_
_
_
_
_

Escrivá convoca a patronal y sindicatos para exponer la reforma de las pensiones tras el pacto con Bruselas

El PSOE asegura que ya hay acuerdo con Unidas Podemos para sacarla adelante y la formación morada señala que el pacto es “inminente”

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.Gabriel Luengas (Europa Press)

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha convocado hoy a sindicatos y patronal a una reunión de la mesa del diálogo social para exponer la segunda y más polémica fase de la reforma de pensiones, tras asegurar el jueves que “prácticamente” ha llegado ya a un acuerdo con la Comisión Europea. En esta reunión, el ministro explicará a los interlocutores sociales el acuerdo al que habría llegado con Bruselas sobre las cuestiones que deben reformarse para que España cumpla con lo pactado con la UE en materia de pensiones y, de esta forma, pueda producirse el cuarto pago de los fondos europeos (10.000 millones de euros).

En paralelo, el PSOE confirmó este jueves un acuerdo con Unidas Podemos para sacara adelante la reforma del sistema de pensiones, según recogió la agencia Servimedia citando fuentes socialistas. Por su parte, desde la formación morada se preveía un acuerdo inminente. “Esperamos que el acuerdo de la reforma de las pensiones sea inminente”, declaró este jueves Lilith Verstrynge, secretaria de Estado para la Agenda 2030 y secretaria de Organización de Podemos, en una entrevista en Cadena Ser.

El encuentro de hoy podría ser uno de los últimos intentos de Escrivá de llegar a un acuerdo con los agentes sociales para reformar la Seguridad Social. En concreto, el ministro explicó ayer que esta nueva convocatoria de la mesa formal de negociación –que no se reúne públicamente desde diciembre pasado– “debe entenderse como que estamos prácticamente llegando ya a un acuerdo”.

Así lo indicó Escrivá durante su intervención en el III Observatorio de las Finanzas organizado por El Español e Invertia, donde recordó que esta reforma debe culminarse en este primer semestre porque está asociada al pago del cuarto desembolso de fondos europeos. De esta forma, de las palabras de Escrivá se desprende que el citado acuerdo al que “prácticamente” habría llegado con Bruselas recoge el perímetro de los elementos que deben estar necesariamente en esta reforma para garantizar dicho cuarto desembolso del dinero europeo a España.

Y todo esto será, precisamente, lo que tiene pensado abordar hoy Escrivá con los interlocutores sociales que vienen mostrando un fuerte escepticismo a llegar a un acuerdo con el Gobierno si se mantienen los términos planteados hasta ahora para esta reforma.

De momento, el ministro solo señaló que en la reunión de hoy pretende solucionar la cuestión del periodo de cálculo de la pensión “con un sistema más justo, equitativo y sostenible en el tiempo”.

Esto significaría, que Escrivá mantiene solo en parte en la propuesta que presenta hoy a los agentes sociales, la polémica ampliación del periodo de cómputo para calcular la pensión. Según el diario El País, la propuesta que habría aceptado Bruselas y que habría permitido el acuerdo político con Unidas Podemos recoge que el pensionista pueda elegir entre el sistema actual, que prevé un cómputo de los últimos 25 años, o podría optar por otro de 29 años, de los que el jubilado podrá excluir los dos de peor cotización.

La segunda opción, en términos de gasto, tendría un efecto neutro, pero beneficiaría a uno de cada tres futuros jubilados, que han empeorado sus cotizaciones en los últimos años de vida profesional, según los cálculos de la Seguridad Social.

Las propuestas manejadas hasta ahora incluyen, asimismo, un incremento progresivo de las bases máximas de cotización y un posible recargo solidario que se añadiría también a las cotizaciones de los salarios más altos para incrementar los ingresos del sistema.

En paralelo a estas negociaciones con la Comisión Europea, el ministro Escrivá también ha estado trabajando con los grupos parlamentarios para convencerles de que se sumen a la reforma de pensiones en los términos hablados con Bruselas.

El apoyo de los socios de investidura para poder aprobar esta segunda fase de la reforma de pensiones es necesario para lograr que el Congreso de los Diputados convalide el decreto que recoja las nuevas medidas de esta reforma. Es más, los agentes sociales ya han exigido a Escrivá que les muestre el aval parlamentario suficiente para aprobar la reforma y evitar así una situación parecida a la de la reforma laboral, que estuvo a punto de no salir adelante y lo hizo por un error en la votación de un diputado del PP.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_