_
_
_
_

El papel de las startups como respuesta a la crisis energética

Enisa, Geoskop y Miogas abordan cómo mejorar responder a los retos climáticos y su impacto en el sector

De izquierda a derecha, Ignacio Fariza, redactor de Cinco Días y El País, Borja Cabezón, consejero delegado de ENISA, Joan Saladich Cubero, fundador de Geoskok, y Lucía Suárez Bonet, cofundadora y responsable de desarrollo sostenible de Negocio de Miogas, durante el evento Creo de Cinco D’as en el hotel Ritz en Madrid.
De izquierda a derecha, Ignacio Fariza, redactor de Cinco Días y El País, Borja Cabezón, consejero delegado de ENISA, Joan Saladich Cubero, fundador de Geoskok, y Lucía Suárez Bonet, cofundadora y responsable de desarrollo sostenible de Negocio de Miogas, durante el evento Creo de Cinco D’as en el hotel Ritz en Madrid.
Monique Z. Vigneault

Las startups son el motor fundamental para impulsar la innovación en el sector de la energía. Su papel en la renovación de esta industria ante retos como el cambio climático, la transición energética o la crisis han centrado el debate entre Borja Cabezón, consejero delegado de Enisa, y dos emprendedores: Juan Saladich Cubero, fundador de Geoskop, y Lucía Suárez Bonet, cofundadora y responsable de desarrollo de Miogas, en la segunda jornada de CREO, foro organizado por CincoDías.

Borja Cabezón, consejero delegado de Enisa, institución pública reconocida pro su impulso al ecosistema emprendedor, ha señalado que España “va avanzando y se nota, somos un país innovador” en materia energética.

Joan Saladich Cubero, fundador de Geoskop, ha estimadp que son las microstartups como la suya las firmas que pueden aportar nuevas soluciones al sector y dibujar el camino hacia la transición energética. Geoskop, que mide el cambio climático a medio y largo plazo, aporta un análisis especializado sobre la climatología que puede ayudar a solventar los problemas futuros a diferencia, apunta, de los gigantes energéticos. “Nuestro valor añadido son una serie de algoritmos que hemos desarrollado de la mano del cliente”, ha comentado Cubero. Una metodología que, según el ejecutivo, permite que “podamos ayudar humildemente a la industria de renovables a innovar”.

Ofrecer una solución ante el nuevo contexto derivado del estallido de la crisis energética está detrás del origen de Miogas. La empresa, especializada en transformar los residuos en energía, es, según Lucía Suárez Bonet, el producto de una cultura innovadora, y de abrazar el miedo al cambio. “La guerra de Ucrania fue el pistoletazo de salida para Miogas”, ha reconocido. “Para mí la cultura innovadora también es probar, y es importante que entendamos todo lo que aporta fracasar”, ha añadido.

Para Cabezón, que ha financiado más de 180 nuevos proyectos al frente de Enisa, los emprendedores son el futuro del país. Enisa ha apostado por apoyar estas ideas a través de sus préstamos participativos que, según el ejecutivo, no piden garantías, ni avales con un periodo de carencia y devolución atractiva. “El talento no tiene fronteras y lo celebramos, queremos innovación, queremos emprendedores, ese es la ADN de Enisa”, ha declarado. “Es la semilla que nos impulsa a actuar como agente vitamina”, ha afirmado.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Monique Z. Vigneault
Periodista multilingüe. Interesada en geopolítica y comercio global. Cursó el Máster de Periodismo UAM-El País.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_