_
_
_
_

La ‘Starship’ de Musk vuelve a fracasar: despega con éxito pero explota de nuevo

SpaceX culmina sólo la primera fase del proyecto después de que en abril explotase la nave al poco de despegar

CINCO DÍAS
Momento del lanzamiento de la segunda 'Starship' desde Texas.
Momento del lanzamiento de la segunda 'Starship' desde Texas.JOE SKIPPER (REUTERS)

SpaceX, la compañía aeroespacial del magnate Elon Musk, lanzó este sábado desde Texas la segunda prueba del Starship -la nave más grande y más poderosa del mundo en alcanzar el espacio- después de que un primer test terminara en abril pasado con la explosión de la nave debido a que el propulsor y la cápsula no se separaron, lo que sí ocurrió hoy, tras un retraso de 24 horas respecto a la primera fecha prevista. El problema es que, una vez alcanzado el espacio, ha vuelto a explotar.

El despegue del Starship sobre su enorme propulsor Super Heavy, de 33 motores Raptor, se llevó a cabo en Boca Chica (Texas) alrededor de las 7:03 (14:03, hora española), según informa Efe. “¡Fue realmente mejor que el lanzamiento anterior!”, señaló SpaceX en su cuenta de X (antiguo Twitter), sin hablar en ningún momento de una explosión.

“Si bien no sucedió en un laboratorio, ni en un banco de pruebas, fue absolutamente una prueba. Lo que hicimos proporcionará datos invaluables para continuar desarrollando rápidamente Starship”, escribió la compañía en su página de internet, donde tampoco detalla por ahora los pormenores del fallo.

Sin embargo, según CBS, los controladores de esta nave, la más grande y potente del mundo y con la que cuenta la NASA para regresar a la Luna, perdieron contacto con ella cuando llevaba unos 9 minutos de vuelo, a lo que siguió una gran nube de humo.

Estaba previsto que el monumental cohete diera una vuelta casi completa a la Tierra, en el plazo de una hora y media, antes de caer en el Pacífico, cerca de Hawái. No obstante, aunque avanzó hoy en el proceso, terminó igualmente con un percance cuando se encontraba a unos 145 kilómetros (90 millas) de la Tierra, según The New York Times.

Después de la separación, la primera etapa, el Super Heavy, se estropeó antes de caer en las aguas del Golfo de México, y aunque el Starship logró continuar su camino, fue poco lo que avanzó antes de explotar, según CBS. “Con una prueba como esta, el éxito proviene de lo que aprendemos, y la prueba de hoy nos ayudará a mejorar la confiabilidad de Starship mientras SpaceX busca hacer que la vida sea multiplanetaria”, indicó SpaceX.

El Starship esperaba alcanzar velocidades cercanas a la orbital en esta vuelta a la Tierra, para estar mucho más cerca de aprovechar completamente su potencial. La compañía de Elon Musk no logró su meta de alcanzar una órbita cercana con esta nave, que junto con el cohete propulsor mide 121 metros de altura (equivalente a más de 35 pisos).

Según SpaceX, Starship será un sistema de transporte reutilizable diseñado para transportar tripulación y carga a la órbita de la Tierra, la Luna, Marte y “más allá”. SpaceX ha pasado meses trabajando en la aprobación por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés), que autorizó el segundo test el miércoles pasado al considerar que “cumplió con todos los requisitos de seguridad, medio ambiente, políticas y responsabilidad financiera”. La FAA por su parte señaló que investigará la “pérdida” del cohete de hoy y de forma preliminar dijo que no ha causado lesiones a personas ni daños a la propiedad.

El lanzamiento estaba previsto para el viernes pero se pospuso un día debido a la necesidad de reparar una de las cuatro aletas de rejilla del Super Heavy que permiten dirigir el cohete durante el reingreso a la atmósfera terrestre y ayudan al aterrizaje.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_