_
_
_
_
_

Ibercaja logra que el 52% del dinero de sus clientes esté en fondos, planes de pensiones y seguros

El banco ha priorizado la comercialización de estos productos frente a los depósitos

El logo de Ibercaja en Valencia.
El logo de Ibercaja en Valencia.UCG (UCG/Universal Images Group via G)

Ibercaja ha conseguido el hito de que más de la mitad del dinero de sus clientes esté en los llamados “productos de fuera de balance”. Esto es, fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de vida ahorro. De los 69.000 millones de ahorros que la clientela tiene con el banco, el 51,8% está fuera de los tradicionales depósitos y cuentas corrientes. Luis Miguel Carrasco, director del negocio de la gestión de activos del grupo, explica que “es algo totalmente histórico”.

Según explica el directivo, entre los grandes bancos españoles ninguno ha conseguido que el negocio de fondos, pensiones y seguros de vida-ahorro, tenga un peso tan grande. “El siguiente mejor está 10 puntos por debajo de nosotros”, apunta Carrasco.

El dinero fuera de balance ha crecido en 4.300 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 13% respecto a los datos de cierre de 2022. Hasta agosto, Ibercaja fue la entidad financiera española que más dinero atrajo a fondos de inversión, por delante de gigantes como CaixaBank, BBVA o Santander.

Al cierre del tercer trimestre, las aportaciones a fondos han superado los 3.0000 millones de euros (+21%), hasta alcanzar los 21.700 millones de euros. En el conjunto de las gestoras, las aportaciones han crecido solo un 8%, lo que está haciendo que Ibercaja gane mucha cuota de mercado. La entidad ha priorizado el lanzamiento de fondos de rentabilidad objetivo, que compran una cartera de bonos para los partícipes y los mantienen en cartera hasta su vencimiento. La gestora ha lanzado ocho productos de este tipo.

Para Ibercaja y para el conjunto de bancos, impulsar la venta de fondos de inversión ha sido una estrategia mucho más rentable que ofrecer mejores rendimientos en los depósitos. La banca española se ha quedado a la cola en Europa en cuanto a los rendimientos que ofrece en las imposiciones a plazo fijo, porque tiene muy poca necesidad de liquidez. En cambio, al fomentar los fondos, se garantiza el cobro de unas comisiones de gestión que están entre el 0,6% y el 1% anual.

Carrasco considera que “para los clientes está siendo la mejor opción, porque les estamos dando unas estupendas rentabilidades, tanto en los fondos conservadores como en los fondos de Bolsa”. A su juicio, cuando venzan los fondos de rentabilidad objetivo, que han sido los más venidos por Ibercaja, “los clientes estarán tan contentos, porque han conseguido unas revalorizaciones muy buenas”.

Ibercaja ha conseguido una cuota de mercado en fondos de inversión del 6,55%, frente a la cuota del 3% que tiene en hipotecas. “Esto ha sido posible porque Ibercaja tiene la mejor red comercial del sector, que ha sabido asesorar muy bien, y llevarles a productos que, con la subida de tipos, daban mucha rentabilidad”.

En el ámbito de los planes de pensiones, Ibercaja espera conseguir un importante negocio con su participación como gestora en el nuevo fondo de pensiones de promoción pública (ha sido una de las cinco elegidas). El compromiso es llegar a 500 millones de euros en tres años, aunque las comisiones son muy bajas. También han lanzado un plan de pensiones para autónomos y va a lanzar un segundo, ambos bajo la nueva figura de los planes de pensiones simplificados. Luis Miguel Carrasco también ha subrayado que la entidad gestiona los tres planes de pensiones colectivos con mejor rentabilidad en 2023 (el de los empleados de Ibercaja, el de los funcionarios del Banco de España, y el de la Diputación General de Aragón).

Planes para 2024

Desde la entidad planean ya una estrategia para los próximos tres años, cuando vayan venciendo los fondos que se han vendido de forma masiva durante este año. Una de las prioridades será extender más los contratos de gestión discrecional de carteras. Este tipo de producto, por el que el cliente paga al banco una comisión explícita para que administre una parte de su patrimonio, ha estado hasta ahora muy vinculado a la banca privada. Aunque otras entidades similares, como Kutxabank, lleva años extendiéndolo a toda la base de clientes.

Además, Ibercaja ha solicitado ya el permiso para poder comercializar fondos de capital riesgo, que invertirán en compañías no cotizadas y en deuda privada. Para 2024 esperan tener ya la autorización y poder empezar a lanzar productos, que son menos líquidos, puesto que el dinero no se puede tocar durante seis o siete años.

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta

(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Normas

Archivado En

_
_