_
_
_
_
_

Elon Musk y Mistral AI buscan fondos para engancharse a la carrera por la IA

La startup del dueño de X, xAI, planea recaudar 1.000 millones de dólares para seguir el ritmo marcado por OpenAI, Microsoft y Google. La startup francesa, a punto de captar 450 millones de euros

Elon Musk, fundador de la startup de inteligencia artificial xAI, y Arthur Mensch, CEO de Mistral AI.
Elon Musk, fundador de la startup de inteligencia artificial xAI, y Arthur Mensch, CEO de Mistral AI.Alejandro Fernández Medina

La carrera para desarrollar inteligencia artificial (IA) generativa se ha intensificado a medida que los gigantes tecnológicos luchan por lograr la supremacía en esta tecnología que ha marcado 2023 y promete acelerar en 2024. La competición arrancó hace un año con el lanzamiento de ChatGPT, y hoy tres compañías –OpenAI, Microsoft y Google– han tomado una clara delantera. Pero otras no tiran la toalla y aprietan para alcanzarlas. Una es xAI, la startup de IA de Elon Musk, que busca recaudar 1.000 millones de dólares (unos 928 millones de euros), según revela en un documento presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés).

El CEO de Tesla y SpaceX y dueño de X (antes Twitter), intenta con esta operación mantener el ritmo impuesto por sus rivales. Su compañía ya ha recaudado 134,7 millones de dólares de cuatro inversores, con una primera venta realizada el 29 de noviembre, y ha alcanzado un “acuerdo vinculante” para el resto de acciones a la venta (por un total de 865,3 millones), tal y como especifica en la citada presentación al regulador estadounidense. Musk pide a los inversores que aporten un mínimo de dos millones de dólares.

El multimillonario empresario fue uno de los cofundadores de OpenAI en 2015, pero abandonó el proyecto tres años más tarde por desavenencias con otros fundadores como Sam Altman. El pasado julio, Musk lanzó xAI y en noviembre presentó su primer modelo de IA, un chatbot “sarcástico” llamado Grok, que aún no ha hecho su debut público, aunque hay una lista de espera para usar el prototipo, según The Guardian. Grok, que ha sido entrenado en X, la red social que Musk compró por 44.000 millones hace un año, estará disponible para ciertos suscriptores premium de X, que pagan unos 16 dólares al mes.

El magnate aseguró que Grok rendiría mejor que ChatGPT y en noviembre se enzarzó en una disputa en línea al respecto con Altman. “Grok está diseñado para responder preguntas con un toque un poco ingenioso y tiene un lado rebelde, ¡así que no lo uses si odias el humor! También responderá algunas preguntas picantes que son rechazadas por la mayoría de los otros sistemas de IA”, indicó Musk, que sostiene que OpenAI no existiría sin el y que ha sido “idiota” al no mantener parte del control de esta compañía. El magnate indicó el pasado mes que los inversores de X poseerían el 25% de xAI.

Otra empresa que pisa el acelerador para financiarse y engancharse a la carrera por la IA generativa es la francesa Mistral AI. La compañía está en la recta final para recaudar 450 millones de euros de inversores como Nvidia y Salesforce en una ronda de financiación que valora la compañía en unos 2.000 millones de dólares, según informó Bloomberg, que cita a personas conocedoras del acuerdo.

Dicho acuerdo incluye más de 325 millones de euros en capital de inversores liderados por el fondo Andreessen Horowitz, que está en conversaciones para invertir 200 millones de euros. El fabricante de chips Nvidia y el de software, Salesforce, han acordado aportar otros 120 millones de euros en deuda convertible, añadieron las fuentes citadas, que advierten que algunos detalles de la operación pueden aún cambiar.

La transacción llegaría menos de seis meses después de que Mistral AI captara 113 millones de dólares (unos 105 millones de euros), una suma enorme para una startup tecnológica europea. En ese momento la empresa fue valorada en 240 millones de euros. Entre sus inversores estaban el fondo estadounidense de capital riesgo Lightspeed Venture Patners, Eric Schmidht (exCEO de Google) y el banco de inversión Bpifrance. Este último y Lightspeed participarían también en la nueva ronda, a la que se suma General Catalyst.

La startup, con sede en París, nació en mayo de 2023 de la mano de tres treintañeros especializados en inteligencia artificial: Arthur Mensch, exinvestigador de DeepMind, la empresa de IA de Google, y Guillaume Lample y Timothée Lacroix, ambos exempleados de Meta con cargos vinculados a esta tecnología, que promete grandes beneficios futuros.

La valoración de 2.000 millones de Mistral AI, que aún no ha cumplido ni un año de vida, muestra el optimismo que desatan las startups especializadas en IA. Sus tres cofundadores acordaron vender más de un millón de euros cada uno en capital como parte del acuerdo sellado, según documentos a los que ha tenido acceso Bloomberg. A diferencia e OpenAI, esta compañía, que planea lanzar su primer producto de IA a principios de 2024, está construyendo un modelo de lenguaje basado solo en datos de código abierto disponibles públicamente (para evitar problemas legales).

Las empresas de IA generativa, una tecnología que permite generar automáticamente textos e imágenes similares a las humanas, han recaudado miles de millones de dólares este año. Solo OpenAI, creadora de ChatGPT, ha logrado compromisos de inversión de 13.000 millones de Microsoft. Por su parte, Google, que ayer lanzó su modelo de IA más avanzado, Gemini, se comprometió en octubre a invertir 2.000 millones en Anthropic, una startup cofundada por ex ejecutivos de OpenAI.

El gigante de las búsquedas ya había inyectado en febrero otros 400 millones en esta compañía, en la que Amazon invertirá 4.000 millones, según anunció en septiembre. Anthropic ha creado su propio chatbot Claude.

Que el incipiente sector de la IA está en auge lo demuestran también otros gigantes de Silicon Valley como Meta y el interés por otras startups ligadas a esta actividad. La empresa de Mark Zuckerberg está invirtiendo miles de millones de dólares en sus propios productos internos de inteligencia artificial. Y la estadounidense Inflection AI, otro rival de OpenAI, recaudó recientemente 1.300 millones de dólares en una ronda liderada por Microsoft y Nvidia, dispuestas a diversificar sus apuestas en este campo.

En Europa, también la alemana Aleph Alpha, que vende IA generativa como servicio, anunció en noviembre una inyección de 500 millones de dólares, la mayor recaudación de fondos de una firma europea de IA hasta la fecha. La operación fue liderada por un grupo de empresas alemanas: Schwarz Group (dueño de los supermercados Lidl), Bosch, SAP y Burda Principal Investments.

Los esfuerzos de recaudación de fondos llegan tras la reciente crisis vivida en OpenAI, que ha mostrado los problemas de gobernanza que sufre la startup. Algunas voces ya alertan del riesgo de una posible burbuja en torno a la IA, pero otras lo descartan.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_