_
_
_
_
_
Empresas

El Estado, un inversor con 23.000 millones de euros en juego en el Ibex tras la orden de irrumpir en Telefónica

Con participaciones en Indra, IAG, Caixabank, Aena, Enagas y Red Eléctrica, el Estado sumará ahora a Telefónica a su cartera de inversión de empresas que cotizan en el principal selectivo del país

FILE PHOTO: The logo of Spanish Telecom company Telefonica is seen in Madrid
VIOLETA SANTOS MOURA (REUTERS)
Fernando Belinchón

Con la orden del Gobierno obligando a la Sociedad Estatal de Participaciones Estatales (SEPI) a tomar hasta el 10% de las acciones de Telefónica para convertirse así en el primer accionista de la teleco, el Estado ha reafirmado su papel de gran inversor del Ibex 35. En total, y contando los alrededor de 2.000 millones de euros que la SEPI destinará a la nueva adquisición, el Estado español acumula acciones de empresas del Ibex por valor de 23.200,4 millones de euros a precio de cierre de este martes.

En concreto, a través de la propia SEPI, el Gobierno está presente en el capital de Indra (27,99%, posición valorada en 699,16 millones), Redeia (20%, 1.624,86 millones), IAG (2,52%, 228 millones) y Enagas (5%, 218,37 millones), con lo que Telefónica se convertiría en la inversión más valiosa dentro del Ibex para la SEPI.

No obstante, las participaciones gubernamentales en el Ibex no solo se articulan a través de la SEPI. De hecho, el Estado guarda a su particular joya de la corona vía Enaire. Con una participación del 51% en Aena, el gestor aeroportuario de España, el Gobierno tiene acciones por valor de 13.558,95 millones de euros.

Esta lista de cotizadas del Ibex con presencia pública destacada la completa CaixaBank, una compañía que fruto de la fusión que tuvo con Bankia, tiene un 17,3% de sus acciones en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Esta participación vale a precio de mercado actual 4841,06 millones.

A comienzos del presente ejercicio, las participaciones del Estado en el Ibex tenían un valor de 18.801,57 millones de euros. En lo que va de año, además de por la operación anunciada este martes, la cifra ha aumentado considerablemente debido sobre todo al buen desempeño que ha tenido su principal posición, Aena, con una revalorización del 40,07% en el acumulado de 2023. En concreto, excluyendo el efecto que tendría en el valor conjunto la toma de la SEPI del 10% de Telefónica, el rendimiento de la cartera estatal del Ibex se eleva un 21,62% en el presente ejercicio, ligeramente inferior al 22,82% que acumula el índice en general.

Más allá del principal selectivo de nuestro país en sí, La SEPI cuenta con presencia en una amplia cartera de empresas. Desde no cotizadas tan históricas como Navantia, Tragsa o la Agencia Efe, a otras empresas que cotizan en Bolsa, pero fuera del Ibex. En este grupo se encuadran Ebro Foods, sociedad de la que controla el 10,36% suponiendo una participación valorada en 243,25 millones, y Airbus. La SEPI tiene el 4,12% del gigante de la fabricación aeronáutica, unas acciones que valen 4.539,18 millones de euros a precios actuales.

En definitiva, la lista de mayores posiciones del inversor llamado Estado queda con Aena a la cabeza (13.558,95 millones), le siguen CaixaBank (4.841,06 millones), Airbus (4.539,18 millones), y, ahora, se le sumará Telefónica (con 2.000 millones).

Otros “casos Telefónica” en Europa

Según ha informado la propia SEPI mediante un hecho relevante remitido a la CNMV, la SEPI señala que Telefónica es una compañía líder en el ámbito de las telecomunicaciones tanto en España como en el plano internacional. “Desarrolla un conjunto de actividades que resultan de crucial relevancia para la economía, el tejido productivo, la investigación, la seguridad, la defensa y, en definitiva, el bienestar de los ciudadanos”, señala.

Este surtido de actividades de “crucial relevancia” no es la primera vez que activa una toma de posiciones por parte de un Gobierno europeo en el principal proveedor de servicios de telecomunicación dentro de su país.

En el caso de Deutsche Telekom, el Estado alemán conserva un 30,46% de la empresa a través de dos participaciones, una bajo el banco alemán para el desarrollo y otra directamente atribuida al Gobierno. En Orange, Francia tiene alrededor del 23% de los títulos. Tanto en Deutsche como en Orange, el Estado tiene sus consejeros e influye en el rumbo de ambas compañías desde el órgano directivo. Por su parte, en Telecom Italia, la titularidad pública alcanza el 9,81% de la compañía. En los países nórdicos los Gobiernos también han optado por la vía de la presencia directa. Así, el Estado sueco posee el 41% de Telia, el noruego, más de un 54% de Telenor y el finés, el 10% de Elisa OYJ gracias a su vehículo de inversión estatal Solidium. Más al sur, Suiza (50,95% de Swisscom) o Austria (28,42% de Telekom Austria, siendo el segundo mayor accionista) son otros ejemplos.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_