_
_
_
_
_

Más castigo para Grifols: se hunde un 35% tras publicar cuentas sin auditar y reducir un 71% los beneficios

La empresa baja más que el día de la publicación del informe de Gotham y marca el mínimo en más de una década. Cierra el año con flujo de caja negativo y alza del 2,5% en la deuda

Instalaciones de Grifols en Madrid.
Instalaciones de Grifols en Madrid.SUSANA VERA (REUTERS)
Santiago Millán

Grifols se ha estrellado en el examen del pasado ejercicio, con unos resultados muy esperados por el mercado después de las acusaciones de Gotham City Research sobre un posible falseamiento de las cuentas. Lejos de convencer, los datos han provocado el mayor desplome de su historia como cotizada, superior al recibido el 9 de enero, cuando trascendió el demoledor informe. Los títulos cerraron en 7,58 euros, con una caída del 34,9% (el 9 de enero el retroceso fue del 25%), acelerada a partir del mediodía, tras la conclusión de la conferencia con analistas y la apertura e Wall Street. Desde principios de año, las acciones se dejan un 47% de su valor, y cotizan en mínimos desde 2012, perdida ya la recuperación iniciada después de la publicación del primer informe de Gotham.

Nuevo castigo en Bolsa para Grifols
Belén Trincado Aznar

Las cuentas han reavivado los fantasmas que planeaban sobre la empresa desde aquel 9 de enero, en la medida en que Grifols, después de las dudas arrojadas por Gotham sobre la contabilidad, no ha publicado el informe anual auditado. Ha precisado, eso sí, que recibió confirmación por escrito de KPMG de que espera completar sus procedimientos internos y emitir su opinión de auditoría antes del próximo 8 de marzo. Pero no ha sido suficiente justo cuando se esperaba más de sus explicaciones.

Por si fuera poco, el consejero James Costos, antiguo embajador de EE UU en España, no ha firmado las cuentas. La empresa ha asegurado en su informe financiero que estuvo ausente en la reunión del consejo celebrada en Barcelona en el día de ayer por motivos personales. Grifols matizó que Costos “no ha manifestado disconformidad ni oposición alguna con la documentación”. Ninguno de los dos argumentos ha aliviado los temores del mercado.

“Los resultados son secundarios hasta que a través de la información solicitada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre sus cuentas, tras el informe publicado en enero por Gotham City Research, se aclaren la estructura corporativa y los intereses cruzados con las partes vinculadas”, afirmaron los analistas de Bankinter para razonar el castigo de los mercados.

Por su parte, Alantra incidió en la “decepcionante” previsión de flujo de caja libre para 2024, con equilibrio este año. La firma señala que, en la conferencia con analistas, las respuestas del director financiero estuvieron lejos de ser satisfactorias, y apunta a la cuestión sobre cómo reconciliar la previsión de ebitda de 1.800 millones de euros con una ausencia de generación de caja, especialmente cuando los directivos han reiterado que el fondo de maniobra debería ser neutral, tras las salidas de flujos en 2022 y 2023. Alantra subrayó que se esperaba un flujo libre de caja de 450 millones frente a ese equilibrio y la propia Gotham City volvió a usar la red social X (antigua Twitter) para mofarse de Grifols con memes a cuenta de este parámetro en concreto.

También en esa comparecencia al filo de abrir la bolsa en Nueva York, el presidente ejecutivo, Thomas Glanzmann, señaló que Grifols había respondido en tiempo y forma a las cuestiones planteadas por el regulador español tras la polémica, e indicó que la autoridad bursátil está llevando a cabo sus propias investigaciones. El directivo añadió que la auditora emitirá una opinión “limpia y sin salvedades”. Sea como fuere, la caída de Grifols se ha acelerado justo al terminar esta conferencia. A continuación, arrancó la cotización en Wall Street y la cuesta abajo de las acciones de la farmacéutica fue de vértigo.

Los resultados son secundarios hasta que a través de la información solicitada por la CNMV

Porque no había más que detalles preocupantes en las cuentas. Al flujo de caja y a la ausencia de una auditoría, también revelaron que una sociedad controlada por Grifols, BPC Plasma, abonó un dividendo de 266 millones de euros a Scranton, la sociedad patrimonial participada por la familia Grífols. Gotham apuntó en su momento a la supuesta consolidación irregular de BPC Plasma como una de las razones para su demoledor informe.

Fuentes del mercado consultadas por este diario han asegurado que el hecho de que los resultados se hayan presentado sin auditar no es habitual, pero tampoco “raro”, pues ya se han dado casos en el pasado de empresas que han comunicado a los inversores sus resultados sin la opinión del auditor. El retraso estaría relacionado con el cumplimiento de una serie de procedimientos que se están ultimando, si bien la compañía de hemoderivados ha preferido cumplir con su compromiso de presentar las cuentas este jueves para no levantar más dudas, después de las acusaciones de Gotham City. De hecho, los últimos días de febrero suelen ser la fecha habitual en la que Grifols suele rendir cuentas ante la CNMV.

Precisamente, las cuentas de 2023 son las últimas que KPMG audita a Grifols desde los años 90. La Ley de Auditoría, vigente desde 2014, obliga la rotación de las auditoras cada 10 años. Para ello, estableció un periodo de transición y determinó que las firmas que llevaran trabajando para una compañía desde antes de 1994 debían dar paso a la siguiente en 2020, salvo en los casos de auditoría conjunta, que abría la puerta a una prórroga de hasta 4 años. Esto lo que ha pasado en el caso de Grifols, que contrató también a Deloitte para revisar los estados financieros individuales antes de convertirse en el auditor principal.

Resultados

Con todo, Grifols buscó destacar algunos de los datos puestos en duda por Gotham en sus resultados de 2023. Así, señaló que redujo su ratio de apalancamiento durante 2023, gracias a la fuerte mejora del beneficio bruto de explotación (ebitda), desde 7,1 a 6,3 veces a final de 2023. La compañía explicó que, excluyendo el impacto de la normativa contable NIIF 16 (997 millones de euros), la deuda financiera neta fue de 9.420 millones de euros, un 2,5% más que a la conclusión de 2022. A final del tercer trimestre, sin embargo, la deuda había alcanzado los 9.540 millones, la cifra más alta de los últimos dos años. En cambio, al cierre del ejercicio, el grupo tenía una posición de liquidez de 1.141 millones, y una posición de tesorería de 526 millones.

Mejor fueron los ingresos totales, que aumentaron un 11%, hasta 6.592 millones de euros, nuevo récord histórico del grupo, con crecimiento en todas las unidades de negocio y regiones clave, según ha destacado el responsable de Operaciones, Víctor Grifols. Los ingresos de Biopharma alcanzaron 5.558 millones, con un crecimiento del 13,3%, “impulsado por el aumento del suministro de plasma, la sólida demanda subyacente de las principales proteínas, los precios favorables y el mix de productos”.

La empresa cerró el año con beneficios de 59 millones

Eso no impidió que el beneficio neto reportado se situase en 59 millones de euros en 2023, un 71% menos que en el ejercicio anterior. La compañía indicó que, excluyendo los gastos extraordinarios relacionados con los costes de reestructuración, que provocaron que la empresa entrara en pérdidas en el primer semestre, el beneficio alcanzaría los 206 millones.

Grifols aseveró igualmente que los ingresos procedentes de la venta del 20% de Shanghai RAAS al Grupo Haier se destinarán íntegramente a amortizar deuda. “Teniendo en cuenta esta transacción, la ratio de apalancamiento proforma se sitúa en 5,4 veces, mostrando un claro avance hacia el objetivo de cuatro veces”, ha indicado el director financiero, Alfredo Arroyo.

Está previsto que la alianza estratégica con el Grupo Haier se cierre en la primera mitad de 2024, permitiendo impulsar sinergias y capitalizar el potencial de China, un mercado de alto crecimiento en los sectores del plasma y el diagnóstico. Además, esta alianza prolonga el acuerdo de distribución exclusiva de albúmina con SRAAS durante los próximos diez años, extensible hasta 20.

La compañía, además, ha destacado los cambios en la gobernanza aprobados en los últimos días. “Hemos separado la gestión de la propiedad, simplificado estructuras y conformar un equipo líder en España”, ha explicado Glanzmann, quien comunicó que, a partir de 2025, pasará a ser presidente no ejecutivo del grupo.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Santiago Millán
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_