_
_
_
_
_
Banca

La banca europea, entre la solidez del balance y el riesgo de una crisis a gran escala

Los expertos no ven extrapolables los problemas de SVB a un sector más capitalizado pero castigado por las turbulencias

euríbor
El euríbor baja medio punto en una semana por la inestabilidad financieraEFE

¿La crisis de SVB puede cruzar el Atlántico, como ya ocurrió en 2008 con la Lehman Brothers? A decir de las cotizaciones bursátiles, el miedo a que eso ocurra ya es una realidad. El índice bursátil de banca europea ha caído casi un 11% en las cinco últimas sesiones. Pero, de acuerdo con todos los expertos consultados, la situación de SVB y la banca estadounidense no es extrapolable en absoluto a lo que ocurre en el Viejo Continente.

Cuando los analistas ponen el foco en el sector bancario comprueban cuáles son sus ratios de solvencia (cuánto dinero tienen para hacer frente a futuras pérdidas), sus fuentes de financiación (en qué medida se compone de depósitos o de financiación mayorista) y cómo podría reaccionar ante una crisis de liquidez.

De acuerdo con la firma Goldman Sachs, la banca europea sale muy bien parada en estas métricas. “Los ratios de capital de máxima calidad rozan el 15%, un nivel muy superior al mínimo legal, y las posiciones de liquidez y de financiación están muy bien cubiertas, tanto en términos sectoriales como mirando banco a banco”, apunta la firma en una nota divulgada ayer.

Desde Goldman recuerdan que el ratio de préstamos-depósitos es del 86%, frente al 43% del recién rescatado Silicon Valley Bank. Y que la base de clientes en cualquiera de los bancos europeos cotizados es más diversa y está menos concentrada en grandes compañías.

Javier Herreros de Tejada, director de inversiones de la firma Brightgate, explica que “lo que le ha pasado a SVB es que tenía el negocio muy concentrado en el ecosistema de startups. Cuando empezaron a dudar, se fueron todos en masa”. La retirada de dinero y la concentración de su balance en deuda pública provocaron el colapso, por la pérdida de valor de este activo. Los bancos europeos también tienen en cartera deuda soberana y deuda emitida por otros bancos, “tanto como inversión como para hacer frente a reembolsos si se seca la liquidez”, apuntan los expertos de la agencia de calificación crediticia Moody’s.

La diferencia principal con SVB es que, “en el caso de las entidades financieras europeas, sobre todo las grandes, tienen contratadas coberturas sobre la evolución del tipo de interés para mitigar las pérdidas provocadas por las subidas de tipos”. En el caso de las entidades más pequeñas, desde Moody’s se destaca que suelen ser firmas con una base de depositantes muy estable.

Así pues, una situación como la vivida por SVB es muy difícil que se reproduzca en Europa. “Los bancos que tienen una base de depósitos muy sólida, tendrán menos necesidad de vender su cartera de deuda pública y realizar las pérdidas”, apuntan en Moody’s. Los expertos de Citi comparten una visión similar. “La banca europea tiene menor concentración de depósitos, mantiene un flujo de depósitos positivos y están muy bien capitalizados. Seguimos siendo muy optimistas respecto al sector”, apuntan.

Ahora, ello no quiere decir que las entidades sean inmunes al huracán financiero que está atravesando Estados Unidos. Más allá de la caída en Bolsa, entidades financieras o fondos pueden estar expuestos a activos castigados por la crisis de las entidades regionales. Y la desconfianza del mercado elevará el coste de la financiación para el sector, algo que ya reflejan los seguros de crédito.

Pero, principalmente, el riesgo no está en lo que ha ocurrido sino en lo que pueda venir. Son las comparaciones de la situación de estos días con algunos de los episodios de los años que fueron de 2007 a 2009 las que ponen en guardia a banqueros e inversores. Aunque una buena posición de partida en solvencia y liquidez es una gran ventaja, la estrechísima interrelación de los mercados hace que ninguna plaza financiera mundial pueda salir indemne de una eventual crisis bancaria en la primera economía del mundo.

En defensa de la banca española

Calviño. La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, quiso salir ayer en defensa de las entidades financieras españolas, muy castigadas en Bolsa por la crisis de SVB. Calviño explicó, antes de la reunión del eurogrupo, que “ningún banco español tiene exposición a esta entidad y que tienen una situación muy saneada”.
Eurogrupo. Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro, reunidos ayer en Bruselas, analizaron el impacto que puede tener la caída de SVB sobre el sector bancario europeo. Los responsables de estas carteras de Francia, Irlanda y Alemania también hicieron ayer declaraciones, acotando la crisis “a un caso muy particular de un banco tecnológico de Estados Unidos”. En el Reino Unido, el grupo HSBC accedió el domingo a quedarse con la filial europea de SVB por el precio simbólico de una libra.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Miguel M. Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Archivado En

_
_