_
_
_
_
_

El 76% de los directivos españoles cree que la inflación lastrará el crecimiento de sus empresas

El 80% de los ejecutivos asegura que las subidas de los tipos de interés podrían prolongar una potencial recesión, según KPMG

Obras en Madrid.
Obras en Madrid.Pablo Blazquez Dominguez (Getty Images)
CINCO DÍAS

El 86% de los líderes españoles se muestran optimistas ante la previsión de crecimiento de sus empresas frente al 77% de los resultados obtenidos a nivel global. Además, casi ocho de cada diez empresarios (78%) prevén un progreso favorable de la economía española y el 74% confía en el desarrollo de la economía global durante los próximos tres años. Son datos que se desprenden del KPMG CEO Outlook 2023, un informe en el que han participado 1.325 directivos de todo el mundo pertenecientes a empresas con una facturación superior a 500 millones de dólares, 50 de ellos españoles.

No obstante, los consejeros delegados españoles se muestran conscientes de que algunos factores que han limitado su crecimiento en los últimos años son susceptibles de prolongarse. En consecuencia, las medidas para mitigar los efectos de la inflación y el incremento de costes de las materias primas se sitúan como principal prioridad estratégica para los próximos tres años, mientras que los tipos de interés son considerados el principal riesgo para el crecimiento de sus empresas a medio plazo.

De esta forma, con relación a los desafíos derivados de un contexto económico marcado por la inflación, por políticas monetarias restrictivas, así como, un contexto geopolítico complicado, los directivos españoles consideran que proteger al negocio frente a estas amenazas es una prioridad estratégica para los próximos tres años. Para el 76% el encarecimiento del coste vida afectará negativamente al crecimiento de su compañía, mientras que cuatro de cada cinco líderes españoles (80%) consideran que las subidas de los tipos de interés y el endurecimiento de las políticas monetarias podrían prologar una potencial recesión. Ambos porcentajes son similares a los registrados globalmente (77%).

Por otro lado, el 72% a nivel nacional y 71% a nivel global, estarían dispuestos a desinvertir en una división de negocio rentable si daña su reputación. Al mismo tiempo, un 44% afirma que es probable que lleven a cabo adquisiciones que tengan un impacto positivo en la compañía, ocho puntos menos que la cifra de resto de países consultados.

Juanjo Cano, presidente de KPMG en España, asegura en el informe publicado este domingo que “los líderes empresariales confían en la buena evolución de la economía y de sus compañías a medio plazo, si bien son conscientes de que algunos factores que han ralentizado el crecimiento en los últimos ejercicios podrían prolongarse. De este modo, la inflación, los elevados tipos de interés o los riesgos operativos siguen ocupando un lugar destacado en las agendas corporativas y en los mapas de riesgos. Asimismo, confían en el impacto positivo que tendrán en sus negocios la incorporación de la inteligencia artificial y la integración de los asuntos ESG, anticipando que sus inversiones en estos ámbitos generarán retornos antes de cinco años”.

En materia de digitalización, la inteligencia artificial ha cobrado una gran importancia en el día a día de las empresas. Por ello, siete de cada diez encuestados, tanto en España como a nivel global, se marcan como prioritario la inversión en esta área. El auge de estas tecnologías trae consigo una serie de retos que son necesarios abordar. Entre ellos, destacan la seguridad y el cumplimiento (68%), porcentaje que duplica el resultado global, los aspectos éticos un 62% superando en diez puntos el global, coste de esta tecnología (60%) y una falta de regulación (56%).

Además, el 74% de los ejecutivos españoles consideran que la inteligencia artificial puede ayudar a prevenir ciberataques pero, al mismo tiempo, piensan que proporciona nuevas vías para llevarlos a cabo, frente al 82% a nivel global. De la misma manera, el 36% de los empresarios españoles consideran que su compañía no está preparada frente a estos posibles ciberataques, nueve puntos por encima de la media global. Las prioridades estratégicas están en constante evolución, de esta manera, atraer y fidelizar el talento se sitúa como uno de los puntos principales. Nueve de cada diez encuestados en España afirma que incrementarán sus plantillas y la mitad lo hará en un 6%. El teletrabajo supuso un factor diferencial como propuesta de valor al empleado, el 78% de los consejeros delegados españoles, 14 puntos por encima de la media global, prevén que en tres años se trabajará completamente en la oficina.

Otro de los factores que determina la capacidad de la empresa por atraer y fidelizar el mejor talento es la diversidad, la inclusión y la igualdad en las organizaciones. Por ello, para más de la mitad de los entrevistados en España (54%) el ritmo ha sido demasiado lento. Las cuestiones ESG constituyen un elemento indispensable de la estrategia corporativa y operativa de los ejecutivos, de este modo, el 72% afirma que ha integrado los criterios ESG en su negocio como una palanca de valor. Además, los españoles se muestran más optimistas que el resto de los países sobre la rentabilidad de invertir en este ámbito, el 86% espera obtener un rendimiento significativo antes de cinco años, ocho puntos por encima que los resultados globales. No obstante, casi siete de cada diez encuestados (68%) considera que su compañía no está preparada para afrontar un mayor escrutinio por parte de los grupos de interés y de los accionistas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_