_
_
_
_

Moraval se adjudica un suelo en Málaga destinado a un hotel para nómadas digitales

Izilend financia la operación de compra para un proyecto de alojamiento de media estancia en el barrio del Torre del Río

A. Simón
Proyecto de 'flex living' de Moraval para nómadas digitales en Málaga, en una imagen cedida por la empresa.
Proyecto de 'flex living' de Moraval para nómadas digitales en Málaga, en una imagen cedida por la empresa.

Moraval va a desarrollar un proyecto novedoso en Málaga. El grupo español acaba de adjudicarse un suelo perteneciente al ayuntamiento de la capital malagueña, por 13,2 millones de euros, para desarrollar un proyecto del conocido como flex living, o alojamiento de alquiler de corta y media estancia, en el que espera atraer la demanda de vivienda de nómadas digitales que se trasladan a la ciudad andaluza a trabajar.

Parte de esa compra de suelo ha sido financiada por Izilend, un vehículo de financiación alternativa de FS Capital, según adelantan a Cinco Días desde la propia firma.

El suelo se encuentra en el barrio de Torre del Río, que se ha convertido en uno de los más caros de la ciudad para comprar vivienda, ya que supera los 4.000 euros por metro cuadrado, según datos de Idealista. La zona se ubica en la continuación del puerto en dirección a Benalmádena. Las promociones que están desarrollando Metrovacesa y Sierra Blanca en ese área han disparado los precios. Por ejemplo, Sierra Blanca vende en esos proyectos dos áticos dúplex por casi 10 millones.

Este será el tercer proyecto de Moraval en el municipio. Con esta nueva obra, levantará un proyecto de 360 habitaciones con el objetivo de “responder a la alta demanda de alojamiento turístico de corta y media estancia por parte de nuevos profesionales, nómadas digitales y participantes en congresos y otros eventos en Málaga”, señalan desde la empresa. El flex living, desarrollado en suelo terciario y no residencial, se basa en alquileres de duración de menos de un año y dispone de un componente fuerte de servicios compartidos para las viviendas en la urbanización. En el caso de la iniciativa de Málaga estará operada por la marca Moirai, del Grupo Moraval, que no ha ofrecido el importe total de la inversión.

“La tendencia del alojamiento flexible cada vez coge más impulso, pero aún no se contempla como algo cotidiano, por lo que es un espacio idóneo para recurrir a la financiación alternativa”, comenta Jacobo Díaz de Bustamante, director de Izilend, que ha financiado parte de la compra del suelo. Este tipo de financiación, alternativa a la bancaria y normalmente como crédito puente, está cogiendo más fuerza en el sector promotor ante las reticencias de las entidades financieras a otorgar préstamos a determinados proyectos y por la concentración del sector bancario. Izilend, una de las firmas que han aparecido en esta actividad, ha dado recursos a más de 140 proyectos por 400 millones en España y Portugal.

Por su parte, Moraval está especializada en la construcción de residencias de estudiantes y ahora en este tipo de alojamientos flexibles de uso turístico. En 2025, su cartera de espacios para estudiantes y alojamientos de flex living superará las 7.500 camas con un volumen de inversión por encima de los 500 millones, según la empresa.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

A. Simón
Graduado en Economía y máster de Periodismo UAM / EL País. En Cinco Días desde 2007. Redactor especializado en información empresarial, especialmente sobre el mercado inmobiliario, operaciones urbanísticas y, también, sobre la industria farmacéutica y compañías sanitarias.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

_
_