_
_
_
_

Mark Schwartz (AWS): “Las renovables y el estilo de vida español están atrayendo a las empresas tecnológicas”

Uno de los líderes del negocio en la nube de Amazon a nivel global asegura que esta tecnología puede ayudar a las empresas a salir de la crisis, y que la inteligencia artificial está profundamente integrada en su negocio desde hace décadas

Luis Alberto Peralta
Mark Schwartz de Amazon Web Sevice (AWS)
Mark Schwartz de Amazon Web Sevice (AWS)aws

Hace algunos años, algunas personas se hubieran referido a Mark Schwartz como un “gurú”. La pasión por la tecnología llevó a este egresado de Yale en un viaje tanto por el sector privado como por el público, en los que abogó por las metodologías informáticas Agile, Lean y DevOps (tres grandes tendencias en la programación que buscan optimizar y agilizar los procesos). Tras desenvolverse siete años como Director de Información de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU, Schwarz aterrizó en Amazon en 2017 para trabajar como Enterprise Strategist en Amazon Web Services (AWS), la subsidiaria de negocios en la nube. Ahora, responde a CincoDías sobre la coyuntura del negocio tecnológico, la nube y su apuesta y visión sobre la inteligencia artificial (IA).

Pregunta. ¿Cómo afecta la actual crisis inflacionista a los costes de las empresas tecnológicas occidentales?

Respuesta. No se trata solo de la inflación. Hay mucha incertidumbre en la economía actualmente. Una vez que se apaciguó la crisis provocada por la pandemia, el optimismo se apoderó de las empresas de todos los sectores, que vieron cómo se liberaba la demanda acumulada y sus beneficios empezaban a incrementarse. Dado que los tipos de interés eran bajos, era fácil disponer de dinero para invertir en crecimiento futuro. Pero la incertidumbre reapareció y las empresas se volvieron más cautelosas respecto al crecimiento. En consecuencia, se han visto obligadas a centrarse más en cómo controlar los costes.

P. ¿Cómo pueden hacer frente a esta crisis las empresas europeas?

R. Las empresas tecnológicas, como las de todos los sectores de actividad, deben encontrar la manera de ser resistentes frente a los ciclos económicos y las constantes disrupciones. La nube es fundamental para que puedan desarrollar esta capacidad de resiliencia. Les proporciona la agilidad necesaria para responder a circunstancias cambiantes, ampliando o reduciendo la capacidad, y modificando la dirección a medida que descubren que diferentes arquitecturas y tecnologías satisfacen mejor las nuevas necesidades. Pero sobre todo, les da acceso a tecnologías emergentes a las que no pueden acceder fácilmente en sus propios centros de datos, como el aprendizaje automático, computación en el borde, la realidad virtual y aumentada o la analítica avanzada. En la nube es posible construir arquitecturas altamente resistentes. Esta tecnología ya está ayudando a las empresas europeas en tiempos difíciles. Por ejemplo, Heineken ha ahorrado unos 21 millones de dólares gracias al aprendizaje automático, que realiza predicciones inteligentes sobre el mantenimiento de los intercambiadores de calor. Volkswagen construyó Volkswagen Industrial Cloud, que utiliza los servicios de Internet de las Cosas (IoT) de AWS para conectar datos de todas las máquinas, plantas y sistemas de más de 120 fábricas. La Nube Industrial de Volkswagen produce un aumento del 30% en la productividad y una disminución del 30% en los costes de fábrica, y ahorra 1.000 millones de euros en costes de la cadena de suministro.

P. ¿Está creciendo el negocio de los servicios en la nube en Europa?

R. Los gobiernos europeos han priorizado la transformación digital y verde de la economía y la sociedad, con objetivos muy ambiciosos para el 2030 liderados por la Comisión Europea. En este contexto, las administraciones públicas y las empresas europeas han acelerado sus procesos de modernización y digitalización, de ahí que la nube en Europa siga creciendo. Según IDC, la inversión en servicios cloud alcanzará los 148.000 millones de dólares en Europa en 2023, y los 258.000 millones en 2026. Esto indica una tasa de crecimiento anual del 22% en el periodo comprendido entre 2021 y 2026.

P. Los servicios en nube son objeto de críticas por su consumo de energía y su impacto medioambiental ¿Cambiará esto pronto?

R. Trabajamos a diario para reducir nuestro impacto medioambiental, así como el de nuestros clientes. Amazon está en camino de abastecer sus operaciones con un 100% de energía renovable para 2025, cinco años antes de nuestro objetivo para 2030, y ya en 2021 alcanzamos el 85% de energía renovable en todas las operaciones de Amazon. No solo somos el mayor comprador corporativo de energía renovable del mundo, sino que también hemos invertido mucho en generar nuestra propia energía a partir de fuentes renovables. Amazon y AWS han anunciado inversiones en 18 proyectos renovables en España, tres de los cuales ya están en funcionamiento. Cuando estén plenamente operativos, estos proyectos generarán más de 1,55 GW de capacidad de energía renovable en España, suficiente para abastecer a más de 850.000 hogares españoles en un año.

P. ¿Es España un mercado atractivo para AWS?

R. Al igual que en el resto de países europeos, apostamos por invertir en España a largo plazo. Decenas de miles de clientes en la Península Ibérica, incluyendo más del 75% del índice IBEX35, están innovando con nosotros. Banco Santander, Cabify, Hospital Clinic de Barcelona, Meliá International Hotels, Renfe, Repsol, y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, son algunos ejemplos.

P. ¿Qué necesita España para convertirse en un hub tecnológico mundial?

R. Durante los últimos años, España ha dado un salto en potencial tecnológico. La disponibilidad de energía renovable, buenas infraestructuras y talento, y el estilo de vida español están atrayendo a las empresas tecnológicas. Un ejemplo es la recién inaugurada Región AWS en España, compuesta por diferentes centros de datos, que ya está creando un hub tecnológico en Aragón. La Región apoya más de 1.300 puestos de trabajo a tiempo completo al año gracias a una inversión prevista de más de 2.500 millones de euros en España a lo largo de 10 años. También estimamos que la Región añadirá 1.800 millones de euros al PIB español en el mismo periodo de tiempo. Además de posibilitar que los clientes ejecuten cargas de trabajo y almacenen datos de forma segura en España, a la vez que prestan servicio a los usuarios finales con una latencia aún menor, la Región en España está atrayendo inversiones adicionales a España y Aragón, generando así un hub tecnológico de referencia en el país. Por ejemplo, socios nuestros como DXC y Seidor están generando nuevos puestos de trabajo en torno a la Región. DXC ha anunciado que su Centro de Excelencia Cloud en Aragón aumentará su plantilla en un 50%, superando los 1.500 profesionales especializados en tecnologías cloud. Seidor también anunció la creación de su primer Centro de Excelencia en Aragón con 50 empleados. El propio Gobierno de Aragón anunció la creación de un centro tecnológico próximo a nuestros centros de datos.

P. ¿Qué papel juega inteligencia artificial en el negocio de Amazon?

R. Las semillas de un cambio de paradigma en el aprendizaje automático existen desde hace décadas, pero con la disponibilidad inmediata de una capacidad informática prácticamente infinita, una proliferación masiva de datos y el rápido avance de las tecnologías de aprendizaje automático, los clientes de todos los sectores están adoptando y utilizando rápidamente esta tecnología para transformar sus negocios. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático han sido fundamentales para el negocio de Amazon durante más de 20 años, y muchas de las funciones que los clientes usan en Amazon.com se basan en ellos. Nuestro motor de recomendaciones de comercio electrónico está impulsado por aprendizaje automático; la optimización de las rutas de recogida robótica en nuestros centros logísticos están impulsadas por el aprendizaje automático; y nuestra cadena de suministro, previsión y planificación de la capacidad se basan en ello también. Prime Air (nuestros drones) y la tecnología de computer vision de Amazon Go (la experiencia en tienda que permite a los consumidores seleccionar artículos de una estantería y salir de la tienda sin pasar por caja) emplean aprendizaje profundo. Alexa, impulsada por sistemas de aprendizaje automático, ayuda a los clientes miles de millones de veces cada semana a gestionar hogares inteligentes, comprar, obtener información y entretenimiento, y mucho más. Tenemos miles de ingenieros en Amazon comprometidos con el aprendizaje automático, y es una gran parte de nuestra herencia, ética y futuro.

P. ¿Qué nuevo proyecto tienen en este campo?

R. Recientemente, hemos anunciado innovaciones en toda nuestra cartera de aprendizaje automático para respaldar las aplicaciones de inteligencia artificial generativa, incluido Amazon Bedrock, que facilita el desarrollo de aplicaciones de inteligencia artificial generativa. Amazon Bedrock es un nuevo servicio totalmente administrado para crear y escalar aplicaciones inteligencia artificial generativa que ofrece a los clientes acceso mediante API a modelos básicos preentrenados de startups de IA y a varios diseñados por nosotros mismos en AWS. También hemos anunciado la disponibilidad general de Amazon CodeWhisperer, nuestro servicio de código potenciado por inteligencia artificial, al que los desarrolladores particulares pueden acceder de forma gratuita, sin límites de uso.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_