_
_
_
_
_

Los sindicatos aprietan a Mercadona para asegurar el poder adquisitivo ante repuntes del IPC

La negociación del nuevo convenio entra en la fase final con la revalorización salarial por definir

Mercadona
Un trabajador de Mercadona en uno de sus almacenes logísticos.Mercadona
Javier García Ropero

La mesa de negociación del nuevo convenio colectivo de Mercadona, que afecta a los 95.000 asalariados que tiene en España, entra en su fase final con la cuestión salarial como único y crucial punto por cerrar tras las reuniones mantenidas este jueves y viernes.

Empresa y sindicatos están convocados a una nueva ronda de negociación este lunes, fecha que será clave para que el documento final quede encarrilado. La intención de ambas partes es firmarlo y presentarlo antes de Navidad, por lo que con toda probabilidad el acuerdo se cerrará la próxima semana.

Para ello, queda por resolver el mecanismo que definirá la revalorización salarial de la plantilla. Como publicó este periódico, la propuesta inicial de Mercadona pasaba por asegurar hasta un 1,5% de la subida del IPC anual, y vincular el resto de los incrementos a sus resultados anuales, hasta un alza máximo del 5%. Unos porcentajes que se mejorarán, tal y como aseguran fuentes de la negociación, aunque está aún por acordar en qué proporción.

Los sindicatos aprietan para que Mercadona garantice el poder adquisitivo de la plantilla ante posibles repuntes inflacionarios, como los sucedidos en los últimos años, y que no quedarían cubiertos bajo el planteamiento inicial de la compañía.

La mayoría sindical de la mesa de negociación, que de partida pedía mantener la fórmula de revalorización en base al IPC, acepta que la compañía introduzca el componente de sus resultados en la ecuación, a cambio de una mayor generosidad en los porcentajes de la revalorización. En concreto, que los ratios que se utilicen puedan garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo.

La representación laboral confía en que los resultados de la compañía difícilmente vayan a flaquear en los próximos años. De hecho, las fuentes consultadas aseguran que los de 2023 serán muy positivos para la compañía que preside Juan Roig.

Por encima del AENC

Los sindicatos toman como referencia el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), firmado entre los sindicatos y las patronales empresariales a principios de este año. Este fija incrementos fijos del 4% en 2023, del 3% en 2024 y del 5% en 2025, con una cláusula de revisión en caso de que el IPC supere esos porcentajes en los años de vigencia. En ese caso, el pacto recoge alzas adicionales de hasta el 1%.

Lo que defienden los sindicatos en la negociación con Mercadona es que esa garantía ante incrementos inesperados del IPC sea mayor, de manera que durante la vigencia del convenio, que se prevé para cinco años, no haya ninguna pérdida de poder adquisitivo por parte de la plantilla. “Si los resultados de la empresa acompañan, y la inflación supera los niveles previsibles, lo que pedimos es que la empresa asuma ese esfuerzo”, explica uno de los sindicatos.

Un punto para el que no se prevén modificaciones es el de la jornada anual. Los sindicatos vienen reclamando en los últimos años su reducción, esta vez con el trasfondo de la intención del Gobierno de rebajar a 37,5 horas la jornada semanal.

Mercadona tiene ahora la jornada anual máxima, de 1.824 horas, con 40 horas semanales. En la negociación, la compañía ha trasladado la imposibilidad de reducirla en 2024 al tener ya hecha la planificación, y su compromiso de estudiarlo durante la duración del convenio.

La referencia  del acuerdo en la Comunidad de Madrid

Una referencia en cuanto a acuerdos en convenios colectivos en la distribución es el que alcanzaron este jueves las patronales y los sindicatos en la Comunidad de Madrid. Tras una amenaza de huelga en las fechas de mayor demanda de las navidades, las partes pactaron una subida salarial del 5% para 2023, del 4% para 2024 y del 3% para 2025. Además, se ha incluido una cláusula para incrementar esos porcentajes en otro 1% en caso de que el IPC supere los mismos. Eso hace que, tanto en 2023 como 2024, las subidas puedan igualar, o incluso superar, el máximo del 5% que Mercadona había planteado en su primera propuesta. Eso sí, la tendencia a la baja del IPC, con un dato acumulado hasta noviembre del 3,2%, asegura que la cláusula de garantía no se llegará a aplicar.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_