_
_
_
_

Codere reduce pérdidas un 22% hasta marzo con sus mayores ingresos en cuatro años

La compañía de juego perdió 23 millones en el primer trimestre

Un salón de apuestas de Codere.
Un salón de apuestas de Codere.Manuel Casamayon
Javier García Ropero

Codere cerró el primer trimestre del ejercicio con su mayor cifra de ingresos y su menor volumen de pérdidas de los últimos cuatro años. La compañía de juego registró entre enero y marzo una pérdida neta de 22,9 millones de euros, un resultado un 21,6% mejor que el del mismo periodo del año anterior, gracias a la buena evolución de su facturación.

Esta creció un 19% hasta los 350 millones, la cantidad más elevada desde 2019. La compañía avanza hacia la plena recuperación de su negocio tras el impacto que sufrió en la pandemia. En el cuarto trimestre de 2022 ya superó los ingresos de ese mismo periodo de 2019, y en el primero de 2023 se ha quedado a apenas cuatro millones.

La compañía, eso sí, sigue sin dar beneficios. Sí avanza en otras variables, como su beneficio operativo, que fue positivo en 7,5 millones, cuando en el primer trimestre de 2022 seguía en negativo por casi dos millones. El ebitda mejora un 44% hasta 53,1 millones, y el ebitda ajustado un 25% hasta 65,1 millones. La cuenta de resultados de Codere sigue castigada por unos elevados gastos financieros, derivados de los intereses de deuda. Estos llegaron a 42 millones entre enero y marzo, un 25% más, que se comen la rentabilidad que puede generar su operativa corriente.

La compañía destacó el “buen desempeño en Argentina y México”. El primero sigue siendo el mercado más importante para Codere en ingresos, con un crecimiento del 19% y 87 millones facturados. En México el incremento fue mayor, del 31%, llegando a 65,3 millones. En Europa, la mejora fue inferior: del 5,3% en Italia, con 72 millones ingresados, y del 6% en España, hasta 46,2 millones. El negocio online rindió de forma notable, con un alza del 55,4%, generando unos ingresos de 37,4 millones.

En la presentación enviada a inversores, Codere reseña una liquidez a nivel grupo de 122,7 millones, y una deuda bruta total en el entorno de los 1.300 millones.

La compañía de juego está inmersa en una nueva revisión de su estrategia, y en plena búsqueda de un nuevo consejero delegado, tras cesar en marzo a Alberto González del Solar y Alejandro Rodino, que compartían esta responsabilidad. La empresa espera nombrar un primer ejecutivo en julio para que empiece a aplicar su nuevo plan estratégico.

Este seguirá centrado en los principales mercados: Argentina, México y España, según explicó a finales de mayo, dejando fuera de esa lista de prioridades a Italia, que en la actualidad es el segundo mercado en facturación.

“Hemos establecido las bases para la nueva etapa del grupo, con nuestro compromiso total de mantenimiento del portfolio bajo gestión, en especial con las operaciones de Argentina, México y España, sin ningún mandato explícito de realización de la red de activos”, dijo el CEO interino, Emilio Zaffignani, hace unos días. Sus actuales propietarios, una serie de fondos acreedores que cambiaron deuda por acciones del grupo, se han comprometido a inyectar 100 millones para darle mayor oxígeno financiero.

Codere cerró 2022 con una pérdida consolidada de 215,7 millones de euros, un 36% inferior a la sufrida en el año anterior, con unos ingresos de 1.313,4 millones, un 62% más.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Javier García Ropero
Redactor de la sección de empresas, especializado en distribución, gran consumo y economía del deporte. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Especialista en información económica de la UIMP. Desarrolla su carrera en CincoDías desde 2011 tras haber pasado por El Mundo y Vocento.

Archivado En

_
_