_
_
_
_

La caída de los precios del petróleo y del gas lastra los beneficios de las grandes petroleras europeas

Shell y TotalEnergies reducen sus beneficios casi un 50% en el segundo trimestre del año

Logo de la empresa Shell.
Logo de la empresa Shell. Getty

La estabilización de los precios de la energía ha puesto punto final a los resultados extraordinarios de las principales petroleras europeas. Shell y TotalEnergies han informado este jueves de fuertes caídas en sus ganancias del segundo trimestre en comparación con el mismo periodo de 2022, arrastradas por la caída en los precios del petróleo y gas y los márgenes de refino.

Ambas compañías incumplieron las previsiones de ganancias de los analistas, al registrar beneficios totales para el periodo abril-junio de alrededor de $5.000 millones de dólares cada una. Esto representa una disminución del 56% interanual para Shell y del 49% para TotalEnergies. Aun así, esto estuvo en línea con el rendimiento de Shell en 2021, mientras que TotalEnergies superó sus resultados previos a la invasión. Los datos de Repsol, presentados este jueves a la CNMV, se encuentra ligeramente por debajo de esto, con una caída en los beneficios del 44%.

Las acciones de Shell bajaron un 1.9% en las primeras horas de la mañana, mientras que los títulos de TotalEnergies limitaron su caída solo un 0.4%. En comparación, el índice europeo de compañías de petróleo y de gas (SXEP) se dejaba un 1% al iniciar la jornada. En el caso de la petrolera angloholandesa, los inversores castigan los cambios en su programa de recompra de acciones, que se limitará a $3.000 millones de dólares en los próximos tres meses y $2.500 millones después de eso, mientras que TotalEnergies ha decidido mantener un plan anunciado de $2.000 millones para el tercer trimestre.

El consejero delegado de Shell, Wael Sawan, ha afirmado que la compañía mostró un “fuerte rendimiento operativo... a pesar de un entorno de precios de materias primas más bajo”, mientras que el director ejecutivo de TotalEnergies, Patrick Pouyanne, ha señalado que el trimestre mostró un “suavizamiento del entorno del petróleo y gas”.

Y las perspectivas no son mejores. El contrato de gas holandés de referencia para el próximo mes se negoció por última vez a 30.70 euros por megavatio hora, en comparación con los más de 100 euros del año pasado, que incluyeron un pico de más de 300 euros en agosto, y los 70 euros a principios de este año. Los analistas TotalEnergies espera que los precios promedio del gas natural licuado (LNG) se mantengan bajos en el tercer trimestre del año, pero anticipa un aumento de hasta 50% en la cotización durante el invierno debido a la demanda asiática y europea.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_