_
_
_
_

Gestamp gana un 31% menos y activa un plan para ganar rentabilidad en Norteamérica

El objetivo es casi duplicar el margen ebitda de las 15 plantas en EE UU y México

Francisco J. Riberas, presidente de Gestamp.
Francisco J. Riberas, presidente de Gestamp.

Gestamp registró una caída del 31,25% en su beneficio neto en el primer trimestre al ganar 55 millones. Las ventas retrocedieron un 3%, al contabilizar 3.049 millones. El resultado operativo bruto (ebitda) fue un 7,44% menor al del mismo periodo del año anterior, y se situó en los 311 millones. Francisco Riberas, presidente ejecutivo del fabricante de componentes de automoción, señaló en la junta de accionistas celebrada este jueves en Bilbao que el grupo ha activado el plan Phoenix para casi duplicar la rentabilidad de sus 15 fábricas en Norteamérica, una zona que aporta en torno a una cuarta parte de sus ingresos consolidados. En 2023 registraron un margen ebitda sobre ventas del 6,7% y el objetivo es que lleguen a porcentajes entre el 11% y el 13% en 2027, en línea con los niveles medios de la corporación, que tiene 115 plantas (incluyendo cinco en construcción) en 24 países.

El plan Phoenix ha supuesto una inversión de 4,4 millones en el primer trimestre, el 13,3% del presupuesto con el que contará durante todo el ejercicio. Riberas, en declaraciones tras la celebración de la junta, ha especificado que varias plantas del grupo se encargarán de tutelar esa mejora de rentabilidad. Con esa responsabilidad, enviarán personal propio a las instalaciones de Estados Unidos y México para supervisar los procesos y conseguir mejoras en eficiencia que aumenten la competitividad. De esos 15 centros, seis son los que necesitan más soporte en conocimiento y en tecnología del resto del grupo. Las instalaciones de México tienen mejores ratios que las de Estados Unidos.

En caso de no lograr mejoras, Riberas comentó que habrá que tomar medidas de reorganización. Pero no especificó las plantas que ahora están en peor posición, en relación con los estándares del grupo, que tiene más de 44.200 trabajadores. Los técnicos de las plantas en Europa de Gestamp, entre ellas la de Landaben (Pamplona) y una de Polonia, serán los que se responsabilicen de lograr esas mejoras.

Gestamp mantiene su deuda financiera neta en el nivel de los 2.200 millones. Supone 1,7 veces el ebitda. Para todo 2024, Riberas confía en un crecimiento del grupo de un dígito “simple” sobre la evolución del mercado de automoción y en una generación de caja de 200 millones.

La junta duró una hora y todos los puntos del orden del día contaron con un respaldo de casi el 100%. El quórum alcanzó el 87,47%. A preguntas del único accionista que intervino en la reunión, Riberas señaló que el grupo estudió en su día la posibilidad de producir componentes aeronáuticos, pero su capacidad no tiene relación con este tipo de fabricaciones, a escalas mucho menores. Coincidió con el accionista en que la cotización está muy por debajo del valor real de la compañía, en su opinión.

El plan Atenea a 2027, que mantiene el compromiso de un pay out del 30%, fija que más del 50% de las ventas de Gestamp estarán relacionadas con el coche eléctrico. La junta aprobó el reparto de un dividendo complementario de 0,0773 euros brutos por título que será abonado el próximo julio. La retribución total con cargo a los resultados de 2023 alcanzará los 0,1473 euros brutos por acción, en línea con ese pay out.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_