_
_
_
_

La SEPI supera el 7% del capital de Telefónica y confirma la incorporación de Carlos Ocaña al consejo

La teleco formaliza el nombramiento de Ocaña, que entra en la Comisión Delegada, clave en la gestión, y en la que están presentes Pallete, Vilá, Javier de Paz, los representantes de BBVA y CriteriaCaixa y tres independientes

Santiago Millán
Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.Pablo Monge

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha confirmado este miércoles que ha superado el umbral del 7% del capital de Telefónica. De esta manera, el grupo estatal ha dado un acelerón para alcanzar el 10% y cumplir el mandato del Consejo de Ministros. Además, la SEPI ha trasladado a Telefónica la solicitud de que se incorpore al consejo de administración de la operadora Carlos Ocaña Orbis como consejero dominical en representación de los intereses accionariales de la sociedad estatal.

El nombramiento como consejero se ha formalizado posteriormente por la vía de la cooptación, para su ratificación en la próxima junta de accionistas, que tendrá lugar en 2025. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica ha señalado que Ocaña tendrá carácter de consejero dominical, en representación del accionista SEPI. Además, el consejo, previo informe de la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Buen Gobierno, ha nombrado a Ocaña vocal de la Comisión Delegada y de la Comisión de Auditoría y Control.

La Comisión Delegada es clave en la gestión de la compañía, al tener capacidad decisoria de ámbito general, con delegación expresa de todas las facultades que corresponden al consejo de administración, excepto las que son legal, estatutaria o reglamentariamente indelegables. Así, esta comisión proporciona al consejo de administración una mayor operatividad y eficacia en el ejercicio de sus funciones, facilitándole el apoyo necesario a través de los trabajos que realiza, especialmente en la medida en la que su composición es más reducida que la del propio consejo y que se reúne con mayor frecuencia que este.

En la actualidad, la Comisión Delegada está formada por los dos consejeros ejecutivos, José María Álvarez-Pallete y Ángel Vilá, presidente y consejero delegado de la compañía, respectivamente; los dos consejeros dominicales, Isidro Fainé y José María Abril, en representación de CriteriaCaixa y BBVA, respectivamente; el consejero otro externo, Javier de Paz; y los independientes Pëter Loscher, Javier Echenique y Claudia Sender Ramírez; además del secretario general, Pablo de Carvajal. De esta manera, con la incorporación de Ocaña, estarán presentes en esta comisión los tres consejeros dominicales. Falta por saber si Saudi Telecom Company (STC), controlada por el fondo soberano de Arabia Saudí, que ya posee un 4,9% de Telefónica de forma directa, pide entrar en el consejo.

La llegada de Ocaña ha supuesto la salida de la consejera independiente Carmen García de Andrés, presente en el órgano de gestión de Telefónica desde 2017. La operadora ha ido reduciendo progresivamente el número de consejeros en los últimos años, para adaptarse a la normativa de buen gobierno. En el citado hecho relevante, la compañía indica que el consejo ha aceptado la renuncia voluntaria presentada por García de Andrés, por motivos personales y “con el fin de contribuir al proceso de la renovación ordenada del consejo de administración de Telefónica”. La consejera formaba parte también de las comisiones de Auditoría y Control y de Sostenibilidad y Regulación.

Perfil del nuevo consejero

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha defendido este miércoles el perfil de Ocaña, señalando que es un candidato idóneo para ejercer el cargo de consejero de Telefónica en representación de la SEPI. Ante las cuestiones sobre la cercanía de Ocaña al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero, Cuerpo ha afirmado que, si se atiende al currículum de Ocaña, se aprecia un elemento diferencial, al haber trabajado en puestos de responsabilidad, tanto en el sector público como el privado.

Ocaña, que actualmente es adjunto al director general del Real Madrid, fue coautor, junto a Pedro Sánchez, del libro, La nueva diplomacia económica española, publicado en 2013. Con anterioridad, había trabajado en la Oficina Económica de Rodríguez Zapatero, entre 2004 y 2008.

Rápido avance en el capital

El cambio en el accionariado de Telefónica, con la entrada de la SEPI, se ha reproducido a gran velocidad. El 25 de marzo, la entidad estatal comunicó que había adquirido un 3,044% del capital; el 15 de abril había alcanzado el 5,034% y el 26 de ese mismo mes, comunicaba una participación del 6,169%. Estas compras en el mercado han provocado una subida del precio de la acción, que se ha revalorizado en torno a un 8% en el último mes, volviendo a sobrepasar la cota de los 4,30 euros, su precio máximo desde el verano de 2022.

Con esta evolución, la participación de la SEPI es de 407 millones de acciones, equivalentes al 7,079% del capital de Telefónica. En la información remitida a la autoridad bursátil de Estados Unidos (SEC), la sociedad estatal precisa que ha pagado un precio medio por cada título de 3,973 euros, lo que implica que la inversión total ronda ya los 1.617 millones de euros.

SEPI ha dejado clara siempre su vocación de permanencia en Telefónica. “La participación de SEPI permitirá proporcionar a Telefónica una mayor estabilidad accionarial para que la compañía alcance sus objetivos y, por ende, contribuirá a la salvaguarda de sus capacidades estratégicas”, dijo el brazo industrial del Estado, que ha vuelto al capital de la teleco tras la privatización de 1997, durante la presidencia de Juan Villalonga, con el Gobierno de José María Aznar.

Esta entrada de la SEPI abre una nueva etapa en Telefónica, con el Estado como primer accionista, una vez que alcance el 10% del accionariado. Telefónica también está pendiente de los movimientos de STC que, en septiembre de 2023, anunció la compra de un 9,9% del capital de la teleco, por 2.100 millones de euros. La operadora árabe se hizo con un 4,9% del capital directamente en acciones y otro 5% en derivados. No obstante, para superar el 5% debe recibir permiso del propio Gobierno, dado el carácter estratégico de Telefónica en cuestiones como la defensa y la seguridad nacional, de ahí que la inversión indirecta aún se haya concretado.

En la junta de accionistas de Telefónica, celebrada en abril, el presidente, José María Álvarez-Pallete no citó expresamente a STC y SEPI, aunque sí se refirió a ambos grupos de forma indirecta. “Damos la bienvenida a los que han decidido participar en ese futuro y, por supuesto, agradecemos a los que han recorrido el camino con nosotros, grandes y pequeños, porque supieron ver dónde había que estar”, afirmó el directivo en su discurso. Posteriormente, en sus respuestas a las preguntas de los accionistas, destacó que los nuevos accionistas contribuyen a la estabilidad accionarial de Telefónica, lo que “refleja confianza a largo plazo en la estrategia de la compañía”.

Telefónica Brasil eleva el beneficio un 7%

Por otro lado, el beneficio neto de Telefónica Brasil aumentó un 7,3% en el primer trimestre de 2024, hasta alcanzar los 896 millones de reales (unos 164 millones de reales.

Los ingresos netos se situaron en 13.546 millones de reales, un 6,5% más, y creciendo por encima de la inflación, impulsados por el “buen comportamiento” de los ingresos por servicios móviles (+9,3% interanual). Los ingresos fijos mantuvieron su comportamiento positivo (+1,6% interanual), impulsados por los ingresos del segmento de fibra (+14,7%). El ebitda se incrementó un 6,8%, con un margen del 39%, 0,1 puntos porcentuales más.

El flujo de caja operativo totalizó 3.403 millones de reales, un 4,5% más, con un margen del 25,1% sobre ingresos netos. El capex ascendió a 1.874 millones de reales (+11,2% interanual), esto es, el 13,8% de los ingresos.

La retribución al accionista (pagada hasta finales de abril) alcanzó 2.190 millones de reales en intereses de capital. Además, el 10 de julio de 2024 se pagarán 1.500 millones de los recursos resultantes de la reducción de capital, mientras que se han invertido 53 millones en recompras de acciones. Todo ello suma hasta ahora 3.743 millones de reales en retribución a los accionistas en lo que va de año. Para los años 2024 a 2026, la compañía se ha comprometido a distribuir una cantidad igual o superior al 100% del beneficio neto para cada año fiscal.

En el primer trimestre, la base de clientes de Telefónica Brasil alcanzó los 113 millones de accesos, de los cuales 100 millones son ya accesos móviles. El segmento de móviles pospago suma 3,9 millones de accesos en el último año y alcanza los 62,6 millones de accesos, con un gasto por cliente (ARPU) mensual de 51,2 reales (+6,8% interanual), mientras que la tasa de rotación o churn se situó en su nivel histórico más bajo (0,97%).

En el ámbito de la fibra, la teleco alcanzó los 26,8 millones de hogares pasados (+10% interanual) y 6,3 millones de hogares conectados (+12,3%), con el mayor valor de ARPU de los últimos dos años, 91,4 reales, un 2% más.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_