 17,5% porque se ve afectada por la suspensión de la producción en Tamar, el campo de gas israelí en la zona de conflicto.

Junto a los ascensos de las energéticas destacaron las subidas de las firmas que operan en el negocio de la defensa. Indra (1,68%) es el mejor representante del selectivo. No obstante, sus ascensos están lejos del 9% que registró la empresa de defensa y aviación sueca Saab o el 7,14% de la armamentística alemana Rheinmentall. En un momento en el que los inversores intenta blindarse de las caídas las utilities, firmas renovables así como el sector de las telecomunicaciones hacen valor su papel de cotizadas defensivas. Siguiendo esta tendencia Endesa (1,33%), Acciona Energía (1,3%) y Solaria (1,27%) fueron algunas de las cotizadas con mejor desempeño en la jornada. Estas compañías se vieron beneficiadas además por el freno de las rentabilidades de la deuda.

Las caídas tuvieron su réplica en el resto de Bolsas europeas. El Dax bajó un 0,67%; el Cac francés, un 0,55%; el Mib italiano, un 0,45% y el FTSE británico cerró en tablas (-0,03%). Al cierre de los mercados europeos Wall Street cedía un 0,5%. Antonio Castelo, analistas de iBroker, afirma que, aunque el conflicto supone un nuevo factor de incertidumbre y riesgo geoestratégico, la moderada reacción de los mercados es una señal de que los inversores lo están considerando un riesgo muy localizado. El consenso de los analistas reconoce que si las tensiones se extienden a otros países (Irán y Arabia Saudí están en punto de mira) la situación se complicaría más. A la espera de ver cómo evolucionan los acontecimientos los expertos esperan repunte de la volatilidad, que la renta fija a corto plazo actúe de refugio mientras las firmas cíclicas acapararán las miradas.

En declaraciones a Bloomberg Anthi Tsouvali, estratega de State Global Markets, considera que el momento del conflicto no podría ser peor dadas las conversaciones entre Arabia Saudí e Israel. Asimismo Andrea Tuenti, director de ventas de Saxo Bank, no espera un gran impacto en los mercados europeos y estadounidenses. “Los riesgos geopolíticos son importantes dependiendo de cómo evolucione la escalada del conflicto. La única clase de activo a la que podemos recurrir para ver una posible reacción es el petróleo. No se puede comparar la situación actual con la de 1973″, añade.

El oro sube un 1%

En un contexto de inestabilidad como el actual, los inversores acentúan la compra de oro y dólares, activos refugio por excelencia. El metal amarillo firmó su mejor sesión desde julio y avanzó un 0,97%, hasta los 1.850,7 dólares. El dólar prolonga el rally de las últimas semanas, un periodo en el que la fortaleza de la economía estadounidense y las expectativas de alza de tipos han arrastrado al euro a los 1,05 billetes verde. “Nos gusta el dólar por sus características defensivas frente a este tipo de shock y mantendremos un bajo nivel de riesgo corporativo y de duración hasta que veamos pruebas de que este episodio de deterioro del sentimiento y de revalorización alcista de los tipos ha llegado a su fin”, señalan desde Abrdn.

Los inversores frenaron la venta de bonos y esto ayudó a contener el repunte de las rentabilidades de la deuda. El bono español a 10 años caer por debajo de la barrera del 4% mientras la deuda alemana al mismo plazo baja 11 puntos básicos, el mayor recorte desde agosto, hasta situarse en el 2,77%.

Cotizaciones

BOLSAS - DIVISAS - DEUDA - TIPOS DE INTERÉS - MATERIAS PRIMAS

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_