_
_
_
_
_

Los ‘hedge funds’ estarán abiertos a inversiones desde 10.000 euros

En este tipo de fondos el gestor tiene máxima libertad a la hora de invertir, lo que aumenta el riesgo

Evolución de los fondos de inversión libre (FIL) en España
Belén Trincado Aznar

Se avecinan nuevos cambios legislativos en la industria de gestión de activos. El Ejecutivo está impulsando un real decreto que modifica la ley de instituciones colectivas. Uno de los principales cambios que se recogen es la reducción de 100.000 euros a tan solo 10.000 euros el mínimo de aportación a fondos de inversión libre (conocidos en la jerga como hedge funds o fondos de cobertura), cuando invierten los clientes minoristas.

Los fondos de inversión libre (FIL) son un instrumento de inversión colectiva en el que el gestor tiene máxima libertad a la hora de operar: puede concentrar casi toda la cartera en un solo valor, puede tomar posiciones en corto apostando por el desplome de una acción o incluso puede endeudarse para multiplicar las ganancias (o las pérdidas). Ante la mayor complejidad de estos vehículos, siempre ha estado limitado su acceso a clientes más profesionales o a clientes con altos patrimonios.

Los 10.000 euros no será el único límite a la hora de invertir. Si sale adelante la regulación, que ahora está en trámite de audiencia pública, los clientes minoristas podrán entrar en un hedge fund “siempre que accedan a la inversión a través de la recomendación de un asesor autorizado” y, en el caso de que patrimonio financiero del cliente no supere los 500.000 euros, que se la inversión no suponga más del 10% de dicho patrimonio.

En España hay registrados 160 FIL, que acumulan un patrimonio de 3.100 millones de euros, de acuerdo con datos de Inverco (la asociación sectorial) y otros 16 vehículos alternativos que invierten en FIL de gestoras internacionales (los llamados fondos de fondos), con otros 730 millones de euros.

Algunos invierten en residencias de estudiantes, otros en inmobiliario. También están bajo este paraguas los llamados fondos de impacto, que buscan conseguir no solo un rendimiento financiero sino también un retorno social con sus inversiones.

También hay algunas gestoras de fondos de inversión convencionales, como Cobas Asset Management, que utilizan los FIL para crear vehículos para los muy cafeteros, concentrados en un puñado de valores. Los fondos de inversión tradicionales tienen que cumplir una serie de requisitos sobre el grado de concentración. Es decir, que no pueden tener en cartera solo 10 compañías. En cambio, en los FIL sí que se puede hacer, por lo que el gestor puede plasmar mejor sus ideas de máxima convicción.

Estrategias alternativas para desmarcarse del mercado

  • Macro.  Algunos gestores de hedge funds buscan ineficiencias en las políticas monetarias y posibilidades de arbitrajes entre varios países. Vaticinan si un banco central va a tener que subir los tipos más de lo previsto, por ejemplo, para ponerse cortos en bonos soberanos y así ganar dinero con el deterioro de su valoración.
  • Activistas.  Otra estrategia es tomar posiciones en compañías cotizadas para promover desde dentro un cambio de directivos o de estrategia. También ocurre que si ve que una empresa tiene unos fundamentales totalmente endebles, el fondo de cobertura toma posiciones en corto y denuncia la situación para aprovechar el posible desplome de su cotización.
  • Neutrales.  También es frecuente el intento de que el gestor de hedge funds busque mantener un equilibrio entre posiciones alcistas y bajistas de modo que el vehículo pueda ganar dinero tanto cuando el mercado va bien como cuando va mal. En años difíciles, como 2022, en los que hubo desplome tanto de Bolsa como de bonos, la mayoría de estas estrategias neutrales no llegaron a cumplir con lo prometido.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recuerda en su guía dedicada a los fondos alternativos que “en general son productos poco líquidos, ya que tienen la posibilidad de permitir los reembolsos sólo cada tres o seis meses”.

Los inversores que más suelen acudir a este tipo de productos son los profesionales: aseguradoras, bancos, fondos de pensiones. Y también algunas oficinas de gestión de patrimonios de clientes muy ricos. Se utilizan como una forma de diversificar la inversión frente a los activos más convencionales, como es la Bolsa o la renta fija.

Capital riesgo

La regulación que se quiere aprobar para el acceso de los minoristas a los hedge funds es similar a la que se aprobó recientemente para la inversión en fondos de capital riesgo (los 10.000 euros de mínimo y el límite del 10% del patrimonio financiero).

Los fondos de capital riesgo se caracterizan por invertir específicamente en compañías que cotizan en Bolsa o emisiones de deuda privada de compañía. De hecho comparten algunas características con los FIL, como la iliquidez. En este formato de producto, la gestora va pidiendo a los clientes que hagan aportaciones siguiendo un calendario de inversiones. Y tienen una vigencia muy concreta, de entre siete y 10 años. Transcurrido ese periodo, se devuelve todo el capital a los inversores y el vehículo se disuelve.

Aunque la posibilidad de abrir la inversión a mínimos de 10.000 euros existe ya desde este año para los fondos de capital riesgo, pocas entidades se han animado a bajar tanto el listón de aportación. Una de ellas ha sido Bankinter, que lleva años creando una panoplia de fondos de capital riesgo de diferente perfil (inversión en hoteles, infraestructuras, logística...) y va a lanzar un fondo de fondos que reúne todas sus estrategias y en el que se podrá invertir desde ese importe.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta

(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Normas

Más información

Archivado En

_
_