_
_
_
_

Madrid deflactará un 3,1% los tramos del IRPF autonómico en 2023, la segunda rebaja seguida

La medida del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso tendrá un impacto fiscal de 153 millones de euros

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.PRENSA COMUNIDAD DE MADRID (PRENSA COMUNIDAD DE MADRID/EFE)
Pablo Sempere

La Comunidad de Madrid continúa con su política de rebajas fiscales e iniciará este lunes el trámite para aprobar una nueva deflactación del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) en el tramo autonómico. La medida del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que aplicará una rebaja general del 3,1%, tendrá efectos sobre la próxima declaración de la Renta, correspondiente al año 2023, y ahorrará al conjunto de los contribuyentes madrileños cerca de 153 millones de euros, según cálculos del Ejecutivo regional.

Según explican desde el departamento que dirige Ayuso, “hoy se ha publicado en el Portal de Transparencia autonómico el anteproyecto de Ley de la deflactación para la audiencia pública como paso inicial antes de someterlo a la próxima aprobación del Consejo de Gobierno”. Una vez que reciba el visto bueno, el texto se remitirá a la Asamblea legislativa, en la que el PP gobierna con mayoría absoluta, para la tramitación previa a su puesta en marcha.

El objetivo, añade el Gobierno madrileño en su nota, es que la medida entre en vigor este año para que cerca de 3,5 millones de contribuyentes puedan beneficiarse de esta rebaja fiscal en la próxima declaración de la Renta, que se hará en 2024.

El porcentaje sobre el que se realizará el descuento, del 3,1%, corresponde con la subida media del IPC durante los ocho primeros meses de este 2023. La rebaja se aplicará a todos los tramos, al mínimo personal y familiar, a las deducciones vigentes y al límite de renta de las mismas. Beneficiará especialmente, según aseguran desde la Puerta del Sol de Madrid, a las rentas bajas ante el contenido aumento de los precios y del coste de la vida.

Con esta decisión, este Ejecutivo se convierte en el primero que realiza una deflactación durante dos ejercicios consecutivos. Cabe recordar que Madrid ya hizo lo propio en el año 2022, cuando aplicó una rebaja del 4,1%. Entonces, la cifra se correspondió con el incremento del coste salarial ordinario nacional del segundo trimestre de 2022, según la Encuesta Trimestral de Coste Laboral que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), ya que el IPC estaba disparado. Es decir, en dos ejercicios, la rebaja acumulada supera el 7%, con un ahorro global para los contribuyentes que superará, en conjunto, los 350 millones de euros.

La tramitación de esta nueva rebaja pretende dar cumplimiento a un compromiso recogido en el programa electoral de Ayuso, por el que se seguirá deflactando la tarifa autonómica siempre que la inflación anual supere el 2%. La presidenta madrileña, tras las elecciones del 28 de mayo, anunció que volvería a rebajar el impuesto en 2023 con el objetivo de beneficiar principalmente a los contribuyentes con rentas más bajas.

Los descuentos, en efecto, suponen un mayor alivio en proporción con los ingresos en el caso de las rentas bajas. Sin embargo, en términos absolutos, los mayores ahorros se producen en la parte alta de la tabla. Esto es así porque el impuesto, al ser progresivo, funciona como una escalera, de tal manera que las rentas más elevadas, además de beneficiarse de las rebajas en sus tramos, aprovechan las de los tramos inferiores. En la deflactación de 2022, por ejemplo, los contribuyentes con un salario medio de 28.900 euros anuales dejaron de pagar en el IRPF un total de 46 euros con esta medida, mientras que las rentas de 54.000 euros ahorraron cerca de 110 euros.

La Comunidad de Madrid se ha convertido en el modelo fiscal de las autonomías gobernadas por el PP y en el principal oponente del Ministerio de Hacienda en materia tributaria. A la deflactación general de la tarifa autonómica del IRPF para todos los tramos, una medida que han imitado otras regiones del PP y Vox en los últimos meses, se le suman más rebajas en otros impuestos como el de sucesiones y donaciones, así como la tradicional bonificación del 100% en el impuesto sobre el patrimonio que Madrid lleva practicando desde hace años y que ahora han hecho suya varias autonomías.

Al otro lado se encuentran las medidas de Hacienda, con rebajas más focalizadas en las rentas bajas –como la ampliación a 21.000 euros de la reducción por los rendimientos del trabajo– o subidas fiscales a los contribuyentes de mayores ingresos. Destacan, entre otras, el incremento en el IRPF para las rentas de más de 200.000 euros o la puesta en marcha del impuesto temporal sobre las grandes fortunas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Pablo Sempere
Es redactor en la sección de Economía de CINCO DÍAS y EL PAÍS y está especializado en Hacienda. Escribe habitualmente de fiscalidad, finanzas públicas y financiación autonómica. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_