_
_
_
_

Aena capta el interés de diez empresas de seguridad privada para vigilar sus aeropuertos

Eulen, Ilunion, Trablisa o Segurisa, entre otras, entran en una fase de diálogo competitivo con la compañía pública

Javier Fernández Magariño
Decenas de viajeros en la T4 de Madrid-Barajas.
Decenas de viajeros en la T4 de Madrid-Barajas.Efe

El concurso para contratar los servicios de seguridad privada en los 46 aeropuertos y dos helipuertos de la red de Aena ha captado el interés de diez empresas, destacando la vuelta de Eulen o la renovada presencia de algunas de las actuales adjudicatarias, como Segurisa y Trablisa, esta última con Vibrasen Servicios Generales.

Además, se han presentado la UTE formada por Garda y Tagesa; la que integran Grupo Control de Seguridad y Simoba; la oferta de Sistach; la de I-SEC, que también comparece con Alerta y Soluciones de Seguridad; y pujan en este proceso Ilunion y Sureste Seguridad, cada una de ellas por su lado. El presupuesto dempartida es de unos 1.500 millones de euros.

El gestor aeroportuario argumenta que este nivel de concurrencia garantiza la adjudicación del servicio en todos los aeropuertos, que fueron divididos en 13 lotes. Aena abrirá ahora un diálogo competitivo en el que podrían variar los citados lotes o se tratarán aspectos como la duración de los contratos, que fue fijada inicialmente en cuatro años más una posible prórroga de un año más. Cerrada esa ronda de negociaciones, las licitadoras tendrán que presentar las ofertas definitivas.

Aena ha explicado que el tanteo con las potenciales adjudicatarias permitirá “seleccionar la oferta óptima para cada aeropuerto o lote de aeropuertos”. La empresa pública estima que habrá invertido 1.170 millones en instalación y suministro de equipos de seguridad física entre 2018 y 2028. Uno de los desafíos es aligerar el paso de los viajeros por los filtros de seguridad, por lo que se llama a las proveedoras a un proceso de modernización tecnológica en materia de detección de explosivos (equipos EDS estándar 3) en bodega o en el control de pasajeros, a través de sistemas biométricos y de escaneo a distancia. Entre las innovaciones en los aeropuertos españoles figura el nuevo equipamiento EDSCB, por el que los viajeros no tendrán que exponer sus dispositivos electrónicos en los controles.

Este es uno de los mayores concursos de servicios promovidos por la Administración; la estimación es que las ganadoras cuenten con cerca 5.500 vigilantes y más de 2.000 auxiliares. Esta licitación de Aena surge medio año después de la aprobación del nuevo convenio colectivo estatal de empresas de seguridad para el periodo 2023-2026, con una subida salarial aparejada es del 16%.

El último concurso de seguridad, fallado en noviembre de 2020, vino marcado por el alza de costes laborales que salió de las huelgas de 2018. Ese conflicto llegó a colapsar El Prat y supuso una crisis sin precedentes para Vueling. Tal fue ese impacto que los grandes de la seguridad, como Prosegur, Securitas y Eulen, decidieron no presentar ofertas ante lo que entendían como márgenes excesivamente estrechos. Trablisa y Segurisa se consolidaron entonces como las dos marcas más presentes en los controles de los aeropuertos.

Los 13 lotes del concurso

Los 46 aeropuertos y los dos helipuertos de la red han sido divididos en 13 lotes, con la inspección de pasajeros y el Fast Track de Madrid-Barajas como primero de ellos.

El segundo es el de la inspección del equipaje en bodega del aeropuerto madrileño, a lo que se suman Madrid Cuatro Vientos, Valladolid y Salamanca.

El lote 3 está formado en exclusiva por el centro de gestión aeroportuaria de Barajas. El cuarto paquete es el del control de viajeros en Barcelona-El Prat. El quinto agrupa la inspección de equipajes en bodega de El Prat y la seguridad en Girona, Reus, Zaragoza, Sabadell y Huesca. Y el lote 6 afecta al centro de gestión aeroportuaria de El Prat.

Los seis lotes restantes reúnen al resto de los aeropuertos del país. El séptimo grupo de servicios de seguridad alcanza a los aeropuertos de Gran Canaria, Tenerife Sur, Tenerife Norte, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, El Hierro y La Gomera. Los aeropuertos de Islas Baleares conforman el octavo lote, con Palma de Mallorca, Menorca, Ibiza y Son Bonet. El noveno grupo está formado por Alicante, Valencia, Murcia, Almería y Albacete. Los aeropuertos de Málaga, Granada-Jaén y Melilla, y los helipuertos de Ceuta y Algeciras, confomrna el décimo. El número 11 ofrece el contrato de seguridad en Sevilla, Jerez, Córdoba y Badajoz. El duodécimo agrupa a los del norte, con Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Logroño, Pamplona, Santander y Burgos. Y el último de los paquetes que sale a concurso es el de los aeropuertos de Santiago, A Coruña, Vigo, Asturias y León.

La mayor parte de los contratos en vigor expiran entre noviembre y diciembre de este año. Como excepción, el servicio de seguridad del centro de gestión aeroportuaria de Madrid Barajas, en el que se controla la infraestructura a través de más de 5.000 cámaras, con tinúa hasta final de enero de 2024. También pasan al próximo ejercicio las adjudicaciones en los dos aeropuertos de Tenerife y en el de La Palma, donde la prestadora de la vigilancia está contratada hasta el 31 de marzo. En el de Murcia, por último, no habrá cambio hasta el 31 de mayo de 2024.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_