_
_
_
_
_

Los bajistas ponen en duda el rally de la Bolsa y elevan su peso en las cotizadas del Ibex

Gema Escribano
Posiciones bajistas Bolsa española
Carlos Cortinas Cano

La Bolsa intenta sobreponerse a las alertas de recesión y día a día se afana por revalidar nuevos máximos. Aunque muchas cotizadas empiezan a dar señales de sobrecompra, los inversores no parecen dispuestos a bajarse de la ola alcista. Sin embargo, las alertas de recesión y la cruzada que mantienen los bancos centrales contra la inflación empiezan a complicar el panorama. Por si esto no resultara suficiente, en las últimas jornadas los inversores bajistas han empezado a hacer acto de presencia en las cotizadas españolas. Es decir, toman posiciones en el capital de las compañías para poder seguir ganando a medida que la corrección se abra camino.

Con la temporada de resultados cogiendo carrerilla, a día de hoy los bajistas mantienen posiciones en el capital de 11 miembros del Ibex. A precios de mercado, su presencia está valorada en 1.180,45 millones de euros, un 33,8% más que los 882,4 millones que mantenían apostados a cierre de 2022, un periodo en el que el cierre de posiciones cortas propició las subidas de las Bolsas en las últimas semanas de 2022.

Aunque Fluidra, Solaria y Sacyr se mantienen en el ranking como las firmas con mayor presencia de los hedge funds, a precios de mercado la más castigada es Cellnex. Ni siquiera la fuerte revalorización registrada al calor de los rumores corporativos ha servido para ahuyentar a D. E. Shaw, uno de los grandes gestores de hedge funds del mundo. Desde el pasado 11 de noviembre tiene en su poder acciones representativas del 0,69% del capital, un porcentaje ligeramente inferior al 0,76% que ostentaba en septiembre. A precio de mercado, su posición está valorada en 188,9 millones.

Un escalón por debajo se sitúa ACS. Después de la revalorización que acumulan sus acciones en los últimos cuatro meses, la semana pasada el fondo Millennium International Management declaró una posición corta sobre el 0,5%. A este se suma el 1,51% que mantiene AKO Capital desde el pasado noviembre. A precio de mercado están valoradas en 156,6 millones. La empresa que preside Florentino Pérez no es la única compañía de infraestructuras que despierta el interés de los bajistas. Marshall Wace tiene en su poder el 0,58% de su capital (115,6 millones de euros).

La normalización monetaria en la que está inmersa el BCE desde el pasado julio ha servido de revulsivo a los bancos. El fin de los tipos cero, algo por lo que llevaban clamando las entidades desde hacía años, ha incentivado la recuperación de los márgenes. Tal es así que algunas firmas, como BBVA y Santander, lograron cerrar 2022 con un beneficio histórico. Aunque la mejora de los resultados ha contribuido a espantar a los bajistas, Sabadell y CaixaBank no han corrido la misma suerte. Según consta en los registros de la CNMV, la sesión posterior a la publicación de las cuentas, Marshall Wace comunicó una posición bajista sobre el 0,51% del capital de CaixaBank, frente al 0,48% previo, lo que equivale a unos 153 millones. Por su parte, Sabadell es presa de Citadel Advisors, que ostenta acciones representativas del 0,69% de su capital (37,6 millones).

Desde que el pasado octubre Fluidra revisara a la baja sus resultados, el fabricante de piscinas no ha logrado recuperar la confianza de los inversores. Una corriente que ha sido aprovechada por los hedge funds para ganar con las caídas. Entre Arrowstreet Capital, AKO Capital, Kintbuy y Fosse Capital son propietarios del 3,62% del capital (113,5 millones).

Las expectativas de corrección son un aliciente para los bajistas. Al menos es lo que se desprende de Sacyr, que tras firmar dos años consecutivos al alza, cuatro fondos han hecho su aparición en el capital de la compañía a comienzos de año con unas participaciones que a precios de mercado están valoradas en 69,36 millones. Meliá, que en el inicio de año ha sido una de las compañías que más ha acelerado en Bolsa, es víctima de Citadel, que posee el 0,92% del capital.

La lista de valores presas de los bajistas la completan Grifols, Telefónica y Solaria. Entre los tres amasan posiciones cortas valoradas en 244,67 millones de euros.

¿Qué son las posiciones cortas?

Metodología. Las posiciones cortas es una operativa bursátil que consiste en apostar por la caída de un determinado valor. Las posiciones cortas suponen vender un activo con la idea de que el precio bajará para comprarlo después a un nivel inferior. Al abrir una posición corta los valores se toman prestados de un tercero, generalmente un bróker, para después venderlos. El préstamo ocurre automáticamente al abrir la posición. Desde 2020 la CNMV exige que los inversores comuniquen las posiciones cortas de al menos 0,1% del capital. Mientras que en el pasado la banca era la principal víctima, desde que en 2022 la recuperación cogió impulso las firmas de perfil más defensivo y con abultada deuda han pasado a ocupar los primeros puestos. 

Más activos. Siguiendo la tendencia histórica, Marshall Wace, Citadel y AKO Capital son los fondos de cobertura más activos con presencia en ACS, Banco Sabadell, CaixaBank, Ferrovial, Grifols, Meliá y Solaria.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Archivado En

_
_