_
_
_
_

Iberostar prevé una cifra de negocio récord para 2023 por el tirón de ventas de W2M

W2M, la división de viajes, augura que facturará 2.100 millones en 2023. La hotelera tantea nuevas inversiones en Europa y Norte de África.

Carlos Molina
Sabina Fluxá, consejera delegada y vicepresidenta de Iberostar
Sabina Fluxá, consejera delegada y vicepresidenta de Iberostar

Iberostar es la última hotelera que exhibe músculo financiero en el año de la recuperación completa de la industria de los viajes. El grupo hotelero fundado por la familia Fluxá prevé una facturación histórica, con crecimiento de doble dígito tanto para la cifra de negocio como para el ebitda (resultado de explotación). “El año 2023 ha superado nuestras expectativas en términos de demanda, tanto en nuestra cadena hotelera Iberostar como en W2M, la división de viajes y distribución. Hemos visto una evolución muy positiva por parte de nuestros mercados emisores y un fuerte crecimiento en las reservas, creciendo sobre el año 2022 a doble dígito, tanto en ventas como en ebitda”, resaltan desde la compañía.

Y el principal responsable de ese nuevo máximo histórico es la división de viajes W2M, que ha experimentado un crecimiento de las ventas sin precedentes y que se ha visto obligada a revisar al alza sus previsiones para este ejercicio. Fue el consejero delegado de W2M, Gabriel Subías, el que avanzó recientemente que la previsión de facturación para este año (1.860 millones de euros) se había quedado corta ante la aceleración imprevista de la demanda para la última parte del año y que seguramente cerrará con una cifra de 2.100 millones de euros. Una cifra que contrasta con los 2.353 millones de euros que facturó el grupo balear en 2019, última fecha en la que el grupo balear comunicó sus resultados.

Todo incluido

Los dos principales ejes de crecimiento del negocio hotelero serán el nuevo modelo de todo incluido y la recuperación de la inversión para abrir hoteles tras varios años de parón por la pandemia. “En los últimos años hemos realizado importantes inversiones de mejora de producto y continuamos con proyectos de reposicionamiento como el resort Iberostar Selection Albufera en Mallorca”. Este complejo cuenta con dos hoteles y 850 habitaciones que, según la compañía, se ha convertido en “un referente de nuestro modelo de turismo responsable en la región de Europa, Oriente Medio y África que el cliente ya está apreciando”. Se trata de replicar el modelo de todo incluido de lujo que ofrece en sus inmuebles en el Caribe para tratar de fidelizar a clientes europeos que quieran disfrutar de esa experiencia sin tener que hacer un vuelo transoceánico. El nuevo complejo cuenta con siete piscinas, tres restaurantes temáticos y tres restaurantes buffet.

Crecimiento orgánico

El crecimiento orgánico, bien a través de hoteles de nueva creación o de activos ya existentes, será el otro vector para ganar tamaño. Desde la hotelera confirman que los nuevos hoteles en construcción en Aruba y República Dominicana “continúan a buen ritmo”. En paralelo, la compañía reconoce que sigue analizando oportunidades de expansión, “tanto en nuevos destinos y en mercados donde ya estamos presentes, tales como España, Portugal, Grecia, Croacia, Montenegro y países del norte de África, siempre respetando el entorno y las comunidades locales que rodean a nuestros hoteles y resorts.”

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Archivado En

_
_