_
_
_
_
_
Inversión

¿En qué invierten las grandes fortunas de España?

Exprimen el furor causado por la IA y sacan partido del alza de los tipos

Gema Escribano
Los más ricos se suman a la corriente alcista de la primera mitad del año
Carlos Cortinas Cano

El buen comportamiento registrado por los mercados en la primera mitad del año ha ayudado a sanar parte de las pérdidas registradas en 2022, un periodo marcado por el estallido de la guerra de Ucrania y el alza de los precios. Aunque en los seis primeros meses del año los inversores han tenido que hacer frente a las turbulencias del sector financiero, la rápida intervención de las autoridades ayudó a contener el contagio. Las Bolsas lograron recuperarse del traspiés y a ello se suma un mercado de deuda en el que es posible obtener rentabilidades atractivas sin elevar el riesgo o la duración. En este escenario las grandes fortunas han logrado rentabilizar sus inversiones.

Aunque las ganancias entre las sicavs más famosas fueron generalizadas por encima de todos sobresale Gesprisa. El fundador de Pronovias, Alberto Palatchi, fusionó en 2021 sus dos sicavs y a cierre de junio su vehículo de inversión contaba con patrimonio superior a los 1.055 millones y una rentabilidad en el año del 24,82%, a gran distancia de las pérdidas de 14,98% registradas en 2022. La clave del éxito ha sido aprovechar el apetito por el riesgo. El grueso de sus inversiones (97,25%) se concentra en la renta variable. Dentro de la Bolsa, las mayores participaciones corren a cargo de las tecnológicas. Las expectativas generadas por la Inteligencia Artificial (IA) ha servido de revulsivo a las grandes tecnológicas, las denominadas como FAANG. Esto unido a las expectativas del final de la subida de tipos ha ayudado a las firmas tecnológicas a recuperar gran parte de lo perdido un año antes y reafirmar su liderazgo como las cotizadas de mayor capitalización.

Meta (5,12%), Apple (4,71%), Microsoft (4,7%), Alphabet (4,13%) y Nvidia (3,97%) son las cotizadas con más peso en la cartera de Gesprisa. Muy cerca de big tech se cuelan los bancos, las firmas más beneficiadas por la subida acelerada de los tipos. BNP Paribas (3,61%), Unicredit (3,36%), Société Générale (2,92%) e ING (2,68%) son las opciones preferidas. En la lista de valores con más peso se cuelan representantes del lujo como LVHM (2,23%) que el pasado abril alcanzó el medio billón de capitalización impulsada por las expectativas, posteriormente diluidas, de la reapertura de China.

Un escalón por debajo y con una ganancia del 11,99% en el primer semestre se cuela Lierde, la sicav de la familia Alierta que a cierre de junio disponía de un patrimonio mucho más modesto: 134,8 millones. La renta variable centra las inversiones del vehículo. Por sectores el industrial (26,3%) y el consumo no cíclico (21,22%) son los que concentran la mayor exposición seguidos de cerca por la tecnología (18%) y el consumo cíclico (13,54%). Dentro de la renta variable española Dominion (4,91%) y Rovi (3,94%) son las opciones preferidas. Entre las tecnológicas estadounidenses preferidas sobresale Aphabet (1,89%). No obstante, en Lierde muestran una preferencia por las tecnológicas europeas como SAP (2,63%) e Infineon (1,48%) dos de las firmas que junto a Gerresheimer (2,24%), la firma del lujo Richemont (3,31%) y la industrial Schneider (2,5%) han contribuido más positivamente al sicav en los tres primeros meses del año.

Sector financiero

La medalla de bronce es para Soixa, la sicav de Antonio Hernández Calleja, fundador de Ebro Foods. El vehículo, que cuenta con un patrimonio de 423,4 millones, logra unas ganancias del 10% en el arranque de año. El 58% está invertido en Bolsa. Dentro de las cotizadas españolas ArcelorMittal (2,15%) es la que más peso tiene en cartera. Para jugar la carta de la subida de los tipos de interés eleige a los españoles Bankinter (0,39%) y CaixaBank (0,47%), al italiano Unicredito (2,74%), al alemán Commerzbank (2,41%), al griego Eurobannk (1,34%) y al holandés ING (1,89%). Con la actividad turística recuperando los niveles prepandemia se cuelan en cartera IAG (0,49%), Meliá (0,43%) yAena (0,41%), algunas de las firmas que más suben en el año.

Kalyani, la sicav del inversor indio Ram Bhavnani, acumula unas ganancias del 7,75% en la primera mitad del año, casi el doble de lo logado en 2022 (4,28%). La diverisificación es la clave del éxito. Bhavnani no ha querido dejar escapar el alza de las rentabilidades y más del 30% del patriminio (46 millones) lo destina a la deuda. Un porcentaje similar lo concentra en Bolsa. Dentro de la renta variable española Satander (1,35%) es el valor con más peso, seguido a gran distancia de Endesa (0,85%) una cotizada de peril defensivo en el que la recurrencia de los ingresos y la rentabilidad por dividendo son sus potenciales. A cambio, Bhavnani ha deshecho la participación en Repsol. En Bolsa internacional, la extractora de oro Barrick Gold es su opción preferida. La inversión en grandes tecnológicas se limita a Apple con un peso en cartera de solo el 0,06%.

A gran distancia se sitúa Morinvest. Con un patrimonio cercano a los 617 millones, la sicav de Esther Koplowitz gana un 3,95% en el año, un comportamiento que contrasta con las pérdidas del 6,46% que registró en 2022, un año aciago para los mercados. El grueso de la cartera (52,25%) está invertida en Bolsa, seguido por los fondos de inversión (33%), la liquidez (6,67%) y la renta fija (4,21%). Dentro de la cartera de renta variable española, la firma del BME Growth Proeduca repite como la cotizada con mayor peso (2,58%). Le siguen a gran distancia Cellnex (0,89%) y Endesa (0,7%) cotizadas de crecimiento y con visibilidad de ingresos. A cambio, la sicav ha deshecho su participación en Inditex, compañía que en junio recuperó los 100.000 millones de capitalización bursátil. En renta variable extranjera Berkshire Hathaway, el conglomerado de Warren Buffett, que en las últimas sesiones ha marcado máximos históricos, es su opción preferida (1,29%). Cerca del 50% de la cartera del conocido como oráculo de Omaha está orientada a empresas tecnológicas entre las que se encuentran Apple, Activision Blizzard y Amazon. Morinvest es consciente del auge de las tecnológicas por las expectativas generadas por la IA y junto a la participación en el vehículo de Buffett, complementa su inversión con la compra de acciones de Apple (1,19%), Amazon (0,82%), Alphabet (0,57%) y Nvidia (0,39%). La inversión en bancos la efectúa a través de bonos de BBVA, Santander, CaixaBank e Ibercaja.

Como viene siendo una constante, la gran apuesta de Allocation, la sicav de la familia Del Pino, son los fondos de inversión (78,45%). La apuesta por la renta variable española se limita a CaixaBank (0,61%). Por contra, Allocation ha salido de Santander, BBVA y Telefónica. En renta variable extranjera sobresale la apuesta por Microsoft (1,83%) y Amazon (0,91%).

Perfil conservador

Torrenova, la sicav de la familia March que dispone de un patrimonio que ronda los 1.049 millones de euros, cierra los primeros seis meses del año con unas ganancias del 2,42%. Es decir, logra dejar atrás que no anular las pérdidas del 4,95% que registró en 2022. El vehículo tiene un marcado perfil conservador con el 80,11% de su cartera destinada a la renta fija. Solo el 0,89% de su cartera está invertida en Bolsa con Iberdrola (0,2%) y Criteria Caixa (0,09%) como los únicos representantes del mercado español. En renta variable extranjera Bayer (0,51%) y Deusche Telekom (0,44%) son las firmas con más peso.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_